Bolsa, mercados y cotizaciones

Las piezas que faltan en el puzzle del BCE tras Guindos: Weidmann apunta al puesto de Draghi

  • Antes de que acabe 2019 se sustituyen 4 de los 6 miembros del Comité
  • El alemán puede ser demasiado agresivo para obtener consenso

Con Luis de Guindos a apenas unos pasos de hacerse con el puesto de vicepresidente del BCE, la renovación del Banco Central Europeo no ha hecho más que comenzar. Cuatro de los seis miembros del Comité Ejecutivo de la entidad serán sustituidos antes de que acabe 2019, lo que incluye al presidente Mario Draghi. Guindos recuerda a su sucesor que encontrará un entorno más tranquilo

Con todavía tres puestos más en juego, el premio gordo será para quien se haga con el sitio que dejará el banquero italiano el 1 de noviembre de 2019. Y todo apunta a que el camino -aunque no está exento de obstáculos- se está allanando para que Jens Weidmann, actual presidente del Bundesbank, se haga con el puesto. 

Según una encuesta entre economistas realizada por Bloomberg, el germano es el principal favorito para hacerse con el puesto, por delante del francés François Villeroy de Galhau, gobernador del banco de Francia; y del que fue rival de Guindos hasta ayer, el irlandés Philip Lane. En esta línea, el exministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, daba por descontado en una entrevista esta mañana en Onda Cero que el próximo presidente del BCE será un candidato alemán. 

"Con Alemania vencida en la presidencia del BCE durante un periodo largo, creemos que el país se está posicionando para lograr el puesto top del organismo, probablemente a través de una candidatura de Jens Weidmann", resaltan desde UBS. 

Después de muchos años con un tono 'dovish' (con un discurso más moderado) en el seno de la entidad, la elección del teutón posiblemente aceleraría la normalización monetaria. "Una parte importante de los miembros del Consejo votan lo que el presidente. Si esta tendencia continúa con Jens Weidmann a la cabeza, esto podría llevar a un camino de normalización monetaria más rápido, comenzando en la segunda mitad de 2019", señalan en la entidad helvética.

Según los cálculos del banco, si el BCE siguiese ese camino sería un apoyo para el euro, el sector bancario y una rentabilidad más alta en la deuda de la eurozona. Dentro del Consejo de Gobierno del BCE -compuesto por los 19 gobernadores del banco central y los seis miembros del Comité-, Weidmann es uno de los componentes más hawkish (de línea agresiva) y ha sido uno de los que ha copado más titulares -ver gráfico-. Con todo, Maxime Sbaihi, analista de Bloomberg, cree que los comentarios del alemán se han moderado en los últimos tiempos, lo que "podría ser una forma de posicionarse como sucesor de Draghi". 

No tan seguro

Y es que aunque Jens Weidmann aparece como favorito en todas las quinielas para hacerse con el puesto de presidente del BCE, el camino que tendrá que superar no será fácil. "Nuestra opinión es que es demasiado hawkish para tener el apoyo de una amplía mayoría de los estados miembros", reflexionan en ABN Amro. "Esto podría abrir la puerta a un candidato más centrista del Norte de Europa y Lane encaja con esta descripción", concluyen en la entidad de los Países Bajos. 

"Con De Guindos, las posibilidades de que Weidmann sea elegido crecen, pero esto está lejos de ser algo hecho", señalan en ING. Así, explican que el apoyo de los países del Sur sería débil, que son más los puestos que están en juego, que la igualdad de género quedaría aún más debilitada en la entidad y que debilitaría la credibilidad del "whatever it takes" del BCE. 

Con todo, este no es el único puesto que hay que sustituir antes del fin del próximo año: el puesto de Peter, economista jefe de la entidad y miembro del Comité, quedará vacante en mayo de 2019; y el de Benoît Cœuré, miembro del Comité, debe ser reemplazado en Diciembre de 2019. Y, en cualquier caso, las posibilidades de que la configuración del BCE sea más dura son muy elevadas.

"Tres de los cuatro puestos que se deben reemplazar [todos salvo el del francés Cœuré] están en manos de miembros con una de las posiciones más dovish. Esto incrementa las posibilidades de que el Comité sea algo más centrista o hawkish antes de finales del próximo año", explican desde Bank of America Merrill Lynch. 

comentarios10WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 10

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Al grano
A Favor
En Contra

Cuando van a subir los tipos de interés al 6%?

