Bolsa, mercados y cotizaciones

Ikea valdría 54.400 millones en bolsa y sería el tercer grupo de distribución

  • Desde el año 2005 ha duplicado sus ventas y en 2015 ganó 3.500 millones

Desde que comenzó el año la fortuna estimada de Ingvar Kamprad, fundador de Ikea, ha crecido en aproximadamente 3.800 millones de euros, hasta los 38.221 millones de euros, de acuerdo con los datos recogidos por el Índice de multimillonarios de Bloomberg.

Así, el nonagenario empresario sueco escalaría hasta situarse como la novena persona más rica del mundo y como el segundo hombre más acaudalado del Viejo Continente, solo por detrás de Amancio Ortega, cuya fortuna superaría los 60.000 millones de euros.

Casi toda su riqueza procede del grupo Ikea, si bien la compañía es controlada a través de una complicada estructura de fundaciones, algo que desde la propia web de la empresa se explica por "el deseo [de Kamprad] de asegurar la independencia y supervivencia del Concepto Ikea".

La firma sueca no parece tener entre sus planes dar el salto al parqué, pero si lo hiciese se convertiría en una de las firmas más grandes del Viejo Continente.


Las principales comparables de la empresa, la mayoría americanas, (Wal Mart, Target Corporation, Bed Bath & Beyond, Home Depot y Kingfisher) cotizan a un PER (veces que se recoge el beneficio en el precio de la acción) de 15,5 veces, teniendo en cuenta las ganancias logradas en 2015.  

La firma sueca se anotó en su ejercicio fiscal 2015 -que va desde el 1 de septiembre al 31 de agosto- un beneficio neto de algo más de 3.500 millones de euros, un 5,5% más que el acumulado en el año anterior. Así, si cotizase en línea con el resto del sector alcanzaría un valor en bolsa de más de 54.400 millones de euros.  

La mayor firma sueca

En caso de dar el salto al parqué, la firma ahora dirigida por Peter Agnefjäll alcanzaría el puesto 35 por capitalización en Europa y se convertiría en la firma más grande de su país, igualada con H&M, si bien es cierto que tiene su sede en los Países Bajos. Además, se convertiría en la tercera mayor firma de distribución del Viejo Continente por capitalización, solo por detrás de Inditex y LVMH.

En España solo Inditex y Santander, con capitalizaciones de más de 90.000 y 60.000 millones, tendrían un tamaño mayor que la compañía sueca. Y es que Ikea ha presentado un perfil de crecimiento impresionante en los últimos años -si bien el mismo ha sufrido una desaceleración-.  

En el año 2005 su cifra de negocio ascendía hasta los 15.000 millones de euros y diez años después ya factura 32.000 millones de euros, lo que supone un crecimiento anualizado del 8%, si bien en los últimos años se ha reducido hasta una media anual del 6%. Sus dos mercados principales son Alemania y EEUU, ya que cada uno de ellos  supone un 14% de las ventas del grupo. Por regiones, el 67% de su cifra de negocio procede de Europa y el 18% de América.   

Del mismo modo, las mejoras de beneficios también han sufrido una ralentización: entre 2010 y 2015 sus ganancias han crecido a un ritmo del 5,5%. Sin embargo, en los últimos tres ejercicios esta subida ha sido de un 3% de media, un ritmo de aumento más débil del que han mostrado sus comparables, que han crecido al 4,6% durante el mismo periodo.

El negocio 'online'

Los expertos coinciden en señalar que una de las claves del futuro de todas las compañías de distribución se encuentra en su adaptación al negocio online. "Los consumidores siguen abrazando tanto las compras online como las promociones. El crecimiento de los dos mayores disruptores del sector están listos para continuar", apuntan desde Exane BNP Paribas. "Alcanzar una posición relevante y ser flexible son más importantes que nunca para beneficiarse de la demanda del consumidor. Las compañías retail no pueden descansar", concluyen desde la firma francesa.  

Un  proceso en el que la empresa sueca se encuentra completamente inmersa. De los 32.000 millones de euros que vendió en 2015 1.000 millones se vendieron a través de la red, o lo que es lo mismo, algo más de un 3%. Además, su catálogo recibió un total de 54 millones de visitas a través de su aplicación para el móvil y su página web recibió casi 2.000 millones de visitas, lo que supuso incrementos del 17 y del 21%, respectivamente.

Sin embargo, la compañía todavía tiene espacio para mejorar en este aspecto. El 3% de ventas que logra a través del canal online se sitúa en un nivel similar al de Wal-Mart, Kingfisher o Target Corporation, pero por debajo del 5% que logra Home Depot y del 8% que alcanza Bed, Bath & Beyond. Además, las transacciones realizadas en línea se llevaron a cabo en 13 países, frente a los 28 en los que cuenta con tiendas físicas.

Desde Ikea explican que están "explorando continuamente cómo expandir y mejorar las maneras en las que los clientes pueden conocer nuestros productos y ser estimulados por ellos a través de los canales digitales".

El pasado ejercicio abonó un dividendo de 666 millones a sus accionistas, lo que supuso un incremento del 1% con respecto a la retribución de 2014. Así, el payout de la empresa se quedó por debajo del 20%.

Negocio de restauración 

Otro de los puntos en los que se está centrando la compañía  es en el negocio de la alimentación, que creció un 9,5%, hasta los 1.600 millones. "El ejercicio 2016 estará centrado en la comida", explica Peter Agnefjäll, presidente y consejero delegado de Ikea. Para ponerlo en contexto, en 2015 la facturación de Domino's Pizza alcanzó los 2.200 millones de euros, una cifra que superaría el negocio de alimentación de la compañía sueca si continuase creciendo a un ritmo del 9,5% en solo cuatro años.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin