Bolsa, mercados y cotizaciones

Europa batirá a EEUU en bolsa esta década según 2 de cada 3 analistas

  • El selectivo europeo se ha revalorizado un 61,2%
Madrid icon-related

Durante la última década, la comparativa entre el comportamiento de la bolsa estadounidense con la europea no deja lugar a dudas. El Viejo Continente no ha sido rival para el gigante norteamericano, con el índice Stoxx 600 quedándose muy por debajo del S&P 500 en el comportamiento bursátil. El selectivo europeo se ha revalorizado un 61,2% en los últimos 10 años, lo que se traduce en una rentabilidad anualizada del 4,9%, mientras que el S&P 500, el índice con más capitalización del planeta, ha conseguido dejar un 169,7% de retorno a los inversores, una rentabilidad anualizada que alcanza el doble dígito a 10 años, del 10,4%.

¿Cómo ha conseguido la renta variable americana batir con tanta diferencia a su homólogo europeo? Casi 6 puntos anualizados de ventaja en un periodo de 10 años es una diferencia destacable, y se produce, principalmente, por la distribución sectorial que tiene cada uno de los índices. La clave, para muchos expertos, es el peso de la tecnología que tiene la bolsa americana, frente una bolsa europea que se nutre mucho más de sectores más tradicionales, que no han funcionado también para los inversores en los últimos años.

La ventaja de EEUU en la década

En una década en la que las políticas monetarias de los bancos centrales han sido históricamente acomodaticias, con tipos de interés al 0% que han mantenido reducidos los costes de financiación, la tecnología ha funcionado mejor que otros sectores. Este contexto de tipos de interés ha cambiado radicalmente en los últimos meses, con la Reserva Federal estadounidense (Fed) y el Banco Central Europeo (BCE) incrementando los tipos de interés hasta niveles no vistos desde la Gran Crisis Financiera (en este momento, el 4,75% en Estados Unidos y el 3% en la zona euro).

El año pasado la bolsa europea ya consiguió mejorar con creces el comportamiento de la estadounidense, precisamente en el año en el que se ha producido el incremento de los tipos en ambas economías, lo que confirma que, al menos a día de hoy, el S&P 500 es más dependiente de los bajos tipos para mantener el buen comportamiento, frente a la europea.

"El gran beneficiario del dinero abundante y barato es el sector tecnológico. Por eso, en 2022, cuando el dinero pasó de ser abundante y barato a ser escaso y caro, cambió totalmente el escenario de mercado", confirma Víctor Alvargonzález, fundador de la firma de asesoramiento independiente Nextep Finance. Esta situación se puede representar con la dicotomía entre el tipo de inversión value y el de growth, con las empresas del sector tecnológico estadounidense siendo los principales representantes de este tipo de gestión en los últimos años.

"Gran parte del mejor rendimiento de la bolsa americana de la última década se explica por razones de composición sectorial, con mayor peso en sectores de crecimiento, y en especial por el comportamiento de las acciones FAANG", explica José Luis García Muelas, CIO de la gestora Loreto Inversiones. Víctor Álvarez, responsable de renta variable de Tressis AM, coincide con esta tésis: "La hegemonía norteamericana viene explicada por el magnífico comportamiento de las grandes tecnológicas (Amazon, Alphabet, Apple, Microsoft, Facebook, Nvidia, Tesla...) desde la crisis financiera de 2008 y por unas políticas monetarias excesivamente expansivas, un caldo de cultivo perfecto" señala, un argumento que también defiende Joaquín Robles, analista de XTB: "Durante el último año la renta variable norteamericana ha estado expuesta a un ritmo de subida de tipos superior a la europea. Además, la mayor proporción de empresas de crecimiento ligadas a la tecnología le ha penalizado, ya que son compañías más vulnerables a la subida de tipos de interés", explica.

Por el contrario, como explica Christian Abuide, responsable de asignación de activos de Lombard Odier, "los mercados bursátiles europeos están más expuestos a sectores de menor crecimiento, como el financiero y el de productos básicos", destaca.

Ya ha dado comienzo 'el relevo'

Los mismos argumentos que han permitido a Estados Unidos comportarse mejor en bolsa que a la bolsa europea son los que apoyarán, según explican los analistas, que esta última supere a la norteamericana en los próximos años. De los 12 analistas que han participado en esta encuesta (Beka Finance, Carmignac, Deutsche Bank, iBroker, Janus Henderson, Link Securities, Lombard Odier, Loreto Inversiones, M&, Nextep Finance, Tressis AM y XTB, en orden alfabético), ocho, o lo que es lo mismo, el 66%, creen que Europa ha tomado el relevo a Estados Unidos y se comportará mejor durante la década que acaba de dar comienzo.

El resto, se divide entre un 17% (2 analistas) que cree que la bolsa americana volverá a repetir una década mejorando el comportamiento de la europea, y otro 17% que no lo tiene claro y prefiere optar por no aventurarse en esta predicción.

Hay que recordar las dificultades de hacer estimaciones a tan largo plazo. El abanico de posibles escenarios que hay en el mundo, tanto económicos, como geopolíticos, hace de la bolsa un ecosistema complejo. La opinión que comparte José Miguel Fernández, economista jefe de Beka Finance, es un ejemplo perfecto de ello. "Creemos que Europa como inversión tendrá mejor comportamiento que Estados Unidos", reconoce en la encuesta, como la mayor parte de participantes, pero, al mismo tiempo, avisa del peligro que esconde a veces fiarse en exceso del consenso de mercado: "Nos encontramos en un momento que coincide con febrero del 2000, julio del 2002, octubre de 2005, agosto del 2010, septiembre del 2017... momentos en los que la comunidad inversora llegó a niveles máximos de consenso en contra de EEUU y a favor de Europa. Sólo en 2005 fue inmediato el mal comportamiento de EEUU. No siempre ir de la mano del consenso es lo más acertado", reconoce.

Además de la distribución sectorial que mantiene la bolsa europea, que la coloca ahora en mejor posición que la estadounidense, los analistas defienden otros argumentos que tiene el Viejo Continente a su favor. Las valoraciones son ahora más atractivas en Europa, defienden los analistas, y también destacan otros aspectos que favorecen a la bolsa de la zona euro, como la retribución al accionista, menores riesgos para los beneficios empresariales en esta región, la disminución del miedo a la recesión que ha estado presente en los últimos meses, la caída de los precios de la energía y la reapertura de China, entre otros.

La cuestión de las valoraciones es una de las que más repiten los analistas como una de las grandes fortalezas de la bolsa europea. "Los inversores volverán a tener que preocuparse por las valoraciones de las empresas y por el precio pagado por una corriente de flujo de caja, de una manera que les ha sido un tanto esquiva durante la última década", explica John Bennett, director de renta variable europea de Janus Henderson. "Por tanto, en nuestra opinión, los mercados financieros experimentarán un periodo plurianual de compresión de las valoraciones (se reducirá la diferencia entre las acciones menos valoradas y las más caras). Los mercados europeos, en virtud de sus valoraciones más baratas, serán, probablemente, los más beneficiados", explica.

Maria Municchi, gestora de fondos de M&G, avisa de que "el sentimiento de mercado se ha movido hacia un punto de notable complacencia, con optimismo de que la inflación ya se ha resuelto y que habrá un giro de la política de los bancos centrales", explica, y advierte de que desde M&G han decidido adoptar una postura "de más cautela". Dicho esto, y teniendo en cuenta que "todavía hay mucho espacio para sorpresas positivas, y teniendo esto en cuenta, tenemos una postura neutral con la bolsa, pero preferimos mercados con valoraciones atractivas, como Europa y Japón, antes que Estados Unidos, un mercado que consideramos que está en su precio justo", destaca la gestora.

Juan Fernández-Figares, director del departamento de análisis de Link Securities, considera que "a partir de ahora espero que el fuerte diferencial que sigue habiendo entre las valoraciones de Estados Unidos y Europa se vaya reduciendo, ya que creo que la inversión value se va a imponer por el momento por la de crecimiento", destaca.

Por su parte, Axelle Pinon, miembro del comité de inversión de Carmignac, destaca cómo "esperamos que Europa continúa mejorando el comportamiento de la bolsa estadounidense, después de que esta última haya liderado durante la mayor parte de los últimos 12 años. La fortaleza relativa de Europa tendrá sus momentos de debilidad, pero pensamos que esta reversión de la tendencia a favor de Europa se va a mantener", señala, y enumera varios argumentos: "Las valoraciones son más atractivas, con Europa cotizando a un PER de 13 veces frente a las 18 veces de Estados Unidos; también, gracias al apoyo fiscal, en Europa hay menos riesgos para los resultados empresariales, algo que también se ve afectado por un entorno más positivo para Europa por la reapertura de China, donde las empresas europeas tienen una exposición del 8% en sus ventas, frente al 4% de las firmas estadounidenses", destaca.

Argumentos a favor de EEUU

Algunos de los expertos encuestados, incluso varios de los que esperan un mejor comportamiento de Europa frente a EEUU, también destacan los puntos a favor que tiene la bolsa del gigante estadounidense. "Sin duda ninguna, las empresas norteamericanas son más sólidas, más punteras que las europeas, y la economía americana también lo es", explica Antonio Castelo, analista de iBroker. Otros argumentos a favor de la bolsa americana tienen más que ver con el demérito de Europa: "Tenemos una gran carencia de recursos básicos y energéticos y tecnológicamente estamos por detrás", incide.

Por su parte, Diego Jiménez-Albarracín, responsable de renta variable del centro de inversiones de Deutsche Bank, considera que "hablar de un comportamiento mejor en una década es excesivo, al fin y al cabo, Wall Street es la que lleva la batuta de las bolsas mundiales. La americana es más ágil que la europea y el inversor americano está mucho más orientado a bolsa que el europeo", recuerda.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud