Bolsa, mercados y cotizaciones

La economía de EE.UU. creció en el tercer trimestre del año a un ritmo pujante

Washington, 20 dic (EFE).- La mayor economía del mundo marcó entre julio y septiembre un ritmo anual de crecimiento del 4,1 % impulsada por un fuerte gasto de los consumidores y el aumento de inventarios de las empresas, informó hoy el Gobierno estadounidense.

En su cálculo definitivo del producto interior bruto (PIB) en el tercer trimestre, el Departamento de Comercio añadió cinco décimas de punto porcentual a sus cifras preliminares de la actividad económica.

El miércoles, al término de su última reunión de este año, el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (Fed) anunció que ante los datos que muestran una reactivación económica saludable empezará a retirar los estímulos monetarios que ha aplicado durante años.

Las proyecciones de la Fed sobre la economía mejoraron un poco, y la institución calcula ahora que este año se cerrará con incremento del PIB entre el 2,2 y el 2,3 %, comparado con una expectativa del 2 % al 2,3 % en septiembre.

De inmediato el dato alegró a los inversores: el índice Standard & Poor de 500 acciones subió un 0,4 % a un récord de 1.817,34 puntos en la primera hora de operaciones de los mercados, y el Dow Jones subió un 0,4 % también a la cifra sin precedentes de 16.246,90 puntos.

Aunque el ritmo de la actividad económica entre julio y septiembre fue el más alto desde el 4,9 % marcado en el trimestre final de 2012, la proyección más optimista de la Reserva avizora un incremento del PIB este año que será menor que el del año pasado, cuando marcó un 2,8 %.

Entre julio y septiembre el gasto de los consumidores, que equivale a más de dos tercios del producto interior bruto (PIB) estadounidense, creció a un ritmo anual del 2 %, en lugar del 1,4 % en el cálculo preliminar.

Los gastos en servicios contribuyeron con 0,32 de punto porcentual al crecimiento económico en el tercer trimestre, en lugar del 0,02 de punto porcentual en el cálculo preliminar.

Además de un incremento notable en los gastos para el cuidado de la salud, los consumidores en EEUU gastaron más en servicios de recreación.

También en esto las cifras moderan el optimismo: el gasto de los consumidores creció a un ritmo anual superior al 2 % en los últimos tres trimestres de 2010, el primero y los dos últimos trimestres de 2011 y en el primer trimestre de 2012.

Un factor que contribuyó al crecimiento del PIB en el tercer trimestre fue el incremento de los inventarios de las empresas, que alcanzaron un valor de 115.700 millones de dólares, un indicio de la confianza de las compañías en la demanda de los consumidores.

El comercio internacional contribuyó un poco más a un crecimiento más rápido del PIB entre julio y septiembre: el incremento en las exportaciones se ajustó del 3,7 % en el cálculo preliminar al 3,9 % en el definitivo, y el de las importaciones se redujo del 2,7 % al 2,4 %.

El balance económico de 2013 todavía aguarda los datos sobre el impacto de la discordia política entre el Congreso y la Casa Blanca que condujo, en octubre, al cierre parcial del Gobierno Federal durante 16 días y repitió los enfrentamientos sobre la expansión de la deuda nacional.

También está por verse si el gasto de los consumidores, que en el primer mes del último trimestre marcó un ritmo preliminar del 0,3 %, se sostiene ahora que empiezan a aumentar las tasas de interés, y más de 1,3 millones de personas que recibían subsidios por desempleo de largo plazo, encaran la pérdida del beneficio a fin de diciembre.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud