Bolsa, mercados y cotizaciones

Apple supera expectativas y cierra su año fiscal con unos ingresos y beneficios récord

  • La firma prevé un menor crecimiento en el futuro y su acción cae
  • La tecnológica vende menos iPhone pero su precio medio es más caro
Nueva York

Apple registró en su cuarto trimestre fiscal, que comprende los meses entre julio y septiembre, un beneficio neto de 14.125 millones de dólares sobre unos ingresos de 62.900 millones de dólares, un 20% más que en el mismo periodo del año pasado. De esta forma, la de Cupertino cerró su año fiscal 2018 con unos ingresos récord de 265.595 millones de dólares y un beneficio neto histórico de 59.531 millones de dólares. Sin embargo, la firma reconocer que el crecimiento futuro es algo más incierto de lo esperado, lo que está haciendo que las acciones caigan hasta un 7% en el after hours de Wall Strret.

Entre su último trimestre fiscal, la de la manzana vendió 46,8 millones de iPhones, sin cambios con respecto hace un año, pero los ingresos obtenidos gracias a su smartphone aumentaron un 29%, hasta los 37.185 millones de dólares. Apple despachó además 9,6 millones de iPads, un 6% menos que en mismo periodo de 2017 y 5,2 millones de ordenadores Mac, experimentando una caída del 2%.

El consenso del mercado esperaba que la de Cupertino registrase unos ingresos de 61.570 millones de dólares y un beneficio por acción de 2,78 dólares. El baremo del mercado contaba con una venta de alrededor de 47,5 millones de iPhones, 10,53 millones de iPads y 4,87 millones de ordenadores Mac.

"Estamos encantados de informar de otro trimestre récord que culmina un fantástico año fiscal 2018, el año en el que hemos puesto en el mercado nuestro dispositivo iOS número 2.000 millones, celebrado el décimo aniversario de la App Store, y logrado las mayores ventas y beneficios en la historia de Apple", señaló el consejero delegado de Apple, Tim Cook, en un comunicado.

"En los últimos dos meses, hemos lanzado grandes avances para nuestros clientes, con nuevas versiones de iPhone, Apple Watch, iPad y Mac y nuevas versiones de nuestros cuatro sistemas operativos, y entramos en la temporada de fin de año con la mejor línea de productos y servicios hasta la fecha", añadió.

Precisamente, para su primer trimestre fiscal, que comprende los meses de octubre a diciembre, Apple espera ingresos de entre 89.000 millones y 93.000 millones de dólares y un margen bruto de entre el 38% y el 38,5%.

Entre las cifras dadas a conocer el jueves, destaca el aumento del 17% en los ingresos generados por la categoría de servicios de la compañía, que aportó 9.981 millones de dólares, más que el doble de las ventas generadas por los iPad. En la familia catalogada como otros productos, donde se incluye el Apple Watch y del que la compañía no ofrece cifras concretas, las ventas aumentaron un 31% con respecto al año pasado, hasta los 4.234 millones de dólares.

Por regiones, las ventas en China experimentaron un avance del 16% hasta los 11.411 millones de dóalres. En EEUU, el mercado más importante de la compañía, generó 27.517 millones de dólares, un 19% más, mientras que el europeo aumentó un 18% hasta los 15.382 millones de dólares.

El director financiero de Apple, Luca Maestri, incidió en que la compañía cerró un año récord tras registrar su mejor cuarto trimestre, con crecimiento de doble dígito en todos sus mercados, desde el punto de vista geográfico. "Hemos establecido nuevos records para el trimestre de septiembre en iPhone y en wearables, además de récords históricos en Servicios y en Mac", señaló.

Maestri también hizo mención a los 19.500 millones de dólares generados en flujo de caja operativo y los más de 23.000 millones de dólares retribuido a los accionistas a través de dividendos y recompras de acciones, lo que elevó el capital devuelto a sus inversores en el año fiscal 2018 hasta casi los 90.000 millones de dólares.

Menos iPhones, a precios más elevados

Uno de los principales factores a los que el mercado presta atención cuando se trata de Apple es el precio medio de sus smartphones. Cook y sus chicos parecen haber encontrado una fórmula para contrarrestar el menor volumen de venta de sus iPhones y esta se centra en aumentar el coste del gadget sobre el que se sostienen los ingresos y beneficios de la compañía.

El coste medio de su iPhone alcanza, según la fuente, alrededor de 770 dólares, pero esta cifra debe aumentar a medida que la nueva familia de teléfonos presentada recientemente cala entre los consumidores.

El año pasado, la de la manzana comenzó a vender el iPhone X a 999 dólares, convirtiendo dicho modelo en el más caro de la compañía. Por su parte, el iPhone 8 aumentó su coste en 50 dólares hasta los 699 dólares, cuando se compara con su predecesor, el iPhone 7. Esta estrategía ha ayudado a la compañía más valiosa del mundo, según su precio en bolsa, a impulsar el coste medio del iPhone a lo largo de este año.

En 2018, la nueva línea de iPhones se ha encarecido aún más. El iPhone XR cuesta 749 dólares, cien dólares más que el iPhone lanzado hace solo dos años, mientras que los modelos XS y XS Max comienzan cuentan con un precio base de 999 y 1.099 dólares, respectivamente.

Las acciones de Apple acumulan en lo que llevamos de año una rentabilidad de casi el 30%. Después de haber logrado sobrepasar una capitalización bursátil del billón de dólares, los títulos de la manzana han sufrido junto al resto del sector tecnológico el azote de la volatilidad y las caídas en bolsa registradas el mes pasado. Aún así, la compañía ha mantenido el tipo, cerrando octubre borrando un 3,1%.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin