Bolsa, mercados y cotizaciones

¡Repatrie los dividendos extranjeros!

Las retribuciones con 'pasaporte' extranjero sufren una doble retención fiscal, una en el país de origen de la empresa y otra cuando llegan a España, y cada destino impone un 'peaje' fiscal diferente a los inversores. Conozca cómo puede recuperar parte o todo el dinero retenido fuera al hacer su declaración a la Hacienda española y los casos en los que es imposible traerlo de regreso

Antes de hacer las maletas lo habitual es informarse de la ciudad que se visitará, más cuando el viaje es a otro país. Antes de invertir en compañías extranjeras también conviene conocer el destino de la inversión porque el billete de vuelta puede salir muy caro. Quien tiene acciones internacionales en cartera sabe muy bien que, por ejemplo, el cobro de dividendos tributa dos veces.

El viaje internacional de los dividendos es siempre el mismo. Parten de un país y cuando llegan a la cuenta de un inversor ya viene descontado el impuesto de allí. El importe completo, el bruto, vuelve a sufrir una retención en España y tributará al 21, 25 ó 27 por ciento en función del marginal de cada inversor. Así, al cobrar un dividendo de Volkswagen de 3,56 euros, el inversor recibirá 2,492 euros -se le ha retenido un 30 por ciento- y en España se le aplicará una retención del 21 por ciento adicional, además de tributar por los 3,56 euros brutos. ¿Se puede solventar esta doble tributación? Sí, pero no siempre.

Recuperar ese dinero depende del país de origen. Los ciudadanos españoles pueden moverse sin pasaporte por más de una treintena de países europeos, pero en el mundo de la inversión no se puede generalizar tanto a la hora de hablar de dividendos extranjeros, ni siquiera dentro de la propia Unión Europea. Cada país tiene un convenio bilateral diferente con España y es distinto el impuesto que cobra Alemania, Francia o Italia, al igual que varía cuando el dividendo procede de otros países como EEUU.

Lo único que tienen en común estas repatriaciones es que por la doble imposición el inversor podrá deducirse en la declaración la menor de ellas, aunque con matices. "El impuesto en el extranjero que se tiene en cuenta no es el retenido en el país, sino el que se aplica según el convenio establecido", explica Victoria Rubio, responsable de servicio fiscal Citigold de Citibank España. Es decir, que aunque Alemania le haya retenido un 30 por ciento, el convenio con España dice que el porcentaje que podrá recuperar es el 15 por ciento. En este caso, como la retención de la Hacienda española por los dividendos es del 21 por ciento, el inversor sólo podría deducirse el 15 por ciento -el menor de estos dos-. ¿Qué ocurre entonces con esa otra mitad del dinero que se quedó en Alemania? "La única posibilidad es presentar el certificado de residente fiscal y hacer la declaración allí también", expone Victoria Rubio.

Es por eso que el convenio bilateral entre los países es clave. Alemania es uno de los países en los que el porcentaje acordado para deducciones, del 15 por ciento, dista más del impuesto que retienen en el país, un 30 por ciento, con lo que es uno de los que más dinero se queda de los pagos que corresponden a los inversores españoles.

El dinero atrapado fuera

Según la experta de Citi, para los inversores españoles que vuelan a EEUU en busca de dividendos atractivos es más fácil recuperar la retención del pago. El tipo aplicado a la retribución al accionista es del 15 por ciento, el mismo tipo que se aplica según el acuerdo entre España y EEUU. Por tanto, el contribuyente español consigue traer de vuelta todo el dinero por el que ya ha tributado.

En cambio, nuestros países vecinos se quedarán una parte de la retribución. En los dividendos de empresas italianas y francesas, el inversor no podrá recuperar todo a no ser que haga la declaración allí. Italia y Francia retienen un 27 y un 25 por ciento, respectivamente. Pero el tipo acordado por convenio con nuestro país es del 15 por ciento y será esta la deducción máxima posible.

Uno de los dividendos que muchos inversores españoles tienen en cartera es el de Enel. Algunos clásicos accionistas de Endesa aceptaron en su momento la opa de la eléctrica italiana y compraron títulos de Enel, que era líder en retribución dentro del sector. Estos inversores cobraron en junio 0,15 euros brutos por acción, de los que la Hacienda italiana retuvo 0,0405 euros. A España llegaron 0,1095 euros y se aplicó una nueva retención del 21 por ciento. Estos accionistas solo podrán deducirse 0,0225 euros, los 0,018 restantes se quedan en Italia.

El inversor español no tiene nada que hacer en un supuesto. "Si las rentas recibidas por dividendos no llegan a 1.500 euros no puedes deducirte el impuesto que has pagado en el extranjero", sentencia Rubio. En España existe la exención de no tributar cuando los pagos, en conjunto, sean inferiores a esta cantidad. Si no hay que rendir cuentas, no hay forma de deducirse la retención en el extranjero pese a que la Hacienda española también ha descontado un 21 por ciento.

comentarios14WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 14

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

merengue
A Favor
En Contra

estos de hacienda se cren que somos todos tan tontos y nos creemos sus mentiras ,ya no saben que inventar para poder sacarle el dinero a la gente .iros bien a la maldita fosa del infierno malditos mal nacidos roba dineros,la hacienda de España es o peor del mundo malditas ratas miserables por que no vais y cojeis a los políticos????? ahhhhh por que sois de la misma madre put.. que os pario he dicho

Puntuación 52
#1
Joaquin
A Favor
En Contra

Todo son facilidades para el chorizo. ¿Que hay con UK?

Puntuación 21
#2
ciudadano
A Favor
En Contra

Se debería penalizar la especulación en bolsa y fomentar la inversión en economía REAL, que es la que de verdad genera empleo y estabilidad social.

De que sirve que la masa monetaria de quienes tienen dinero se invierta en miles de millones de acciones de empresas que en muchos casos ni tributan ni operan en nuestro país y mientras tanto aquí se siguen asfixiando a las empresas y a los consumidores...

Puntuación -43
#3
nomaseuropa
A Favor
En Contra

¿Quién nos contó la milonga de la libertad de movimiento de capitales en Europa?

Puntuación 37
#4
InversorHastaLosC
A Favor
En Contra

Ni la autora del artículo, Isabel Blanco, ni la "asesora", Victoria Rubio, se han enterado de nada. Y lo peor es que desinforman a los lectores.

No es necesario hacer la declaración en el país de origen. Se puede reclamar desde España la retención practicada a mayores sobre el 15% del convenio de doble imposición internacional. En principio, debería ser un trámite sencillo.

El problema es que muchos países nos "chulean". Si reclamamos a Francia, nos lo deniegan si no tenemos una cuenta bancaria en Francia, lo cuál roza lo surrealista, pues si tuviera una cuenta bancaria local el Francia probablemente sería ciudadano francés y no un extranjero.

Portugal lo deniega si no nos sella el impreso nuestro intermediario portugués. Intermediario que obviamente no tenemos, pues estamos en España y trabajamos con un intermediario español.

Y Alemania lo devolvía hasta hace poco, pero recientemente ha cambiado las normas para pedir papeles que probablemente no podamos conseguir.

En definitiva, que los países hacen como que cumplen el convenio, pero en la práctica la mayoría no sueltan lo que no les pertenece.

El inversor, en muchos casos sólo recibe (entre retención extranjera y española) la mitad del dividendo. Dividendo de una empresa que a su vez ya pagó impuestos.

Pero claro, hay que mantener a la casta y eso es caro.

Puntuación 61
#5
El contribuyente siempre pierde
A Favor
En Contra

Seguramente que España hace también lo mismo, por lo que esos países aplican el criterio de la reciprocidad.

Puntuación 13
#6
David
A Favor
En Contra

De todos esto ... me quedo con la foto de Irina Shayk que hay en el lateral de la noticia ... jejeje

Puntuación 15
#7
indignado
A Favor
En Contra

29-09-2013 / 10:24

InversorHastaLosC

Cuanta razón tienes, y en Francia se está reteniendo el 30%,no el 27% que dice la noticia. En Alemania

depende de la compañia, de cómo esté estructurado sus accionistas, es decir en empresas con un % elevado de

accionistas extrangeros, no retienen en origen (por que no son tontos).

Y toda la información del artículo la dice una experta del citibank? Como sean todos los experots en banca/inversión así, riete de la quiebra de Lehman...

Saludos

Puntuación 12
#8
hasta los h....
A Favor
En Contra

CADA VEZ QUE LEO SOBRE ESTO ME ENERVO.CADA PAIS TIENE LOS IMPUESTOS QUE LE DA LA GANA,NO TODOS TIENEN CASTA POLITICA ASQUEROSA Y GASTO PUBLICO DISPARATADO, PERO ENTONCES LES LLAMAN PARAISOS FISCALES.ALGUNOS TE PAGAN DIVIDENDOS O INTERESES Y NO TE RETIENEN, ELLOS NO TIENEN CULPA DE LA CHORIZADA DE EUROPA Y AHORA EEUU OBAMA, NO FALTARIA MAS CON LA LIBERTAD DE LOS DEMAS.

Puntuación 3
#9
hasta los h....
A Favor
En Contra

ES QUE TIENE COJONES! CADA PAIS PUEDE HACER LO QUE QUIERA CON SUS IMPUESTOS EN FUNCION DE SU DEFICIT O SUPERAVIT, PORQUE TIENE QUE TENER LOS MISMOS IMPUESTOS QUE ESTOS CHORIZOS EUROPEOS?

Puntuación -1
#10
Locust
A Favor
En Contra

Esto se solucionaba fácil y justamente: QUE CADA INGRESO TRIBUTE DONDE SE GENERE.

Esto no se hace porque así se le chupa la sangre mejor al contribuyente. Que además en este caso tendrá más gastos y esfuerzos para gestionar inversiones internacionales.

Puntuación 3
#11
BCN
A Favor
En Contra

//1// NO DIGAS MAS SANDECES.

Puntuación -4
#12
marianin333
A Favor
En Contra

Un buen artículo. Para los que tengan alguna duda podeis ver la respuesta a una consulta de la aeat en la web del ministerio, en el siguiente link: http://petete.meh.es/Scripts/know3.exe/tributos/CONSUVIN/texto.htm?Consulta=bienes+tan&Pos=11340

Puntuación 1
#13
Vons
A Favor
En Contra

Estado = mafia

Puntuación 4
#14