Bolsa, mercados y cotizaciones

Los ganadores de una regulación más laxa en el sector agrario

  • Nutrien, Corteva o Bayer, entre las firmas beneficiadas
  • La Comisión Europea retira la norma que limita el uso de sus productos
  • Consulta aquí el índice Eco30
Los fertilizantes, en el centro de la polémica
Madridicon-related

Durante las últimas semanas hemos presenciado cómo gran parte del sector primario, especialmente los agricultores aunque también ganaderos, han salido a las calles de toda Europa a protestar por la situación del sector, los precios y, sobre todo, la regulación que la Comisión Europea está planteado de cara a los próximos años.

Precisamente parte de esta regulación iba encaminada a limitar el uso de fertilizantes, fitosanitarios y pesticidas, algo que podría tener consecuencias para algunas compañías cotizadas que comercializan este tipo de productos como Bayer, Mosaic, CF Industries, Corteva o Nutrien, empresa presente en el Tressis Cartera Eco30, el fondo de ideas internacionales asesorado por este medio.

La compañía canadiense, tras la pandemia, multiplicó su valor en bolsa por tres, gracias al incremento de los precios de sus productos en el mercado, alcanzando una capitalización de más de 60.000 millones de dólares a mediados de 2022. Desde entonces, es cierto que la normalización del sector también ha provocado una fuerte corrección en el precio de sus acciones, retrocediendo hasta los 25.000 millones, la más baja desde finales de 2020.

Este curso no ha comenzado bien y sus títulos acumulan un descenso de algo más del 4%. Detrás de ello está la caída de los precios de los fertilizantes ya que Nutrien es el primer productor del mundo de potasa (una sal de potasio empleada en la agricultura para mejorar la calidad y el rendimiento de la producción) y el tercero en fertilizantes nitrogenados.

"La evolución reciente refleja el pesimismo del mercado sobre el incremento de la oferta de potasa, la debilidad en las exportaciones a Brasil y los bajos volúmenes de amoniaco", explican desde Berenberg. "Esperamos que presenten un guidance cauto para este año ante la debilidad de la demanda de amoniaco y la poca visibilidad todavía de la temporada de primavera", agregan. "Sin embargo, pensamos que los precios actuales ya reflejan todos los vientos de cara que hay pese a que a corto plazo es difícil ver un punto de inflexión", advierten en la casa de análisis alemana.

El consenso de analistas que recoge Bloomberg también ha ido ajustando sus valoraciones a medida que se han normalizado sus precio en el parqué y ahora sitúan el precio objetivo medio por encima de los 67 dólares, lo que le deja un potencial del 24% desde sus niveles actuales. De igual forma, solo una de las casas de análisis de las 26 que recoge FactSet aconseja deshacer posiciones.

"Los volúmenes de potasa han estado afectados por las malas condiciones meteorológicas en Brasil pero esperamos que este año se incrementen en más de un 4% a medida que gradualmente se recuperen los volúmenes de Rusia y Bielorrusia; en nitrógenos también esperamos una menor demanda tanto industrial como agrícola", exponen en Berenberg.

Desde Bloomberg Intelligence aluden al cambio en la estrategia de la compañía, favoreciento la devolución de capital a los accionistas (se calcula una rentabilidad por dividendo este año del 4%) frente a la expansión a largo plazo, además del anuncio en los resultados de una recompra de acciones de hasta el 5% del capital, en línea con lo recomprado en 2023. "Por cada 50 dólares más de precio por tonelada de potasa, supone un incremento del ebitda del 20%", recuerdan.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud