Bolsa, mercados y cotizaciones

La crisis bancaria, un negocio muy lucrativo para los hedge funds: consiguen su mayor botín desde 2008

  • Obtuvieron 7.200 millones apostando contra el sector
Logo de Credit Suisse. Foto: Bloomberg

La quiebra de Silicon Valley Bank (SVB) y la compra de emergencia de Credit Suisse por parte de UBS, así lel desplome de First Republic Bank y os rumores sobre la supervivencia del Deutsche Bank, desataron una crisis bancaria que "aún no ha terminado" y cuyas consecuencias podrían durar años, en palabras del consejero delegado de JP Morgan, Jamie Dimon. Sin embargo, esta situación no ha sido tan terrible para todo el mundo y si no que se lo digan a los hedge funds. El pasado mes de marzo, estos vehículos de inversión se hicieron con su mayor botín desde la crisis financiera de 2008 apostando en contra de las acciones bancarias.

Es cierto que, al inicio de la pandemia, muchos fondos de cobertura tomaron posiciones cortas contra el sector bancario, pero no es comparable con el volumen registrado en marzo de este año: en solo un mes, los inversores estadounidenses y europeos consiguieron más de 7.200 millones de dólares de beneficios, de los cuales 1.300 millones proceden de apuestas contra SVB, 848 millones de dólares de First Republic y otros 684 millones de dólares de Credit Suisse, según datos de Ortex.

Especialmente significativo es el incremento que experimentó el interés por las apuestas en corto en First Republic Bank. A principios de marzo, estas posiciones tan solo representaban el 1,3% de las acciones en circulación del banco. A finales de mes, ese porcentaje se había disparado hasta el 38,5%. En la actualidad, se ha reducido ligeramente y ronda el 37,3%.

Lo mismo ocurrió con las del banco suizo adquirido por UBS. Antes de que estallará todo, suponían el 3,5% de todas las acciones en circulación de Credit Suisse. Al día siguiente de anunciarse la compra por parte de su rival, ya representaban el 14%, según los cálculos de S&P Global Market Intelligence basados en los títulos en préstamo de la entidad.

Por su parte, las apuestas contra Deutsche Bank pasaron de representar el 1,4% de sus acciones en circulación al 6,1% en menos de un mes. No obstante, las ganancias de los inversores en corto en este banco han sido menos abultadas porque, desde que el canciller Olaf Scholz descartarse que la entidad podía correr la misma suerte que Credit Suisse, sus títulos del banco han recuperado algo del terreno perdido. Aún así, Marshall Wace, uno de los mayores grupos de hedge funds del mundo, obtuvo unas ganancias netas de unos 40 millones de dólares con sus apuestas contra el prestamista alemán.

De cara a los próximos meses, los fondos de cobertura prevén más turbulencias en el sector bancario. Argonaut, por ejemplo, cree que el programa de ayuda a la liquidez de la Reserva Federal de EEUU (Fed) evitará en gran medida que los bancos regionales más débiles quiebren por falta de liquidez, pero, dados los tipos de interés actuales, podría provocar "un impacto catastrófico en los márgenes de interés netos, creando un riesgo de solvencia", según recoge el Financial Times.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud