Bolsa, mercados y cotizaciones

Economía.- Moncloa exige al Gobierno galo reciprocidad en el trato a empresas españolas, ante el contencioso de Sacyr

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El Gobierno español, a través de la Oficina Económica de Presidencia del Gobierno, que dirige David Taguas, ha exigido al Ejecutivo francés "reciprocidad" en el trato a las empresas españolas, al igual que en España se respeta "de forma escrupulosa" las inversiones que están realizando las empresas del país vecino, informaron a Europa Press en fuentes de Moncloa.

El Ejecutivo español ha decidido llevar a cabo esta iniciativa ante el contencioso que mantienen Sacyr Vallehermoso e Eiffage, que sigue enquistado a la espera de la decisión de los tribunales franceses.

David Taguas ha telefoneado esta semana a su homólogo en el Elíseo, François Perrault, para expresarle la inquietud del Gobierno español ante esta situación, y le ha recordado los recientes movimientos de empresas francesas en el mercado español, caso de Suez en Aguas de Barcelona (Agbar) o de Crédit Agricole en Bankinter, que no se han topado con ninguna oposición por parte de los reguladores españoles ni con barreras proteccionistas.

El Ejecutivo español no esconde su preocupación por la presencia en Agbar de Suez, dado que el gigante francés también tiene una participación de control en Aguas de Valencia, ni tampoco su malestar por la poca antelación con la que Crédit Agricole le puso al corriente de su ofensiva en Bankinter (el día anterior a realizar la operación).

Suez y 'La Caixa', que controlan ya el 56,46% de Agbar, después de comprar esta semana a Torreal el 6,67% de la compañía por 276 millones, tienen lanzada una OPA sobre el 43,5% del capital que no controlan. Además, la 'utility' francesa posee el 33% de Aguas de Valencia, lo que le da una posición privilegiada en el sector español del agua, considerado "estratégico" por España.

Además, el grupo galo tiene ya el 11,3% de Gas Natural, y su principal accionista, el barón Albert Frére, posee el 5% de Iberdrola.

En cuanto a Crédit Agricole, el Gobierno español está "molesto" por el hecho de que no le ha comunicado con la suficiente antelación su ofensiva sobre Bankinter, que le ha permitido hacerse ya con un 19,54% de la entidad que preside Pedro Guerrero.

El Gobierno no cuestiona esta inversión porque no interfiere en las decisiones de las empresas, pero considera que la toma de casi un 20% en el capital del sexto banco español y la intención de alcanzar el 29,9% en la entidad (tal y como ha solicitado Crédit Agricole al Banco de España) debería haber sido comunicada con más antelación al Gobierno de España.

SACYR-EIFFAGE: UN CONTENCIOSO ENQUISTADO.

Sacyr y Eiffage están a la espera de que los tribunales franceses se pronuncien sobre el contencioso que mantienen desde que el grupo español se hizo con un 33,3% del capital de la francesa y se convirtiera en su primera accionista, pero sin poder acceder a su consejo de administración.

Está previsto que este proceso concluya en el primer trimestre de 2008. El Tribunal de Comercio de Nanterre debe pronunciarse sobre la validez de la última junta de Eiffage, que acusó a Sacyr de concertación y anuló derechos de voto de socios españoles, mientras que la Corte de Apelación debe dirimir sobre esta acusación de concertación en el capital de la empresa gala.

Eiffage descartó este pasado viernes abordar cualquier negociación con Sacyr fuera del contexto judicial, en tanto que el presidente de Sacyr Vallehermoso, Luis del Rivero, anunció días antes su disposición a vender la parte de Sacyr en la empresa francesa o a negociar una solución 'tipo E.ON' para la misma.

La participación de Sacyr en Eiffage está valorada en 2.344 millones de euros a los actuales precios de mercado, lo que arroja una plusvalía de unos 600 millones respecto a los 1.750 millones que invirtió en la compañía.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud