Bolsa, mercados y cotizaciones

RSC.- SCHOTT comienza la fabricación de receptores solares con la inauguración de una planta en Baviera (Alemania)

La empresa considera la energía solar como "un factor estratégico" para su futuro como empresa, como demuestra este ambicioso proyecto

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La multinacional tecnológica SCHOTT inauguró esta semana una planta de fabricación de receptores solares en las instalaciones que la empresa tiene en Mitterteich (Baviera, Alemania). "Los receptores son un elemento clave de los colectores parabólicos de las centrales heliotérmicas, las cuales se convertirán en una importante fuente de electricidad en el futuro", explicó durante el acto el presidente de la Junta Directiva de la compañía, Udo Ungeheuer.

"La energía solar es un importante elemento estratégico para el futuro de SCHOTT. El inicio de la producción en masa de receptores supone un nuevo hito en la expansión de nuestras actividades solares", afirmó Ungeheuer.

Esta empresa, cuya sede central está en Mainz (Alemania), también fabrica placas fotovoltaicas y colectores heliotérmicos que emplean la radiación solar para sistemas de calefacción. Esta cartera de productos ha permitido a SCHOTT posicionarse entre los líderes mundiales de la industria de la energía solar.

La empresa ha invertido 15 millones de euros en la nueva planta de Mitterteich y ha creado 80 nuevos puestos de trabajo, con lo que el proceso de fabricación de receptores da empleo a un total de 120 personas.

La fabricación se realiza a plena capacidad desde principios del mes de agosto, y SCHOTT ya ha recibido pedidos de receptores de las centrales solares Nevada Solar One del estado norteamericano de Nevada y de una central en construcción de la comunidad autónoma española de Andalucía. La central andaluza será el primer proyecto de central heliotérmica privada de Europa.

Las centrales que emplean colectores parabólicos han demostrado durante 20 años ser una fuente fiable de generación de electricidad centralizada en el desierto de Mojave (California, Estados Unidos), donde nueve centrales heliotérmicas con una capacidad de 354 megavatios generan electricidad suficiente para cubrir las necesidades de 200.000 hogares. Ya entonces SCHOTT suministró los tubos de vidrio especiales de alta calidad que recubren los receptores.

En 2004, SCHOTT desarrolló un receptor propio de alto rendimiento que ofrece un nivel de calidad sustancialmente mejor. SCHOTT emplea en su nueva planta de producción industrial de Mitterteich su know-how como uno de los principales fabricantes mundiales de tubos de vidrio especiales, así como su experiencia en los campos de las tecnologías de recubrimiento y de los sellos vidrio-metal.

ENERGIA LIMPIA

Las centrales heliotérmicas emplean la energía solar para generar calor que luego se convierte en electricidad. Las centrales por colectores parabólicos consisten en numerosos espejos de forma semicilíndrica que concentran la luz del sol en los receptores (tubos de absorción) situados a lo largo de la línea focal.

Estos receptores cuentan con un recubrimiento especial, y dentro de ellos se convierte la radiación solar concentrada en calor que se transfiere a un fluido termorresistente especial que alcanza temperaturas de hasta 400 centígrados (752 F). Este fluido se bombea a la unidad generadora central, descendiendo por varios intercambiadores de calor que, al igual que en las centrales convencionales, generan el vapor necesario para poner en movimiento las turbinas que producen la electricidad.

"Dado que ofrecen el mayor nivel de eficiencia y conllevan los menores costes de generación de electricidad de todas las tecnologías solares, las centrales por colectores parabólicos ofrecerán en breve el potencial para generar electricidad solar en las regiones de mayor insolación a precios competitivos", comenta el señor Ungeheuer.

Los políticos son cada vez más conscientes de la importancia de las centrales heliotérmicas y de su potencial como opción de generación de electricidad en el futuro. "Renewables 2004", el congreso internacional sobre energías renovables celebrado en Bonn (Alemania), adoptó la Global Market Initiative (GMI) para la introducción de las centrales heliotérmicas como parte de su programa de actividades.

En septiembre de 2005 el Parlamento Europeo instó a la Comisión Europea a que ofreciese subvenciones a las centrales heliotérmicas. Por último, en el marco del World Energy Dialogue (celebrado en la Feria de Hanover de 2006), el Club de Roma subrayó la importancia de la construcción de centrales heliotérmicas, especialmente en España y el norte de África.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud