Bolsa, mercados y cotizaciones

Meredith Whitney, la analista que trae en jaque a la banca de inversión de EEUU

Muchos la conocen como "el terror de los bancos de inversión" y no es para menos, porque, cada vez que habla, alguno de los inquilinos de Wall Street acaba escaldado. Le pese a quien le pese sus previsiones suelen se bastante acertadas.

Por eso, Meredith Whitney , de 37 años, no es bienvenida entre las vacas sagradas del sector, algo que se deduce tras las continuas amenazas de muerte que ha recibido en los últimos tiempos.

Analista de la firma Oppenheimer, Whitney no tiene pelos en la lengua y sus clientes pueden confiar en que esta mujer nunca se dejará comprar a la hora de hacer público cualquier tipo de diagnóstico sobre alguno de los bancos de inversión. De hecho, la semana pasada cargaba a Citigroup con otro presunto recorte de dividendos y una nueva sangría de 13.100 millones de dólares, mientras indicaba que Merrill Lynch y UBS aprovisionarán de nuevo 6.000 y 11.000 millones de dólares respectivamente.

Augurios 'peligrosos'

Pero su fama comenzó meses atrás. En noviembre, Whitney fue la responsable de provocar una verdadera hecatombe entre las principales entidades norteamericanas, que perdieron 370.000 millones de dólares en valor de mercado tras los vaticinios de esta analista.

Hasta entonces, como dejó bien claro Whitney , "nadie ha tenido las narices de escribir sobre el papel lo que yo he escrito", en referencia a su evaluación actual sobre los bancos de inversión, que hizo perder a Citigroup en tan sólo unas horas cerca de 15.000 millones de dólares en capitalización de mercado.

Sin embargo, la gracia le salió cara puesto que las amenazas de muerte comenzaron a llamar a su teléfono constantemente, algo que pone los pelos de punta a más de uno pero que no ha servido para amedrentar a la analista. Muchos apuntaron a Citi como responsable del asunto, aunque como nunca llegó la sangre al río, parece que no hubo que sacar los colores a nadie.

Analista omnipresente

Gracias a sus agallas, no es extraño ver las referencias a sus opiniones en cabeceras de la talla de Business Week, The New York Times, Forbes o Fortune. De hecho, su elocuencia le hizo un hueco en la pequeña pantalla, donde participó en el espacio financiero Bulls and Bears de la cadena Fox, donde, por casualidad, conoció a su marido, el ex campeón de lucha libre John Charles Layfield.

Parece que Whitney tiene la virtud de meter en vereda a todo aquel que se le ponga por delante. Al menos eso se deduce de las declaraciones de su marido. Layfield no ha dudado en afirmar que Whitney ha conseguido "refinar a un hombre de campo como yo y enseñarle a beber cerveza de un vaso y saber qué tenedor utilizar en la mesa".

Antes de entrar en Oppenheimer, Whitney trabajó en Wachovia y CIBC. En 2002, The Wall Street Journal le dio la medalla de plata en su ranking sobre los mejores analistas del mercado.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Chuki
A Favor
En Contra

No se puede afirmar que ella fuese la responsable de la caída de los bancos de inversión en noviembre. Ella hizo un pronóstico y se cumplió. Simplemente. Estamos acostumbrados a que los analistas no den ni una -por supuesto, siempre hablan bien de la banca-... su trabajo es acertar (algo que no se cumple apenas, ni en el caso de Witney). La economía ha dejado de ser una ciencia para convertirse en el horoscopo diario, puro cotilleo.

Puntuación 1
#1