Puntuación 6
#1
achtung
A Favor
En Contra

"menos siesta y mas trabajar"

Puntuación 6
#2
achtung...
A Favor
En Contra

"menos siesta y mas trabajar"

Puntuación 3
#3
todo a 100
A Favor
En Contra

1# muy bueno jajaja, cuando el BCE deje de comprar deuda píºblica, es decir financiar a los estados, los bancos de la zona euro están dopados de deuda publica de Españistan, Italia, Grecia.... TODO IMPAGABLE tener la prima de riesgo casi a cero es el antidoto sino saltarí­a por los aires el EURO y la Europa a la carta de la serñora Merkel.

Puntuación 7
#4
Merkel no es tonta
A Favor
En Contra

Alemania esta exportando como nunca si ellos tuvieran el marco alemán estarí­a muy sobrevalorado perjudicando muchisimo sus exportaciones para ellos el EURO mejor que el marco a cambio de que los ahorros de los españoles no suban nada mejor bajen me refiero a los pisos y los cero tipos de interés

Puntuación 3
#5
Yomismo
A Favor
En Contra

El ario tiene cara de amargado, creo q disfrutaria haciendo daño a paises de sangres menos puras. Aunque nadie a hecho mas daño al mundo q los arios, ellos estan orgullosos de serlo

Puntuación 1
#6
Sean
A Favor
En Contra

La que va a salir de ahí­ no es muy buena para el populacho.

Vayan atándose los cinturones...

Los de arriba no tienen que preocuparse, es lo íºnico que sabe legislar la UE, para la globalización, los grandes, etc...

Puntuación 3
#7
pues vaya
A Favor
En Contra

¿es que no se enteran en europa que viene del partido mas corrupto de españa?

¿hay tanto cazo como en la era de rodrigo rato?

Puntuación 2
#8
torquemada
A Favor
En Contra

El inminente nombramiento de Luis de Guindos al frente de la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE) nos ha dado una prueba más de por qué la Unión Europea (UE) se va a pique. No existe ningíºn sentimiento de unidad, de comunidad entre los diferentes Estado miembro, sino que se encuentran luchas de poder, intereses cruzados, que dejan a los diferentes pueblos europeos desvalidos, absolutamente desamparados como conejos a merced de los halcones.

Tal y como nos cuenta Beatriz Rí­os desde Bruselas, España habrá de pagar peaje para que Guindos consiga su retiro dorado, recompensa por los servicios prestados. ¿De qué otro modo podrí­a haberlo conseguido si la Eurocámara lo veí­a como un candidato de segunda? Entre otras cosas, será obligatorio apoyar incondicionalmente al candidato alemán, el actual jefe del Bundesbank, Jens Weidmann, para la presidencia del BCE, desplazando al italiano Mario Draghi.

El movimiento ya no es que no interese a la UE en general, entendiendo a ésta no como un club de paí­ses en abstracto, sino como el conjunto de pueblos que siguen a merced del golpe de Estado neoliberal encabezado por Alemania, es que ni siquiera beneficiará a España. Weidmann representa todas las polí­ticas que los Gobiernos de Zapatero y Rajoy han aplicado sin rechistar en nuestro paí­s, torpedeando la lí­nea de flotación de nuestra democracia al alterar con nocturnidad y alevosí­a la Constitución para beneficiar a los bancos sobre las personas.

Todo vale para conseguir el retiro dorado a Guindos. ¿No se han preguntado qué hay detrás de la retirada del candidato irlandés, Philip Lane? Su candidatura pasó por encima de la de Guindos, por su amplia experiencia al frente de un banco central, académico e independiente. Dicen los analistas de Bruselas que la propia Irlanda sabí­a que, a pesar de ser el mejor sucesor de Draghi desde el punto de vista competente, Lane no tení­a posibilidad de superar la lucha de poder de los cuatro amiguetes que mueven en realidad Europa. En el mejor de los casos, se hará con un puesto en el Consejo Ejecutivo del BCE.

Guindos lo sabí­a, por eso nunca se le percibió preocupado aun cuando la Eurocámara poco menos que lo humilló. Se sabí­a ganador, ya saben, aquello de “se cuenta con apoyos, pero no se cuentan los apoyos” o, dicho de otro modo, “no destapamos el juego de trileros que nos traemos entre manos en Europa”. Y así­ ha sido. El que lideró Lehman Brothers en la gestación de la crisis para, después, regalar a los bancos españoles más de 60.000 millones de euros de dinero píºblico mientras l@s español@s buscaban comida en los contenedores de basura, ya tiene su retiro dorado.

Puntuación 6
#9
ideales y peninsulares
A Favor
En Contra

este ya tiene una gran experiencia de leman brothers, es el ideal

Puntuación 5
#10