Bolsa, mercados y cotizaciones

RSC.- La CE niega que apoye la discriminación laboral a fumadores e insiste que este tema "no cae bajo su jurisdicción"

La Comisión ironiza con que países de la UE más reacios a las leyes europeas reprochen ahora que "no hay suficiente regulación"

BRUSELAS, 8 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea desmintió hoy que la UE permita la discriminación laboral a los fumadores e insistió en que aunque el tabaquismo no figura entre los cuatro motivos de discriminación proscritos por la legislación comunitaria --edad, orientación sexual, creencias religiosas y raza-- esto no significa que Bruselas apoye que un empresario se niegue a contratar a un trabajador porque tenga el hábito de fumar.

La portavoz de Empleo y Asuntos Sociales del Ejecutivo comunitario, Catarina von Schnurbein, salió hoy al paso de algunas informaciones publicadas en la prensa europea que insinuaron esta semana que la Comisión apoya la discriminación a los fumadores en el puesto de trabajo.

"Es una malinterpretación el que la UE da 'luz verde' a los empresarios para poder rechazar a los fumadores a la hora de contratarlos", puntualizó y añadió que "nosotros no pensamos que la discriminación a los fumadores esté bien ni la permitimos", subrayó.

"La discriminación en general nunca está bien, y eso queda muy claro en la Carta de Derechos Fundamentales, a la cual la Unión Europea se adhiere", agregó la portavoz, quien recordó que "el artículo 30 del tratado de la Comisión, sin embargo, sólo nos da la posibilidad de regular en ciertas áreas sobre discriminación".

En concreto, Von Schnurbein recordó que "la legislación europea prohíbe la discriminación laboral por razones de edad, minusvalías, orientación sexual y religión o creencias, y también cubre la discriminación por género y por origen étnico o raza en cualquier otro ámbito de la vida".

Sin embargo, la discriminación a los fumadores no cae bajo la jurisdicción comunitaria, lo que no significa "que la Comisión considere la discriminación contra los fumadores como algo bueno", subrayó.

"Cualquier tipo de discriminación más allá de lo ya mencionado va más allá de la legislación comunitaria, y cae bajo la responsabilidad de los Estados miembros", añadió la portavoz comunitaria, que pidió "ver de manera realista" el campo de acción de la UE en este área. "¿Deberíamos, por ejemplo, legislar también sobre la discriminación de las rubias, o la de los trabajadores con hijos?", concluyó.

REPROCHES A LA UE

Von Schnurbein matizó las palabras con las que ayer se refirió a la polémica que suscitó la semana pasada una pregunta escrita de la europarlamentaria británica Catherine Sthiler a la Comisión sobre la legalidad de una oferta de empleo de la compañía irlandesa Dotcom Directories, que en su anuncio pedía expresamente "abstenerse" a los fumadores. El gobierno de Dublín consideró esta actuación legal, y la europarlamentaria se dirigió el pasado 18 de mayo a la Comisión para consultar su validez jurídica.

Además de asegurar que Bruselas no está a favor de discriminar laboralmente a los fumadores, la portavoz de Empleo y Asuntos Sociales llamó la atención sobre "lo interesante que es ver cómo aquellos Estados miembros que normalmente quieren menos legislación comunitaria y creen que la legislación europea sobre discriminación va mucho más allá de lo que debería ser en cualquier caso, ahora acusan a la UE por ser legalista y por no legislar en esta materia".

En cualquier caso, la Comisión quiso dejar muy claro su rechazo a cualquier forma de discriminación a la hora de la contratación. "La gente debería ser contratada por sus habilidades y cualificaciones, y no debería ser excluida por ningún tipo de motivo antes de poder probarlas", aseveró Von Schnurbein.

ESPACIOS SIN HUMO

Tras aclarar el malentendido sobre la postura de la Comisión con respecto a la discriminación de los fumadores, la portavoz del Ejecutivo comunitario quiso, no obstante, recordar el apoyo de la Unión Europea a los espacios libres de humo en el lugar de trabajo. "Nosotros no discriminamos a los fumadores, aunque aseguramos espacios libres de humo en los lugares de trabajo y ayudamos a nuestros trabajadores a dejar de fumar".

De cualquier modo, "discriminar a los fumadores no es el mejor modo para atajar el problema de la adicción al tabaco ni para implementar la legislación sobre los fumadores en el lugar de trabajo", recordó la portavoz comunitaria.

La Unión Europea ha dejado claro en muchas ocasiones su apoyo a los lugares libres de humo como forma de "protección a los no fumadores", pero eso no implica, bajo el punto de vista de la Comisión, un "rechazo al fumador, sino sólo un rechazo a los daños a la salud que provoca el consumo de tabaco", concluyó Von Schnurbein.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin