Bolsa, mercados y cotizaciones

Berruga (Global X): "El litio y los reits de centros de datos son las grandes temáticas de inversión"

  • "Jugar en la nube y la monetización en eSports: uno de los ETFs de mayor crecimiento en 2020"
  • "La tecnología limpia e infraestructuras, los mayores ganadores del gobierno demócrata"
  • "El cannabis tiene más aceptación social y es una forma de incrementar los ingresos fiscales"
Luis Berruga. Foto: eE
Nueva York

Recién recuperado de una infección por Covid-19, Luis Berruga, consejero delegado de Global X, parte de Mirae Asset Financial Group, atiende a este periódico desde sus oficinas en Manhattan. Esta gestora líder a nivel mundial en inversiones de fondos cotizados (ETFs) temáticos, con un total de 24 estrategias orientadas a posibles tendencias disruptivas en las próximas décadas, tiene un marcado acento patrio.

Fundada en 2008 por Bruno del Ama y José Carlos González, que posteriormente vendieron la compañía al gigante coreano en julio de 2018, irrumpió en 2010 con su primer fondo centrado en el litio y la tecnología de baterías. "La gente del sector tradicional de fondos de inversión nos preguntaron que si estábamos, literalmente, locos", confiesa. Este fondo cuenta ya con activos pasivos de 2.693 millones de dólares y un rendimiento del 127% en el último año.

Desde el pasado 18 de diciembre desembarcaron en Europa, a través de su nueva plataforma UCITS, en la Bolsa de Londres y en los próximos días llegarán a la alemana, con el lanzamiento de dos fondos temáticos: Global X Video Games & Esports UCITS ETF y Global X Telemedicine & Digital Health UCITS ETF.

A la hora de abordar el mercado patrio, Berruga reconoce que la fiscalidad en España para este tipo de productos, donde tributan por las plusvalías generadas en cada momento, independientemente de si se reinvierte el importe reembolsado en otro ETF o no, es un escollo que no encuentra en otros países.

Aun así defiende este vehículo de inversión como "muy eficiente para la gran mayoría de los inversores", avalado por su liquidez y transparencia en un momento en que el inversor minorista "está mucho más educado de lo que estaba hace 10 años". Su objetivo en Europa es lograr los 1.000 millones de dólares en activos para mayo de 2022 y que entre el 15% y el 20% de ellos lleguen de nuestro país.

Como líder del mercado de ETFs temáticos, Global X ya está bien posicionado en EEUU y en Asia. ¿Qué hay detrás de la conquista de Europa?

Tenemos el mayor número de activos pasivos siguiendo ETFs temáticas en el mundo, con unos 12.000 millones de dólares al cierre del pasado 31 de diciembre. Soy muy optimista con el mercado europeo, que cerró el año pasado con 1,3 billones de activos en fondos cotizados. En solo dos años, prácticamente, este número se ha duplicado. En Global X vemos una oportunidad clara para ofrecer en Europa lo que nos ha hecho únicos en EEUU, que son las inversiones temáticas. Ahora todo el mundo habla de ellas pero nosotros empezamos en el 2010, cuando lanzamos nuestro fondo relacionado con el litio y las tecnologías de batería. En el 2011 lanzamos el ETF de redes sociales y el mercado nos dijo: "¿qué nos estáis contando?". Sin embargo hemos seguido con esa evolución de sacar producto temático innovador al mercado. En el 2016 lanzamos el fondo de robótica e Inteligencia Artificial, que a día de hoy cuenta con 2.500 millones de dólares y es el fondo de robótica más grande en EEUU. Ese mismo año lanzamos también el de fintech, que a día de hoy cuenta con más de 1.000 millones de dólares. A mitad del año pasado estrenamos el de telemedicina y salud digital healthcare y ya cuenta con 700 millones de dólares en activos. La evolución es constante. Podemos aportar mucho valor a los clientes europeos porque no hay nadie realmente en Europa que tenga la profundidad, desde el punto de vista temático, que tenemos nosotros. Nuestra estrategia va a ser muy parecida a lo que estamos haciendo en EEUU, crear producto temático, producto innovador y ofrecer todas nuestras estrategias temáticas en algún momento.

¿Y qué me dice del mercado español?

Estoy viendo una evolución y un despertar del ciudadano español sobre la necesidad de invertir en bolsa. La tendencia del crecimiento de la educación financiera es especialmente acentuada en España. La gente se está dando cuenta de que el sistema de pensiones público tradicional es totalmente insostenible a medio y largo plazo por lo que busca invertir a través de planes de pensiones privados o roboadvisors. Esto me lleva a otro factor que es el auge de la tecnología financiera. España cuenta con un sistema muy bancarizado, donde los bancos, consciente o inconscientemente, han limitado el acceso a ciertos productos. También imponen algunas comisiones que en los tiempos que corren son inviables. Por lo que las plataformas de fintech van a revolucionar esto de forma dramática y afortunadamente veo más y más compañías de este perfil surgiendo en España. Van a facilitar y democratizar el acceso a los mercados de capital y a los distintos vehículos de inversión. Un gran beneficiario de todas estas tendencias va a ser el ETF. Los fondos cotizados son la solución para una gran parte de la población que esté interesada en invertir.

"Las fintech españolas van a democratizar el acceso a los mercados de capital y a los distintos vehículos de inversión y los ETFs serán los grandes beneficiados"

Durante los últimos 12 meses, Global X elevó sus activos en cartera en torno a un 84%. ¿Cómo va a influir potencialmente el desembarco europeo en este crecimiento?

La semana pasada fue la mejor en la historia de Global X desde el punto de vista de flujos netos con la entrada de 993 millones de dólares. El viernes contábamos con un total de 22.500 millones de dólares en el total de 78 ETFs. Entramos en Europa con dos productos, el de Video Games & Esports y el Telemedicine & Digital Health. Sin embargo, ya contábamos con clientes europeos. De hecho, sin distribución alguna, hemos llegado a los 1.000 millones de dólares procedentes de Europa en nuestros productos estadounidenses. La mayor parte de ellos vienen de Reino Unido y de Suiza, pero también Alemania, España e Italia. Pese a la Directiva Mifid implementada en 2018, y sin ningún tipo de distribución, hemos crecido nuestra base de clientes europeos. Aunque es un mercado más pequeño, Europa tiene mucho potencial. Estoy convencido de que en los próximos cuatro o cinco años su mercado de fondos cotizados se va a triplicar o cuadruplicar.

¿Cómo ha acelerado la pandemia la inversión temática?

Ha tenido un doble impacto. Por un lado, la aceleración de ciertas tendencias, particularmente tecnológicas, que todos esperábamos iban a ocurrir en los próximos cinco o diez años. Esta aceleración va a continuar incluso a medida que se reabra la economía. La otra es la expansión del mercado potencial de esas tendencias disruptivas. Dos áreas que se han beneficiado muchísimo son el cloud computing (computación en la nube) y el comercio electrónico. La computación en la nube es la base digital de todo lo que utilizamos a día de hoy, desde redes sociales, Zoom, Microsoft Teams o videojuegos. Del lado del comercio electrónico hemos visto un repunte en áreas relacionadas con la alimentación y los bienes de consumo de mayor valor, como los coches.

"En los próximos cuatro o cinco años el mercado de fondos cotizados europeo se puede triplicar o cuadruplicar"

¿Qué temáticas cree que tendrán un mayor interés y generarán más oportunidades a corto, medio y largo plazo?

A corto plazo, te diría que la seguridad cibernética o cybersecurity. Esta tendencia es imparable. El incremento en la inversión de las compañías en seguridad cibernética este año será de 51.700 millones de dólares, un 20% de lo que gastaron en el 2020. En las últimas dos semanas, la cantidad de flujos netos a nuestro fondo de ciberseguridad ha sido brutal. A medio y largo plazo, tengo dos temáticas. Una es el litio, tanto la materia prima como las compañías que desarrollan productos y servicios asociados a las tecnologías para baterías. Hasta ahora no han sabido encontrar ninguna forma alternativa que sea tan eficiente como el litio para dar energía a los móviles. Lo mismo ocurre con el tema de los vehículos eléctricos. Curiosamente este fue el primer fondo que lanzamos en 2010 y no recibimos nada de dinero durante tres años porque lo hicimos demasiado pronto. Sin embargo, el viernes se convirtió por primera vez en el fondo más grande de Global X con 2.630 millones de dólares. Su rendimiento en 2020 fue del 125%. La otra temática se concentra en el área inmobiliaria comercial orientada a centros de datos y de torres para antenas y satélites, cuyos principales clientes son Amazon o Google. A finales de 2020 lanzamos el fondo VPN (Virtual Private Network), que es aún muy joven y en el que no tenemos aún prácticamente activos, que invierte en reits (sociedades de inversión del sector inmobiliario que cotizan en bolsa) relacionadas con centros de datos. El hecho de ser un producto más orientado al tema inmobiliario le da un perfil más conservador que otros productos temáticos que tenemos.

"La tecnología limpia e infraestructuras, los mayores ganadores del gobierno demócrata"

En EEUU, el mayor fondo temático de Global X es LIT (Lithium & Battery Tech ETF) orientado al litio y la tecnología de baterías, con más de 2.630 millones de dólares en activos pasivos y un rendimiento del 127% en el último año. También cuentan con PAVE (U.S. Infrastructure Development ETF), ligado al desarrollo de infraestructuras, con más de 952 millones y una rentabilidad de casi el 20%.

El pasado octubre lanzaron CTEC (CleanTech ETF), que invierte en empresas que se benefician de la mayor adopción de tecnologías que inhiban o reduzcan los impactos ambientales negativos. Este joven ETF suma más de 100 millones de dólares.

"La tecnología limpia e infraestructuras son los grandes ganadores en el mundo de la inversión de una presidencia y un Capitolio controlado por los demócratas", destaca Berruga. Explica que EEUU se está dando cuenta de que está perdiendo la carrera tecnológica con respecto a China y, por ello, estima que Biden, dentro del plan de infraestructura de tecnología limpia, incluirá "el concepto de infraestructura digital" como vía de competir.

"Dentro de tecnología limpia, todas las compañías que se dedican a la producción de energía renovable salen beneficiadas así como las de productos o servicios tecnológicos para mejorar la eficiencia energética", añade. También alude a la electrificación de ciertos sectores del transporte, en referencia al litio y las baterías: "Si cogemos los principales centros urbanos de EEUU y pasamos a utilizar vehículos eléctricos, se estima que la reducción de las emisiones puede ser del 25%".

"Jugar en la nube y la monetización en eSports: uno de los ETFs de mayor crecimiento en 2020"

Luis Berruga se confiesa como un apasionado del sector de los videojuegos y de los eSports aunque ya no juega tanto como lo hacía en el colegio mayor en Madrid durante su etapa universitaria. Sin embargo, pese a comenzar a monitorizar esta temática en 2016 no fue hasta el año 2019 cuando Global X lanzó HERO (Video Games & Esports ETF) en EEUU, que ha captado casi 614 millones de dólares y acumula un rendimiento del 91%, convirtiéndose en uno de los de mayor crecimiento en 2020. Precisamente, es de los primeros fondos cotizados en lanzar en el mercado europeo con Global X Video Games & Esports UCITS ETF.

Sobre esta área incide en el concepto de cloud gaming, es decir, jugar en la nube. "Cuando mi padre me regalaba un par de juegos para la Nintendo, hace ya muchos años, jugabas a esos juegos durante tres meses hasta que te cansabas y ya no jugabas más hasta las navidades siguientes, que te llegaba otro cartucho", recuerda. Con el cloud gaming "estás conectado constantemente a la red" y tienes acceso a una librería de productos con todas las nuevas características. Esto, a su vez, transforma el modelo de distribución de la misma forma que Netflix cambió el modelo de distribución de películas.

De las plataformas de videojuegos y de eSports valora el poder de monetización. "Saben perfectamente el perfil demográfico de las personas que están participando en estos juegos y en estos eventos de eSports, lo cual tiene un valor enorme desde el punto de vista de marketing", subraya.

"El cannabis tiene más aceptación social y es una forma de incrementar los ingresos fiscales"

Entre los 78 fondos cotizados de Global X, de los cuales 24 se centran en estrategias temáticas, también se mira al mercado del cannabis. La compañía lanzó POTX (Cannabis ETF) en septiembre de 2019 y actualmente cuenta con 60,7 millones de dólares. Un fondo que, sin embargo, acumula un rendimiento negativo del 30,5% en el último año aunque se revaloriza un 37% en los últimos tres meses.

Berruga señala tres motivos fundamentales por los que Global X es optimista en esta temática. El primero es la mayor aceptación social, al menos en EEUU. "Las encuestas que barajamos dicen que en torno al 68% de la población está de acuerdo con la legalización del algún tipo de uso del cannabis", indica.

Otro factor importante es la posición fiscal de los estados a este lado del Atlántico. "Muchos estados no tienen dinero mientras han tenido que incurrir en más gastos como consecuencia de la pandemia deteriorando aún más los presupuestos", aclara, añadiendo que algunos gobiernos estatales plantean la legalización del cannabis "como una forma de incrementar sus ingresos fiscales que le permitan cuadrar en cierto modo sus presupuestos".

Por último, alude a la nueva composición del Capitolio y la Casa Blanca, en manos demócratas, algo que eleva las posibilidades de que el cannabis se legalice a nivel federal. "El mercado de cannabis a nivel global es de al menos 160.000 millones de dólares de los que menos del 20% ocurre a través de canales legales. Si se legaliza en un mercado como el americano, el potencial es brutal", aventura.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.