Bolsa, mercados y cotizaciones

Los gestores aeroportuarios baten al mercado cuando los bonos suben

Foto: Archivo

No todas las compañías temen por igual el fuerte repunte que han sufrido las rentabilidades de los bonos en el arranque del año. Según un informe de UBS, los gestores de aeropuertos europeos, entre los que se encuentra Aena, tienden a batir a su índice de referencia, el Stoxx 600, cuando las rentabilidades de la deuda a largo plazo, véase el 10 años alemán, experimentan subidas de más de 75 puntos básicos en un determinado periodo de tiempo. Así ha ocurrido en siete de las últimas ocho ocasiones en las que el interés del Bund ha experimentado un repunte de tal magnitud en los últimos treinta años.

Parte de ese blindaje ante un repunte en las rentabilidades de los bonos a largo plazo, ocasionado por la caída de sus precios, se debe al impacto limitado que ocasiona sobre su generación de flujo de efectivo a medio plazo, explican desde este banco de inversión, en parte porque el 80% de su deuda se encuentra cubierta a tipos fijos.

Así, por ejemplo, entre diciembre de 1993 y octubre de 1994, periodo en el que el interés del bono alemán a una década escaló 200 puntos básicos, los gestores aeroportuarios europeos -donde además de Aena incluyen en el estudio a ADP, Fraport o a Flughafen Zurich- sacaron 5 puntos de rentabilidad al mercado -brecha que ha llegado a ampliarse, en ocasiones, hasta el 58% (ver gráfico)-.

El patrón se ha cumplido siempre en los últimos veinticuatro años, con una sola excepción: la de 1999, en el que este tipo de compañías perdió un 18% frente al 1% del mercado. Aquel año estaba previsto que entrara en vigor la directiva europea que imponía eliminar el duty free (la venta libre de impuestos) en los aeropuertos europeos firmada en 1991 que, en opinión de UBS, explica su peor evolución en bolsa así como la mayor presión regulatoria que Reino Unido introdujo sobre BAA. En este arranque de año, las cuatro grandes del sector en Europa ceden un 0,5%, de media, frente al 3,3% que pierde el Stoxx 600.

A menudo, unos rendimientos más altos en los bonos suelen ir ligados a una mejora en el ciclo económico, que compensa el aumento del coste de capital que se produce cuando éstos llegan. Es la situación en la que se encuentra el mercado ahora, que anticipa mayor crecimiento e inflación.

"Las condiciones económicas dan apoyo al crecimiento del tráfico de pasajeros en 2018", explican en UBS. De hecho, las previsiones de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) es que los pasajeros por kilómetros transportados a nivel global (RPK, por sus siglas en inglés) aumenten un 6% este año, frente al 5,5% de los últimos cinco. Una cifra que se verá apoyada en la "nueva tecnología de los aviones, que facilita la apertura de nuevas rutas".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0