Bolsa, mercados y cotizaciones

Oportunidades en cotizaciones destrozadas pero buenos negocios

  • Los gestores debaten sobre los ajustes de cartera ante una recesión que se descuenta pero no se ha producido y cómo afecta el factor psicológico del mercado a las valoraciones

En un entorno en el que el mercado está descontando una recesión económica que no ha llegado a producirse, los gestores value tienen el radar puesto en las oportunidades que presentan compañías que tienen su cotización por los suelos pero su negocio está en plena forma y son capaces de generar rentabilidades en el largo plazo. Así lo han reivindicado en la Jornada empresarial La gestión activa, valor y talento en España, patrocinada por MyInvestor y celebrada este jueves en Madrid.

¿Qué ajustes han llevado a cabo estos gestores en un ejercicio en el que, pese al pesimismo de la primera mitad del año, los índices de bolsa se anotan alzas del 15% y la renta fija ofrece un saldo positivo del 1,6% tras dos ejercicios en rojo?

"Somos muy poco de análisis macro y nos gustan compañías en las que pensamos que el negocio es bueno y nos podemos quedar muchos años invertidos", explica Jesús Domínguez, consejero delegado y gestor de Valentum AM, quien explica que ha deshecho posiciones en la portuguesa EDPR y entrado en Bankinter. "No somos muy de bancos, pero por primera vez en 10-15 años hay que estar, no puedes ignorarlos", explica. "Bankinter es un banco sencillo con un público con un nivel más alto, por eso ha cotizado siempre a múltiplos más altos. Pero por debajo de una vez en libros y ROE's a niveles del 15% tiene mucho sentido", detalla.

José Ramón Boluda, senior portfolio management de Singular Asset Management, se muestra menos optimista. Ve inevitable una contracción económica, lo que les ha llevado a suavizar su peso en energéticas de gas y petróleo, donde tuvieron mucha interacción en la última parte del año pasado. "La cartera desde un punto de vista de ciclo tiene recogido ese componente de recesión. En los últimos meses hemos deshecho posiciones en compañías con buen recorrido como Meta o Alphabet, donde aprovechamos momentos puntuales del año pasado y hemos ido poco a poco recogiendo porque en el resto de compañías el potencial de revalorización es superior", señala.

Componente psicológico del mercado

Gonzalo Sánchez Crespo, director de inversiones de Gesconsult, apunta al componente psicológico del mercado y las oportunidades que brinda ese cambio de sentimiento para pescar en río revuelto a buenos precios. "Hace unos meses todo estaba oscurísimo y ahora cambian tres factores exógenos [el precio del gas a una zona más normalizada, la reapertura de China y una política monetaria un poco más racional] y el mercado hace unos ajustes en valoración con un componente psicológico que puedes aprovechar. Estos movimientos nos ayudaron a encontrar compañías como ASML, Meta o Cellnex a los precios a los que estaban hace tres meses", explica.

Boluda señala que, en el corto plazo, el inversor suele tomar decisiones contrarias a una decisión a medio-largo plazo. "El inversor tiene una posición de psicología de esperar a ver si llega la recesión, si los tipos suben, de construir una cartear de renta fija porque hay una carga psicológica de efecto global. Puedo estar de acuerdo en que los tipos no sé cuando ni en qué intensidad podrían llegar a bajar a finales de este año o comienzos del que viene, pero sí tengo claro que no van a volver a bajar hasta los niveles de 2008-2022. Y creo que es importante intentar desde el punto de vista de los gestores de fondos dejar la piscología en un apartado más emocional y trasladar en qué tipo de activos debemos entrar hoy", razona.

En este sentido, Domínguez reconoce estar "harto de ver compañía que están ganando un 20% más que hace tres años pero están un 20% más abajo en cotización". Cita como ejemplos a Global Dominion, que acaba de presentar un plan de crecimiento y el valor no lo está recogiendo. "Es un muy buen momento porque puedes coger valoraciones super interesantes", apostilla.

Distinto es el caso de los portfolios con un perfil conservador como los de MyInvestor Cartera Permanente e Icaria Dinámico y MyInvestor Cartera Permanente y River Patrimonio, diseñadas para resistir en cualquier tipo de escenario y donde se han producido menos ajustes. "No sólo invertimos en acciones, también tenemos algo de renta fija, oro y en el caso de River Patrimonio algo de volatilidad; son estrategias que diversifican posiciones e independientemente del escenario económico que reine, nuestras carteras siempre tienen algo que va a funcionar", explica Rafael Ortega, gestor de MyInvestor Cartera Permanente y River Patrimonio.

Por su parte, Carlos Santiso, gestor de MyInvestor Cartera Permanente e Icaria Dinámico explica que intenta hacer una rotación de pesos hacia donde hay más oportunidades, que en su opinión son compañías de un perfil más industrial. "Creemos que la renta variable es el activo que lo hace mejor pero nuestros fondos tienen un sesgo conservador con un perfil mixto y cubrimos una potencial recesión con derivados", explica.

Puede ver la jornada completa aquí:

"Jungfraubahn es un valor seguro por la certidumbre que ofrece"

Las principales posiciones de la cartera que gestiona Carlos Santiso tienen un estilo similar, pero  destaca Jungfraubahn: el monopolio del transporte por ferrocarril de larga distancia a los principales destinos turísticos de Suiza. "Sufrió mucho con el Covid y en su momento, con una caída de más del 50%, pero si creías que se iba a recuperar el turismo de largo distancia, Jungfraubahn era un player bastante seguro por la certidumbre ya que al ser un monopolio, es elevadísima", afirma Santiso. En 2022 ya se recuperó el 60% del turismo de larga distancia, principalmente chino, "y con ello consiguió volver a las ventas de 2019", justifica. Su tesis de inversión se basa en una propuesta holística más allá del entorno inflacionario, ya que la compañía acometió la mayor inversión de su historia con un teleférico que permite desplazarse rápidamente entre las montañas.

También cuenta con una posición en sectores como el de aromas y fragancias, una industria de alta calidad que suele cotizar a múltiplos elevados, pero que se encuentra en plena consolidación, con 50-60 operaciones de M&A en marcha y donde su apuesta está en Treatt. También encuentran atractivo en una compañía con un segmento de concesiones para el cuidado y mantenimiento de zonas verdes en países nórdicos o una small cap británica de financiación de vehículos de segunda mano.

"El segmento de renovables de Dominion debería aflorar valor"

Las principales ideas de inversión en Valentum tienen apellido españoles. Una de ellas es Global Dominion, que "se ha metido en una parte de renovables que el mercado no está valorando en absoluto y debería aflorar valor", afirma Jesús Domínguez. También siguen en Rovi, que ha sido una apuesta recurrente de su cartera. "Esta afectada por el ruido de las vacunas pero tiene dos medicamentos importantes basados en un sistema de liberación retardada que han desarrollado ellos y que les va a volver a cambiar la compañía para bien, y generar mucho ebitda", señala. En el sector financiero cuentan con posiciones en Bankinter y Alantra y, fuera de la península, en la aseguradora holandesa ASR que acaba de comprar el negocio holandés de Aegon.

Por otro lado, Valentum también se ha posicionado en dos compañías italianas de yates de gran eslora, Sanlorenzo y The Italian Sea Group. "Cuando las empezamos a conocer era más por curiosidad y cuando las analizas ves que tienen poco capital empleado, buenos clientes, reciben pagos adelantados, son barcos que tardan en construir con visibilidad de los ingresos y están demostrando que siguen creciendo. Los cuellos de botella son los sitios donde tienen que trabajar, y están muy concentradas", explica.

"Los futuros gestionados tienen un perfil de retorno como la bolsa"

Rafael Ortega pone la lupa en los futuros gestionados. Una estrategia aún poco conocida en España y que reúne a largo y a corto plazo acciones, bonos, tipos de cambio, divisas o materias primas, entre otros. "Allá donde hay un mercado líquido se puede. Y es una estrategia interesante desde la perspectiva de construcción de cartera con un perfil de retorno idéntico al de la renta variable. La volatilidad es la misma, de modo que si estás capacitado para aguantar en bolsa podrías tenerlo con futuros gestionados, con lo interesante de que la correlación es nula con la renta variable", sostiene Rafael Ortega.

El gestor reconoce que hasta hace unos años las firmas donde se podían encontrar estas estrategias tenían una alta comisión que se acababa comiendo la rentabilidad. "Con la presión de la gestión pasiva hubo en EEUU un cambio de regulación, bajaron los costes y algunas de las grandes casas han tenido que bajar el coste y, de repente, es verdaderamente atractivo porque puedes acceder", afirma. "En Europa, si analizas las opciones que hay, 500-600 fondos alternativos, hay dos o tres casas que me gustan en las que se puede obtener exposición a esta estrategia y conseguir rentabilidades como en el pasado", asegura.

"Greenvolt es la compañía con más proyección de la Península"

Gesconsult lleva por bandera el valor de las firmas españolas y su potencial. "Ahora mismo en Iberia hay oportunidades muy interesantes y que se han quedado muy por debajo de lo bien que lo han hecho a nivel operativo" asegura Gonzalo Sánchez, director de inversiones de la firma. "Greenvolt en Portugal es probablemente la compañía con más proyección de toda la península. Sólo con el plan estratégico anterior la acción vale casi el doble y la capacidad que han demostrado en el tiempo que llevan cotizando de generar otras unidades de negocio, de una manera diversificada y adaptadas a las condiciones del mercado de las renovables, prueba que la compañía está sabiendo leer por donde van los tiros en el sector". En infraestructuras, reivindica valores como Sacyr o FCC, "un negocio con visibilidad operativa o recurrencia y las compras a múltiplos exageradamente bajos por un tema de liquidez", señala. En el caso de la segunda, destaca la gestión de Carlos Slim, bajo la que se acaba de subir un 25% el dividendo en un activo de alta calidad. También está el caso de Cellnex, donde la compañía ha dejado el crecimiento inorgánico en el momento adecuado y continúa la creación de valor. "Es muy raro encontrar una compañía que tenga tantos catalizadores a corto plazo", advierte.

"Embracer tiene vientos de cola con una valoración deprimida"

Entre los valores que Sigma Internacional tiene en el radar en términos de previsibilidad de flujo de caja y que el año pasado tuvieron un comportamiento estacional está el sector de videojuegos. "Ha crecido a tasas importantes y tuvo el peor año en 2022 por los flujos que tuvo en la pandemia, y está en ese proceso de reconstrucción", explica José Ramón Boluda. Entre ellas está Embracer. "Tiene un equipo gestor que conocemos muy bien y que creemos que es muy top en términos globales, sobre todo con la metodología que tienen a la hora de integrar negocios vía adquisición y con unos vientos de cola mientras que la valoración está deprimida en términos históricos", defiende.

El gestor también ha incorporado posiciones en determinadas compañías con negocios recurrentes como una pequeña gestora de fondos muy específicos en EEUU de la que aún no puede dar detalles. Con todo, la mayor posición está en Golar. "Para nosotros es una firma de infraestructuras, en la que creemos que puede haber catalizadores en el corto plazo", señala. Como tema exótico, tiene una posición en una firma de casinos en Camboya muy afectada por el cierre estacional de China y que "volviendo a los niveles prepandemia los potenciales de revalorización son muy elevados", explica.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud