Bolsa, mercados y cotizaciones

Gas Natural elevaría un 10% su beneficio si refinancia la deuda

  • Tiene que refinanciar el 32% de su deuda

Una de las principales consecuencias del QE lanzado por Mario Draghi ha sido la compresión en los rendimientos de la renta fija. Este descenso en las rentabilidades se ha exacerbado en el caso de la deuda corporativa después de que el banquero italiano incluyese los bonos de empresas en su programa de estímulos monetarios.

Esto ha hecho que las empresas ya se hayan beneficiado de unos costes financieros mucho más bajos en sus últimas emisiones y esta mejora tiene recorrido. Uno de los sectores que más partido puede sacar de esta circunstancia es el de las utilities (su ratio deuda/ebitda se sitúa entre las 2,5 y las 3 veces en la mayoría de los casos), y dentro del segmento Gas Natural se postula como la gran beneficiada. 

Según los cálculos de UBS, el beneficio por acción de la compañía esperado por el consenso de mercado para el periodo 2016-2018 podría elevarse un 10% gracias a la refinanciación de la deuda.

Con las estimaciones actuales de los analistas, Gas Natural se apuntaría un beneficio de 4.215 millones de euros entre 2016 y 2018, por lo que un aumento del 10% implicaría ganancias de 4.636 millones en el trienio. En el caso del beneficio por acción (bpa) los analistas esperan que se anote 4,19 euros, por lo que un incremento del 10% elevaría esta cifra hasta 4,6 euros.

Y es que según los datos de Bloomberg, casi 5.700 millones de deuda de la compañía vencen entre 2016 y 2018, lo que supone el 32% de su pasivo, frente al 20% de media de los compromisos financieros que tiene que refinanciar el sector en el mismo periodo. 

De este modo, el equipo de análisis de la entidad helvética destaca las posibilidades de Gas Natural, Enel y EDP al resaltar que tienen "más deuda con vencimiento entre 2016 y 2018, un coste de financiación más alto y una exposición más reducida a compromisos por pensiones y a una caída de los beneficios regulados". 

Fuentes de la compañía explican que la empresa no ha recomprado bonos en un contexto en el que los tipos han estado en niveles históricamente bajos, por lo que la deuda que ahora vence permitirá a Gas Natural financiarse a un tipo más reducido. La firma aprovechó los últimos años para emitir en monedas latinoamericanas en lugar de rebajar el coste de financiación.

La última vez que la firma gasista acudió al mercado captó 600 millones a diez años con un cupón del 1,25%. En 2014 la compañía realizó una emisión similar con vencimiento a 10 años y el rendimiento exigido se elevó hasta el 2,87%. Según los datos recopilados por UBS, la última emisión supone una reducción de 325 puntos básicos con respecto al coste medio de financiación de su deuda. Desde que realizó la emisión la rentabilidad de este bono ha retrocedido en 42 puntos básicos y los inversores ya solo exigen un rendimiento del 0,83% para comprar este papel

Cumplir con sus objetivos

En julio de este año Gas Natural anunció que preveía ganar durante este ejercicio entre 1.300 y 1.400 millones de euros, unas perspectivas que los expertos consideran creíbles. En concreto, el consenso espera que este año la compañía se anote 1.365 millones de euros de ganancias, una cifra que podría mejorar si se tiene en cuenta el análisis de UBS. 

"Esperamos que el tipo de cambio tenga un rol menos desfavorable y que la sólida actividad de las actividades reguladas continúe", explican desde Exane BNP Paribas, al tiempo que aseguran que "creemos firmemente que Gas Natural está bien posicionada para lograr sus objetivos de este ejercicio".  

Además, la compañía se ha fijado también como meta alcanzar un beneficio bruto de 5.000 millones de euros durante este año. En este sentido, el consenso también espera que la empresa sea capaz de cumplir las expectativas y prevén 5.036 millones de euros de ebitda. 

Desde Citi destacan que está en camino de lograrlo "gracias a la mejora de las monedas latinoamericanas y el sólido comportamiento en España" a la vez que destacan que "la caída de la deuda y unos costes de la misma más bajos también deberían ser un apoyo". 

En 2016 sus títulos han sufrido un retroceso de casi el 3%, batiendo al Ibex 35, que se deja un 8,6%. Tiene un recorrido del 5% y los expertos aconsejan mantener sus títulos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin