Bolsa, mercados y cotizaciones

Rollán no supo de la presencia de amianto en Metro cuando fue consejero

Madrid, 14 dic (EFE).- El vicepresidente regional, consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno madrileño, Pedro Rollán, ha asegurado hoy que no recibió ninguna notificación de la presencia de amianto en Metro de Madrid mientras fue de consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid entre 2015 y 2017.

"Durante mi etapa como presidente de Metro de Madrid, a mí no se me dio traslado en ningún momento ni en el consejo de administración ni en ningún otro tipo de reunión o conversación de la situación de la que estamos hablando en estos momentos", ha indicado Rollán en su comparecencia ante la comisión de investigación del Parlamento regional sobre la presencia de amianto en el suburbano madrileño.

El portavoz del Ejecutivo regional ha resaltado que entre 2006 y 2018 "no se ha incumplido la ley y no se ha hecho absolutamente nada contrario a la misma".

Rollán ha indicado que se enteró de la presencia de amianto en Metro de Madrid cuando ya era consejero de Medio Ambiente a través de los medios de comunicación.

Tanto el PSOE como Podemos le han preguntado repetidamente a Rollán si fue negligente que el consejero delegado de la empresa, Borja Carabante, no le informara de la presencia de amianto en Metro pese a saberlo desde marzo de 2017.

"Ni me parece bien ni me deja de parecer", ha respondido el exconsejero, a cuyo juicio "se informó a quien se tenía que informar, a los sindicatos y a los trabajadores" y quien ha asegurado que "no ha habido ocultación" de información.

El hecho de que Carabante no informara a Rollán aun siendo este su superior "no significa", en opinión del segundo, "que por parte del consejero delegado no se adoptaran las medidas necesarias".

Rollán ha explicado que "el criterio que hace detonar el elevarlo al Consejo de Administración" de Metro fue la primera notificación de un caso de enfermedad profesional enviada por la Seguridad Social, en septiembre de 2017.

El vicepresidente madrileño ha acusado a la oposición de "empañar el buen nombre del Metro de Madrid" y ha afirmado que Carabante, actuó de manera "diligente" desde que tuvo constancia de la presencia de amianto en el suburbano.

También ha defendido el nombramiento de Carabante, que le correspondió a él cuando era consejero, y que ha argumentado aludiendo a la "trayectoria profesional" del consejero delegado.

La gestión de Carabante al frente de Metro, ha agregado el vicepresidente, ha sido "muy satisfactoria".

"No existe en estos momentos una situación de riesgo", ha asegurado Rollán, que ha apuntado que el "escenario laboral de hace cuarenta años ha cambiado muy mucho" y ha dicho haber tenido "cientos de veces pedazos de uralita en la mano" al usar máquinas radiales "con quince años".

El plan de retirada del amianto de Metro de Madrid, dotado con 140 millones de euros a invertir hasta 2025, es según Rollán un "esfuerzo económico muy importante" que ha sido "mayoritariamente suscrito por los sindicatos", por lo que "tan nefasto no podrá ser".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin