Bolsa, mercados y cotizaciones

El trío de ases de Wall Street: el empujón que necesita el rally de Navidad y un buen comienzo de 2024

  • Al S&P 500 le está costando superar los máximos históricos
  • Lleva una racha ganadora de ocho semanas alcistas
  • Y muy pocas veces se ha parado en esa cifra
Operador del Russell 2000. Bloomberg

El Dow Jones Industrial primero y luego el Nasdaq 100 han sido las primeras grandes referencias estadounidenses en conseguir alcanzar y batir los máximos que habían marcado el año 2021. Ahora toca al S&P 500 subirse al mismo carro de los hermanos mayores. El trío de ases amplía las posibilidades de "un año 2024 alcista para las bolsas norteamericanas".

Al S&P 500 le está costando renovar máximos históricos, pero la mayoría de los expertos confían en que caerán. "Dudo que gire a la baja de un modo sostenible sin que la alcance y trate de superarla, lo cual permitiría a este índice situarse en subida libre absoluta, que es la situación técnica más alcista que existe", comenta Joan Cabrero, asesor de Ecotrader.

Ahora mismo, el índice más seguido de Wall Street cuenta con todo a su favor. El sentimiento del mercado se mantiene alcista, mientras el mercado sigue descontando bajadas de tipos por parte de la Fed, y la estacionalidad también sopla en la buena dirección. El llamado rally de Navidad en EEUU suele abarcar las últimas cinco sesiones del año y las dos primeras de la nueva. Y tiene un historial bastante sólido para pensar que en las próximas cuatro sesiones el S&P no bata los 4.976 puntos al cierre. Desde 1969, el S&P 500 ha promediado una ganancia del 1,3% en este período de siete días, según el Stock Trader's Almanac.

"La atención se centrará rápidamente en si el mercado podrá mantener su impulso en el Año Nuevo, y eso puede depender de cuánto duren las buenas vibraciones que rodean a los posibles recortes de tasas de la Fed", comenta Chris Larkin de Morgan Stanley.

Otro punto a favor es que el S&P 500 atraviesa la mejor racha ganadora desde 2004. Desde 1957, nueve de las 17 rachas ganadoras anteriores de ocho semanas del indicador llegaron a una novena semana, casi la mitad de las veces. Buenos antecedentes para pensar que los máximos serán superados.

"Que tengamos a ese trío de ases en subida libre aumentaría las probabilidades de ver un año 2024 alcista para las bolsas norteamericanas y, por ende, de las mundiales. Solamente la pérdida de los mínimos de octubre cancelaría esta hipótesis", comenta Cabrero. En su estrategia, habla de que el S&P 500 bajaría a los 4.100 puntos.

Para Adam Turnquist, de LPL Financial, la presión de compra en una racha tan buena no solo es rara, sino que es una señal alcista para mejorar el sentimiento de los inversores y el impulso del mercado. "Y aunque todas las rachas ganadoras eventualmente terminan, la historia sugiere que el rebote puede no hacerlo", señala.

En próximas semanas habrá que ver si lo consiguen índices como el Nasdaq Composite y el Russell 2000, que todavía están a un 8 y un 17% respectivamente de los máximos de 2021. "Puede ser el margen de subida que podríamos tener de cara a los próximos meses el resto de índices", indica Cabrero.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud