Bolsa, mercados y cotizaciones

Qué tecnológicas sobreviven al paso del ordenador de mesa a las tabletas

Microsoft, Oracle, Intel, IBM, Qualcomm y Samsung siguen en la cúspide por valor bursátil. Las dos últimas conservan una recomendación de compra 15 años después del cambio de siglo

Decía el compositor francés Hector Berlioz que "el tiempo es un gran maestro; lo malo es que va matando a sus discípulos". Y no le faltaba razón. El paso de los años nos hace evolucionar, descubrir nuevas cosas o mejorar. Pero también pone barreras en el camino que no todos son capaces de superar y no hay mejor ejemplo de ello que el sector tecnológico. Echando la vista atrás, el sector vivió un auténtico furor antes de la crisis de las puntocom y muchas compañías se subieron a una ola que ha terminado ahogándolas.

Además, el surgimiento de nueva competencia, cuyos productos evolucionaron a la par que las necesidades de la sociedad, también supuso un duro golpe para la que hasta entonces había sido la élite tecnológica. No obstante, otras firmas supieron adaptarse a los nuevos tiempo y hoy, 15 años después, siguen estando en el top ten de la tecnología.

Y es que de las diez empresas más grandes por capitalización en 1999 -justo antes de que estallase la burbuja- son seis las que han logrado mantenerse -ver gráfico-. Pero, ¿significa eso que están mejor ahora que entonces? Probablemente si le preguntasen por una tecnológica de toda la vida uno de sus primeros nombres sería Microsoft.

Fundada en 1975 por Bill Gates y Paul Allen, en 1999 era la líder indiscutible del sector, con más de 600.000 millones de dólares de capitalización como aval -para que se haga una idea son unos 132.300 millones por encima del gigante mundial actual, Apple (AAPL.NQ)-. De hecho, la segunda más importante entonces, Cisco, contaba con una valoración de mercado un 64,4% inferior.

Ahora, es la tercera compañía tecnológica por valor bursátil, aunque eso sí, se ha reducido casi a la mitad; hasta unos 315.800 millones. Y no es lo único que ha cambiado. Dónde antes brillaba un sólido consejo de compra, encontramos ahora uno de mantener por parte de la media de bancos de inversión que cubren al valor. Sin embargo, en lo que sí ha avanzado la compañía es en cuestión de beneficios, ya que si hace 15 años sus ganancias rondaban los 7.700 millones de dólares, se espera que en 2014 superen los 22.500 millones.

Samsung -recientemente incorporada a elMonitor- es otro de los antiguos pesos pesados que sigue al pie del cañon. En su caso, los cambios han sido nimios. Para empezar, defiende la misma posición en el ranking que en 1999, el cuarto puesto. Su capitalización apenas ha variado en 1.500 millones de dólares y continúa siendo uno de los valores preferidos del sector con un sólido consejo de compra.

Uno de sus secretos ha sido la adaptación a los cambios. Comenzó su andadura en 1938 dedicada a la exportación de pescado seco, verduras y frutas y, 76 años después, vende aproximadamente uno de cada tres móviles en todo el mundo. Su objetivo es claro: alcanzar 400.000 millones de dólares en ventas en 2020, unos 255.200 más que lo conseguido el año pasado.

El regreso de un gigante

IBM es la historia viva del volver a nacer. En enero de 1993 tuvo que hacer frente a unas pérdidas superiores a los 4.000 millones de dólares, cerca de 42.900 trabajadores fueron despedidos y se proyectaba despedir a 25.000 más a lo largo de ese año. Había pasado de ser el fabricante de ordenadores más grande del mundo a sumergirse en una grave crisis. Un año que marcó un punto de inflexión en el grupo, ya que empezó a reducir su dependencia económica de la venta de equipos para orientarse más a servicios. De hecho, el año pasado un 57,4% de sus ingresos provinieron de este área. En otros aspectos no ha cambiado tanto. Su valor ronda los 194.000 millones de dólares y sus títulos continúan luciendo una recomendación de mantener.

Oracle (ORCL.NQ), Qualcomm (QCOM.NQ) e Intel (INTC.NQ) cierran la lista. Mientras que las dos primeras han conseguido ser como el buen vino, Intel ha tenido que luchar para mantenerse entre las grandes.

Así, Oracle y Qualcomm han aumentado su valor bursátil un 9,5 y 12,7%, en cada caso, respecto a 1999. Además, su beneficio ha crecido de media en la última década a un ritmo anual del 18 y 34 por ciento, respectivamente.

Por su parte, Intel ha visto cómo su capitalización ha menguado más de un 55%, hasta los 123.400 millones. Un recorte que hace tambalear su décima posición en la clasificación, ya que Cisco le pisa los talones con un valor de mercado de 111.400 millones de dólares.

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin