Bolsa, mercados y cotizaciones

Los cruceros aún 'naufragan' en el mar de la sostenibilidad

  • Los rating ESG aún no recogen los planes de las navieras
  • Las grandes firmas del sector ofrecen potenciales de tres dígitos

El Wonder of the Seas, propiedad de Royal Caribbean y considerado el mayor crucero del mundo, dejó en su última visita a Baleares un reguero de críticas y humo tóxico que contamina "casi 10 veces más que todos los coches de Palma de Mallorca juntos", denunció la Plataforma anticruceros.

Desde que la ONG Transport & Environment pusiera cifras a la contaminación que emiten estas embarcaciones (el equivalente a 100 millones de coches), las cuatro grandes navieras, Carnival, Royal Caribbean, Norwegian Cruise Line y MSC Cruises, están redoblando sus esfuerzos por reducir sus emisiones.

En su último informe ESG, que aglutina las métricas ambientales, sociales y de gobernanza, el CEO de Royal Caribbean, Jason Liberty, apuntaba que están enfocados en "ofrecer las mejores vacaciones posibles haciéndolo de un modo responsable" y ponía el foco en lograr cero emisiones en 2050 con acciones como la introducción de un híbrido de pila de combustible, un portfolio de construcción naval en el que cada nueva clase de barco sea un 20% más eficiente energéticamente que su predecesora o gestionar los residuos para convertirlos en energía.

Royal Caribbean, Carnival y Norwegian ofrecen un nivel de riesgos de sostenibilidad no gestionados medio

También tiene 2050 como meta Norwegian para ser neutra en emisiones. En su nuevo informe de sostenibilidad se compromete a compensar tres millones de toneladas métricas de CO2 equivalente en tres años y quiere que en torno al 70% de su flota esté equipada en 2025 para que sus buques se conecten a las redes eléctricas en tierra.

Pese a estas buenas intenciones, lo cierto es que los ratings ESG aún no recogen estas intenciones. Sin contar a MSCI Cruises, que no cotiza, las otras tres navieras reciben de Sustainalytics una calificación de más de 20 sobre 100, lo que supone un nivel de riesgos de sostenibilidad no gestionados medio (entre 0 y 10 esos riesgos son inapreciables y por encima de 30, elevados). La peor es Norwegian, con un 26,6.

S&P Global (que a mayor cifra de 0 a 100 significa mejor nota) da a Carnival un 40, a Norwegian un 41 y a Royal Caribbean un 56. Y para MSCI, que designa con triple A o doble A a los líderes en la gestión de riesgos ESG, califica a Carnival con una B, a Royal Caribbean con una doble B y deja sin nota a Norwegian.

La recomendación es 'mantener'

Pese a las buenas cifras previstas para el turismo en el que se espera sea el año de consolidación de la recuperación tras la pandemia, las empresas de cruceros se están viendo envueltas en una tormenta perfecta en bolsa, con caídas anuales de más del 50% en bolsa. Estos descensos han aflorado potenciales de casi tres dígitos a doce meses vista que, por el contrario, no han hecho cambiar de parecer a los analistas del consenso, que recomiendan mantener sus títulos hasta que amaine el temporal.

"Los elevados precios del combustible, las presiones inflacionistas sobre los alimentos y los aumentos significativos en los costos para que los cruceros lleguen a su puerto de salida son golpes incrementales en los márgenes", apuntan desde Deutsche Bank.

Deutsche Bank: "Los elevados precios del combustible, las presiones inflacionistas y los aumentos significativos en los costos son golpes incrementales en los márgenes"

En el caso de Royal Caribbean, estos expertos creen que "sigue habiendo un sólido impulso operativo en el aquí y ahora y la compañía tiende a una posición de liquidez mucho más cómoda, pero obviamente los mercados están en este momento más centrados en escenarios económicos potencialmente menos halagüeños para el consumidor estadounidense para el próximo año".

De hecho, los analistas de la entidad alemana consideran que "hasta que uno de los operadores de cruceros esté dispuesto a ofrecer una orientación formal para 2023, creemos que el camino de menor resistencia para muchos inversores en consumo discrecional es mantenerse al margen".

Menos pesimista es Citi sobre Norwegian, para quien si bien sigue teniendo una calificación de neutral/alto riesgo dada su exposición a los acontecimientos geopolíticos y a las cambiantes condiciones pandémicas, "si la compañía puede simplemente conseguir cierta estabilidad en estos frentes, deberíamos ver una mejora sustancial a nivel general en los próximos meses", señala.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.