Bolsa, mercados y cotizaciones

Solo Gesiuris decide quedarse en Cataluña tras confirmar EDM su marcha a Madrid

  • EDM, Merchbanc, Trea, GVC Gaesco, Mediolanum y Arquigest mudan su sede
  • Si hay DUI, las firmas catalanas quedarían "en un limbo" regulatorio
  • Tiene la depositaría de sus fondos en Bankinter y Santander
Foto: Archivo

La vorágine que se ha producido en torno a la posible independencia de Cataluña ha provocado una estampida de las empresas que tienen allí su sede. También en el ámbito de la inversión, donde únicamente Gesiuris asegura a elEconomista que va a mantener su oficina principal en Barcelona.

Hasta ayer, desde EDM Gestión, la segunda mayor firma de inversión catalana con un patrimonio de 1.120 millones según Inverco -sin contar a CaixaBank AM y Sabadell AM- y que además tiene el fondo de bolsa española más longevo (EDM-Inversión, que ha ganado un 3% anualizado en la última década), garantizaban que no iban a "hacer nada" al respecto y ni se planteaban cambiar su sede central a otro sitio. No obstante, hoy mismo ha emitido un comunicado en el que anuncia que trasladarán su domicilio social a Madrid "con el objetivo de salvaguardar la seguridad jurídica y proteger por encima de todo los intereses de los clientes". Además de en Barcelona, también tienen oficina en Madrid, México y Luxemburgo.

Así, Gesiuris es la única gestora de fondos que a día de hoy mantiene su sede en la ciudad condal. La firma tiene allí su sede, además de disponer de oficinas en Madrid, y gestiona unos 318 millones de euros según los últimos datos de Inverco. "Existe mucho oportunismo de poca calidad en torno a estos planteamientos", critica Jordi Viladot, presidente de Gesiuris, y confiesa que está tranquilo porque la mayoría de los activos de Gesiuris "están depositados en bancos de primer nivel altamente solventes (Bankinter y Santander), aunque si estuvieran en CaixaBank o Sabadell estaría igual de tranquilo".

Esa es una de las razones que mejor justifican su permanencia en la región en medio de una estampida: la depositaría de sus fondos. Aunque ya no es un problema, porque tanto CaixaBank como Sabadell ya han movido su sede a Valencia y a Alicante, respectivamente. Gesiuris, como aseguraba Viladot, tiene la suya en Santander y Bankinter.

Aunque, en realidad, las gestoras no tienen ningún riesgo porque sus fondos de inversión están al margen de los balances de las entidades y, por lo tanto, no se verían arrastrados por su eventual caída, al contrario que los depósitos o cuentas.

Pero no todas las firmas tienen la misma seguridad en estos momentos. En Solventis Gestión prefieren no tomar ninguna decisión hasta que no se aclare más el tema; pero tienen un plan te contingencia. Christian Torres, director general de la firma, reconoce que, "de momento, estamos donde estamos pero haremos lo mejor para nuestros accionistas e inversores". "Tenemos opciones, pero no activaremos ninguna hasta que el tema esté más claro", puntualiza, señalando sus oficinas en Madrid y Vigo como los posibles lugares a los que, llegado el caso, trasladaría su sede. Un proceso que, puntualiza, "no es inmediato, sino de intenciones, ya que es diferente el riesgo en una gestora a un banco".

En cualquier caso, desde la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) recuerdan que, si Cataluña fuera declarado otro país, aquellas gestoras que tuvieran allí su sede estarían fuera de su marco regulatorio. Se quedarían en "un limbo", aseguran.

Quién ha movido ficha

El previsto cambio de Sabadell AM y CaixaBank AM estaba ligado al futuro del banco al que ambas pertenecen. En el caso de la última ya se ha resuelto. Tal y como ha podido saber elEconomista, el viernes el Consejo de Administración de CaixaBank aprobó trasladar el domicilio social de la gestora al Paseo de la Castellana, 51 de Madrid, por ser el único centro plenamente operativo de CaixaBank AM, además del de Barcelona. Un cambio que, eso sí, no implicará movimientos de sus empleados, tal y como aseguran desde la propia firma.

Además de ellas, otras cinco gestoras han movido ficha en los últimos días. El último fue ayer. Trea AM, que gestiona 3.033 millones de euros en fondos, según Inverco, acordó cambiar su sede a Madrid para garantizar la permanencia de la gestora en la zona euro bajo la supervisión de la CNMV.

Sin embargo, uno de los movimientos que más revuelo ha generado es el de la firma GVC Gaesco Beka, cuyo Consejo de Administración ha acordado el traslado del domicilio social de Barcelona a Madrid. También el viernes, Arquia Banca (al que pertenece la gestora Arquigest) y Banco Mediolanum hicieron lo propio, anunciando que se mudarán a Madrid y Valencia, respectivamente.

A esta larga lista se suma, además, Merchbanc. Según ha podido conocer elEconomista, la firma ha decidido trasladar su sede a Madrid. Aunque no espera grandes sobresaltos en Cataluña, se trata de un trámite muy sencillo ante un entorno tan incierto.

Mientras, Caja Ingenieros y Degroof Petercam declinan manifestarse en relación a este tema. Además, elEconomista se ha puesto en contacto sin éxito con el resto de gestoras afectadas.

GVC Gaesco Beka, a Madrid

GVC Gaesco Beka es una protagonista especial en esta historia, ya que el bróker es propiedad de Joan Hortalá, presidente de la Bolsa de Barcelona, y de la familia Vallvé, históricos financiadores de Òmnium Cultural, entidad secesionista. Según ha podido saber elEconomista, María Angels Vallvé Ribera, presidenta del grupo GVC Gaesco, emitió el pasado jueves un comunicado a su red de agentes financieros en el que informó del traslado del domicilio social de la calle Dr Ferran en Barcelona a la Torre Serrano en Madrid (Gaesco compró la sociedad de valores de Bankia). En él, explicaba que el Consejo de Administración, anticipándose a cualquier circunstancia, acordó hace varias semanas su traslado ante la "preocupación por los acontecimientos de las últimas semanas". El acuerdo, ya formalizado, "se encuentra en trámite de inscripción en el Registro Mercantil y posteriormente como es preceptivo, será comunicado a la CNMV", recogía el comunicado. Se da la circunstancia de que Vallvé está casada con Joan Hortalá, accionista de la sociedad de valores y presidente de la Bolsa de Barcelona desde el año 1993 (en este plazo ha compaginado varios cargos en el sector privado). Y además, su hermano Joan Vallvé Ribera es el vicepresidente segundo de Òmnium Cultural, una de las sociedades que está luchando con más ahínco por la independencia de Cataluña. Se trata de una asociación sin ánimo de lucro que trabaja para promocionar el uso de la lengua catalana y promover el nacionalismo y la independencia de Cataluña. Fue fundada por el padre de ambos en los años sesenta.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin