Bolsa, mercados y cotizaciones

La caída de la bolsa lleva a las grandes del Ibex a pagar un dividendo medio del 5,5%

'Superdividendos' que abonan más que depósitos. Imagen: Turcios

Ya quedan lejos los 11.113 puntos que alcanzó el Ibex 35 a mediados de febrero. Desde entonces la bolsa se ha desplomado un 9% hasta llegar a perder los 10.000.

Pocas cosas positivas se pueden decir ante el abaratamiento de la bolsa, pero quizá el repunte de la rentabilidad por dividendo de las grandes compañías del Ibex 35 sea una de las cosas a las que se puedan agarrar los inversores más optimistas. Y es que tras la caída de la bolsa la retribución media de las diez grandes compañías del Ibex 35 (excluyendo a Iberdrola Renovables (IBR.MC), que en próximas fechas desaparecerá) ha pasado del 5,05 al 5,48% y supera en dos puntos porcentuales la rentabilidad que ofrecen los diez depósitos más rentables que hay en el mercado a doce meses.

La guerra del pasivo sigue en auge, a pesar de las advertencias del Banco de España y de la última normativa planteada por el Gobierno para topar su rentabilidad por encima del 3%. Sin embargo, tres bancos -Banco Espirito Santo (BES.LI), Pastor (PAS.MC) y la CAM- están en estos momentos ofreciendo rentabilidades de al menos el 4%  y casi una decena superiores al 3,15 (el nivel que no deben sobrepasar si no quieren enfrentarse a penalizaciones por superar 100 puntos básicos el euribor medio a doce meses).

Pese a ello, la rentabilidad media que ofrecen los depósitos más rentables ronda el 3,5%. Un interés atractivo pero que está claramente por debajo de las remuneraciones de los dividendos de los grandes valores de nuestro parqué.

España, la más generosa en dividendos

Su situación en la periferia europea sigue siendo un lastre para su economía. Ese made in Spain sigue pesando en las cotizaciones de las compañías, que ven como se tiñen de rojo ante el más mínimo rebrote de crisis periférica como el actual con la reestructuración de la deuda griega. Un miedo que nubla las fortalezas que ofrece la bolsa española, tales como la gran diversificación geográfica de las compañías, los buenos resultados empresariales y las atractivas rentabilidades por dividendo.

Y es que el selectivo español se mantiene en el puesto de honor en el ranking de rentabilidad por dividendo entre los grandes mercados del Viejo Continente al retribuir de media en su conjunto un 4,38%, frente al 3,9 del francés Cac 40 o el 3,2% que remuneran de media los valores del británico Ftse 100.

Esta posición privilegiada en el Viejo Continente se debe en buena parte a Telefónica. La teleco no vive su mejor momento de cara a la opinión pública al haber presentado un ERE que implica la salida de hasta 6.500 trabajadores en tres años y al haber tenido que suspender la OPV de acciones de su filial Atento para no malvenderla, pero sigue siendo todo un diamante en bruto para aquellos inversores que busquen en sus inversiones los dividendos más atractivos.

Tras caer su cotización casi por debajo de los 16 euros -algo que no se ve desde julio de 2010- la rentabilidad que ofrecen sus pagos roza el 10 por ciento, un punto y medio porcentual más que en febrero. Una remuneración que prácticamente duplica la que presentan de media los diez grandes valores del Ibex 35 (5,48%). Sin embargo, la caída de la bolsa ha venido acompañada de recortes en las previsiones de beneficio para la compañía que preside César Alierta. Si el día que el Ibex 35 marcó máximos los expertos esperaban que al cierre de 2011 Telefónica alcanzara cerca de 8.520 millones de euros en ganancias, ahora la previsión se ha rebajado un 6% hasta los 7.973 millones.

El mayor recorte entre las grandes compañías de la bolsa, que hace que tenga que destinar la mayor parte del montante de beneficios a cumplir con el compromiso del dividendo. Circunstancias que están llevando a la compañía a encadenar mínimo tras mínimo desde hace varias semanas.

La gran banca, al 'top ten' de retribución

El sector financiero es uno de los grandes damnificados de los problemas que tiene la eurozona por ser los grandes tenedores de deuda periférica. Sin embargo, Santander es otro de los gigantes de la bolsa que más retribuye al abonar en cuatro pagos su dividendo y alcanzar un rendimiento del 7,87%, casi un punto y medio porcentual más que antes de que la bolsa se desplomara.

No obstante, al banco presidido por Emilio Botín le adelanta BME en el ranking de rentabilidad por dividendo. El holding no se incluye en esta selección al tener un valor en bolsa menor -1.650 millones de euros- pero puede presumir de ser la única compañía del Ibex 35 que ha conseguido desde 2007 mantenerse en el top ten de los valores que más retribuyen a sus accionistas. Algo que volverá a hacer este año al esperar que ofrezca una remuneración superior al 8,5%.

Otras de las grandes empresas que han visto incrementada su rentabilidad por dividendo con la caída de la bolsa es BBVA (BBVA.MC). Y es que no todo esta siendo malo para los inversores de BBVA. Las incertidumbres que existen en la eurozona sobre cuál será el desenlace de los problemas de solvencia de las economías periféricas y la posibilidad de que el segundo rescate griego se retrase a septiembre penaliza a la banca, pero en lo que va de año BBVA repunta un 5% gracias a la subida que experimentaron ayer sus títulos. Una buena noticia que se une a la de que volverá a colarse en el top ten de las compañías con mayor retribución: una posición que no ocupaba desde 2008.

Otras alternativas para invertir en valores de gran tamaño y aprovecharse de las mejoras que registran en su retribución son Repsol (REP.MC), Iberdrola y ArcelorMittal. En estos casos, el repunte de la rentabilidad por dividendo ha sido inferior al punto porcentual con respecto al rendimiento que sus pagos ofrecían antes de que la bolsa comenzara su tendencia bajista. Aunque cuidado, porque el consenso de mercado sólo aconseja comprar sólo en la petrolera y en la acerera.

La retribución que ofrece Repsol para este año es del 5,24%, frente al 4,41% de antes de la caída. Lejos de que el pesimismo pudiera repercutir negativamente en las cuentas de resultados de la multinacional, los expertos han mantenido prácticamente intacta su previsión de cerca de 2.650 millones de euros en ganancias para este ejercicio.

Sin aprovechar el abaratamiento

Otros valores han recortado sus retribuciones desde el máximo de la bolsa -Gas Natural, Endesa (ELE.MC), CaixaBank e Inditex- en la mayoría de los casos por haberse mantenido al margen del movimiento bajista del mercado.

Las subida del 8 por ciento que acumula Gas Natural desde los máximos de la bolsa española ha descolgado la rentabilidad que ofrecen sus dividendos del 6,5 al 5,8%. La buena acogida que ha tenido en el mercado el acuerdo con Sonatrach -además la española ha acordado una ampliación para dar entrada a la argelina- hizo que Fitch reiterara el rating de A- y retirara la vigilancia negativa del mismo. Además, en este periodo los expertos han mejorado un 14% la previsión de beneficio neto de Gas Natural para 2011, desde los 1.115 millones a más de 1.270 millones de euros. En el resto de estos valores la caída en la remuneración que han experimentado ha sido del 0,2%. Endesa, por ejemplo, ha recortado su rendimiento del 4,8 al 4,6%.

Por su parte, la cotización de Inditex ha superado las ventas de la bolsa con repuntes de más del 10%. Una subida que ha hecho que la retribución del gigante textil, que presentó esta semana buenos resultados trimestrales, haya disminuido hasta el 2,94%.

Por el contrario, CaixaBank (la nueva Criteria) ha reducido su remuneración al 4,9% a pesar de no haber repuntado en estas fechas. Sin embargo, los expertos han mejorado un 8% las previsiones de beneficio del banco, hasta los 1.580 millones, y ha acaparado numerosas mejoras de valoración desde su conversión.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud