Bolsa, mercados y cotizaciones

La renta fija mundial roza el 4% de rentabilidad, la más alta desde 2008

  • Los inversores vuelven a favorecer a los bonos por el aumento de rentabilidades
Madrid icon-related

El mercado de renta fija parece haber recuperado la normalidad. Después de varios años en los que las rentabilidades a vencimiento desaparecieron del mapa, la crisis inflacionista que se ha desatado en los últimos meses ha hecho que la deuda mundial vuelva a ser un activo en el que fijarse.

Las rentabilidades a vencimiento han escalado muy rápidamente (tanto, que 2022 es, a día de hoy, el peor año de la historia para los inversores en bonos desde que hay registros), haciendo que el índice de deuda mundial de Bloomberg vuelva a asomarse al 4% de rentabilidad. Al cierre del lunes el selectivo ya había recuperado el 3,9%, un nuevo máximo del año, dejando pérdidas por precio, eso sí, de casi el 21% desde el primer día del ejercicio.

El bono estadounidense con vencimiento a 10 años, la referencia mundial en el mercado de deuda, también marcaba ayer nuevos máximos de rentabilidad, en su caso, no vistos desde octubre de 2008, en plena crisis de Lehman, rozando el 4,1% a media sesión de bolsa estadounidense.

El cambio de panorama en el mercado de renta fija se está produciendo en todos los frentes, con los bonos corporativos reaccionando a la par que los soberanos. La situación ha cambiado tanto que la deuda corporativa con grado de inversión ya supera la rentabilidad a vencimiento que ofrecían el mismo tipo de bonos, pero sin grado de inversión, a principios de año, el 5,9%. En estos casi 11 meses de recorrido, el high yield ha pasado de esta rentabilidad a ofrecer un 10,3% a vencimiento.

Vuelve a ser atractiva

El incremento que se ha producido en las rentabilidades de los bonos han hecho que estos vuelvan a estar en el punto de mira de muchos inversores. Lucía Gutiérrez-Mellado, directora de estrategia de JP Morgan AM para España y Portugal, reconoce cómo "después de muchos años, los clientes nos están volviendo a pedir renta fija. En este contexto la gente se refugia en fondos de renta fija flexible", explica. Para la gestora del banco estadounidense, es en crédito corporativo donde "esperamos cosechar más rentabilidades", señala Gutiérrez-Mellado.

En el mismo sentido, desde Jupiter AM, Adam Darling, gestor de renta fija de la gestora, destaca cómo "históricamente, cuando las rentabilidades a vencimiento están en los niveles actuales, el 90% del tiempo se ha ganado dinero, y el 60% se han conseguido retornos de más del 10% en los siguientes 12 meses", señala. El principal riesgo que percibe ahora Darling es el de crédito, por la posibilidad de que haya impagos si se confirman los peores temores macroeconómicos, que apuntan a la llegada de una recesión mundial en los próximos meses. Sin embargo, Darling hace hincapié en cómo, históricamente, incluso en los peores momentos los impagos de deuda corporativa fueron muy limitados.

Los estrategas de Barclays también coinciden con la opinión de JP Morgan AM, y ahora se inclinan por la renta fija frente a la variable y, en concreto, señalan cómo el crédito corporativo con grado de inversión ofrece una ratio rentabilidad / riesgo muy atractiva. Hay que recordar, que, en el pasado, en momentos de recesión, los bonos han sido un mejor refugio para los inversores en comparación con la renta variable.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud