Bolsa, mercados y cotizaciones

A la banca 'se le atragantan' 472.000 millones del BCE

  • El exceso de liquidez de la banca europea está en máximos de 2 años

El Banco Central Europeo (BCE) empezó el año convencido de que necesitaba inyectar algo más de un billón de euros al sistema para intentar reactivar los precios y la economía de la eurozona. Para conseguirlo, aprobó su programa más agresivo hasta la fecha, el de compra de bonos públicos y privados (el famoso QE), con el que inyecta cada mes 60.000 millones de euros al mercado.

La entidad empezó las adquisiciones el pasado 9 de marzo y desde entonces ha elevado su balance en 402.000 millones de euros, de los cuales, unos 300.000 corresponden a este QE, y la mayor parte del resto, a las subastas trimestrales de liquidez que realiza a la banca, el programa TLTRO.

¿Dónde ha acabado este dinero? Los datos son sorprendentes: en torno a un 80% está aparcado en las entidades financieras, por lo que no ha llegado hasta la economía real. En este periodo, el exceso de liquidez de la banca europea ha aumentado en 324.000 millones de euros, según los datos publicados por el propio BCE. El exceso de liquidez no es más que el dinero que aparcan las entidades financieras en la institución (por encima del mínimo obligatorio) y el exceso de reservas que tengan (también sobre el nivel exigido).

En total, el exceso de liquidez de la eurozona supera los 470.000 millones de euros, su nivel más alto en dos años y medio, desde febrero de 2013. Este dinero ocioso tiene un coste para las entidades financieras, en especial, el dinero que aparcan como depósitos en el BCE, ya que cobra un interés del 0,2%. Esto demuestra que la banca todavía no sabe dónde colocar esta liquidez y, por lo tanto, llega con cuentagotas a la economía.

Sin embargo, hay motivos para la esperanza. A medida que pasan los meses, la oferta monetaria (que incluye al dinero bancario y en efectivo) aumenta a ritmos del 5%, su nivel más elevado desde el año 2009.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud