Bolsa, mercados y cotizaciones

Julius Baer cae un 8% al no atraer el dinero de Credit Suisse

  • El banco suizo apenas creció un 1% en activos bajo gestión durante el primer cuatrimestre
Madrid icon-related

Las altas expectativas que había para Julius Baer, como uno de los grandes beneficiados de la caída de Credit Suisse, jugaron este martes una mala pasada a los inversores en la entidad, que vieron cómo las acciones de la compañía se hundían, después de conocerse que no ha conseguido hacerse con el patrimonio que salió del banco ya desaparecido.

Las acciones de Julius Baer llegaron a caer un 9,3% en la sesión, cerrando finalmente en los 58,18 francos suizos y perdiendo 1.000 millones de francos suizos en capitalización en un sólo día.

El banco suizo comunicó que sus activos bajo gestión apenas crecieron un 1% durante los primeros cuatro meses del ejercicio, unos 3.500 millones de francos, hasta los 429.000 millones de francos suizos, y reconoció que las entradas de dinero "han empezado el año a un ritmo muy lento".

Según el banco, la aversión por el riesgo ha llevado a los clientes a reducir las entradas de dinero en la entidad en los primeros meses del año. "Los primeros cuatro meses del año han sido un reto para los gestores de patrimonio, por las incertidumbres que se han generado en algunas áreas particulares del sector bancario durante este periodo", ha reconocido la entidad.

La reacción tan brusca que han tenido los mercados tras conocerse las cifras de patrimonio de la entidad ha sido, en parte, consecuencia de las altas expectativas que creó la propia compañía respecto del dinero que habría recogido la empresa tras el hundimiento de Credit Suisse. El CEO de Julius Baer, Philipp Rickenbacher, habría contribuido a generar las expectativas al declarar, el pasado mes de febrero, que la compañía estaba ganando clientes que estaban saliendo de las entidades rivales.

De hecho, Julius Baer reconoció que hasta 40 gestores habían entrado en los primeros meses del año en su banco en los primeros meses del año, a medida que los trabajadores de Credit Suisse dejaban la entidad por el temor de que hubiera despidos.

A pesar de todo, Julius Baer sigue confiando en recoger los frutos de la caída en desgracia de Credit Suisse, al señalar que el banco "se va a beneficiar enormemente" con entradas de dinero a medio plazo debido a las contrataciones que está llevando a cabo. Habrá que esperar a ver si esto finalmente se materializa.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud