Bolsa, mercados y cotizaciones

España es quién tiene más margen para subir el interés del depósito en Europa

  • La banca italiana y francesa paga diez veces más por sus plazos fijos
  • La rentabilidad de estos productos está en mínimos del 0,09% a un año

Uno de los daños colaterales de la laxa política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) se deja sentir en el bolsillo de los ahorradores. La gran dosis de liquidez que se deriva de ella ha acabado con la rentabilidad de los productos de menor riesgo, como son los depósitos, en los que los más conservadores lograban retornos de hasta el 5% hace cinco años.

Esa es precisamente una de las razones que alega Alemania cuando cuestiona la legalidad del programa de compra de deuda que Mario Draghi inició en marzo de 2015, porque, además de empobrecer al ahorrador alemán, reza, le obliga a buscar alternativas de mayor riesgo. Sin embargo, desde que arrancase el QE a la europea, sus depósitos no han sido los más perjudicados. Si su rentabilidad ha caído a la mitad desde entonces (del 0,49% al 0,28%), la de los españoles se ha desplomado aún más, pasando del 0,51% al 0,09%. La más baja de los principales países de la eurozona y la que tiene más margen, también, para recuperarse primero cuando se materialicen las subidas de tipos.

Aunque España llegó a ser el país que más pagaba por un depósito en los años en los que la banca se veía obligada a sacrificar márgenes con tal de obtener financiación vía particulares ante la imposibilidad de captarla en los mercados de capitales, las tornas han cambiado. Desde que Mario Draghi empezó a reducir el precio del dinero en Europa, allá por 2012, se ha visto un cambio en la estrategia del sector basado en su no necesidad de lograr pasivo... Ahora, el filón lo encuentran en la venta de fondos y otros productos cuyo margen sobre la cuenta de resultados es más amplio y, además, evitan también consumir recursos propios.

Hasta diez veces más

Según los datos del BCE, a cierre de junio, los rendimientos de los depósitos de la banca francesa (enfocada al segmento minorista más que al de la banca de inversión) y los de banca italiana (donde existe mayor competencia por su menor concentración en comparación a la española, en la que cuatro entidades controlan el 70% de la cuota de mercado en depósitos) son diez veces superiores a los de la española. A un año, ambos países remuneran con más de un 0,9% de rentabilidad el pasivo (ver gráfico). Son los más elevados, pero no los únicos que superan a España, que ofrece un 0,09%. En Portugal se paga un 0,32%; en Bélgica, un 0,41% y en Austria un 0,37%. Eso explica la aparición, por otra parte, de plataformas en nuestro país que permiten acceder al ahorrador español a depósitos de otros países europeos más rentables, como Raisin.

Un año más de 'sequía'

Abonar el retorno más bajo de Europa deja más margen de mejora a la banca española cuando el precio del dinero vuelva a subir. Y ese alza no se espera que llegue hasta, al menos, bien entrado 2018. Aunque hubo meses en los que se llegó a descontar que la subidas llegarían a finales del ejercicio actual, desencadenando un rally en la banca, Mario Draghi, preocupado por el efecto que las expectativas han tenido sobre el euro, se ha encargado de enfriarlas en sus últimas comparecencias hasta el punto de que el mercado retrasa ya a diciembre del año que viene la normalización de su política monetaria.

Uno de los efectos de los bajos tipos ha sido la caída del euríbor que, si bien ha aliviado las cuotas de las hipotecas a tipo variable referenciadas a este indicador, también ha sido un lastre en el retorno de los plazos fijos. "Es improbable que los costes de los depósitos aumenten hasta que el euríbor a 3 meses entre en territorio positivo", recordaba el equipo de Fidentiis en uno de sus análisis.

El tipo medio de interés al que se prestan dinero los bancos lleva en negativo desde hace dos años y no hay visos de que lo abandone hasta, al menos, 2019. A día de hoy el euríbor a tres meses se encuentra en el -0,329% y, según Bloomberg, la expectativa es que culmine el año que viene aún en el -0,18%.

Eso explica, junto al cambio de estrategia del sector ante la abundante liquidez motivada por las políticas expansivas de los bancos centrales, que algunas de las entidades españolas con más cuota en depósitos abonen tan solo un 0,02% por uno, como es el caso de BBVA; o un 0,04% en el de Bankia -ver gráfico-. A día de hoy, Popular, que siempre ofreció los depósitos más rentables en la época en la que la banca competía por captarlos, mantiene también una de las ofertas más agresivas en la actualidad. A la espera de que sea Santander quién tome las riendas de la entidad en los próximos meses, Popular ofrece un 0,25% por el pasivo a un año, que se eleva al 0,75% si se incluye la nómina. Fuentes del mercado aseguran que podría ser este banco quién de el primer paso, llegado el momento, de subir el interés de sus plazos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

miguel
A Favor
En Contra

Los españoles como siempre los últimos en todo.

Puntuación 28
#1
Al 1
A Favor
En Contra

Menos en choriceo y corrupcion....ahi somos los number 1

Puntuación 15
#2