Bolsa, mercados y cotizaciones

OMV, la mayor petrolera del Este de Europa, se acerca a Rusia... y EEUU se esfuerza por impedirlo

  • La compañía es uno de los socios que financia el oleoducto ruso Nord Stream 2
  • OMV recibe una de las recomendaciones de compra más claras del sector
  • Sus beneficios crecerán un 44% entre 2018 y 2021
Plataforma en alta mar de OMV Petrom, filial de OMV en Rumanía.

La firma energética más internacional de Austria está entre las cinco europeas que más gustan a los analistas y sus beneficios se compran más baratos que los de la media de la industria del gas y del petróleo. Su acercamiento a Rusia, socio en el proyecto Nord Stream 2 al que se opone Washington, y la intención de Rumanía, su segundo mayor mercado, de dejar de importar gas ruso, ponen la geopolítica en el centro de las decisiones de OMV. | Todo sobre el índice Eco30: qué es y quién lo compone.

A Estados Unidos le incomoda que por el oleoducto Nord Stream 2 empiece a fluir el gas, como también mostró su descontento con las otras tuberías que acabaron llevando gas y petróleo ruso a Europa. En este caso, todo apunta a que el proyecto llegará a buen puerto, ya que el oleoducto cruzará el Mar Báltico a su paso por Estonia, Letonia, Lituania, Kaliningrado, Polonia y Alemania, rozando también las aguas de Dinamarca, Suecia y Finlandia.

La Casa Blanca desconfía del proyecto porque considera que generará dependencia por el gas ruso, pero los europeos no parecen amedrentarse, más aún cuando Engie, Royal Dutch Shell, Uniper, Wintershall y OMV financiarán la mitad del proyecto; estando la otra mitad en manos rusas. De hecho, el consejero delegado de OMV, Reiner Seele, se vio forzado en mayo a pedir a la Comisión Europea que defendiese a estas compañías de las sanciones con las que amenaza el Gobierno de Donald Trump para evitar la puesta a punto del oleoducto.

La acción acompaña la caída en el precio del petróleo

El petróleo Brent, el crudo de referencia en Europa, ha perdido un 20% de su valor desde el pasado 23 de abril, día en que la acción de OMV registró sus niveles máximos de 2019, en la zona de los 51 euros. Desde entonces, los títulos de la novena firma energética europea por capitalización bursátil han perdido alrededor de un 11%, hasta cotizar en el entorno actual de los 45 euros; pero cuentan con un recorrido potencial en el parqué cercano al 25%, lo que podría elevar el precio de la acción a los 56,5 euros en los próximos doce meses.

La subida que ha experimentado la acción de la compañía austríaca este lunes, del 3,34% con respecto al viernes anterior, ha sido uno de los mayores ascensos diarios del año, superado por el 4,4% que repuntó el 31 de julio tras la presentación de resultados y el 4,75% que rebotó el 16 de febrero. En lo que llevamos de ejercicio, OMV gana un casi un 20% en bolsa.

EEUU trata de impedir la puesta en marcha del oleoducto ruso

El patrón de OMV fue avispado cuando alertó de la "injerencia" estadounidense, una conducta que se ha intensificado este verano y tiene visos de ir a más. El 31 de julio, el Comité de Asuntos Exteriores del Senado de Estados Unidos aprobó una ley que podría imponer sanciones a los barcos que trabajan en la construcción del oleoducto, así como a sus propietarios; una ley que la Cámara tiene previsto votar en septiembre, según informan desde Radio Free Europe/Radio Liberty.

Al parecer, ya en junio, senadores republicanos introdujeron una ley que tiene por objetivo sancionar todas aquellas inversiones, aquellos bienes o servicios que faciliten la construcción de proyectos energéticos como el Nord Stream 2.

A corto plazo, vemos la ejecución de nuevos proyectos en Malasia, Emiratos Árabes Unidos y Noruega

Si bien es cierto que Goldman Sachs le retiró a OMV el consejo de compra, pasándolo a mantener, hace unos días, la compañía dirigida por Rainer Seele recibe una clara recomendación de compra desde junio de 2018. De hecho, es la tercera más favorable del sector del gas y el petróleo en Europa, entre las empresas con un tamaño en bolsa superior a los 4.000 millones de euros, entre ellas, Total, la húngara MOL, Eni o Repsol.

Un 70% de los 17 analistas que siguen a la compañía aconseja adquirir sus títulos frente al 65% sobre 20 expertos que lo hacía a comienzos de año.

OMV obtiene casi el total de sus ingresos en Europa, en concreto de Austria (36%), Rumanía (17%) y Alemania (16%). Su presencia en la región de Asia Pacífico representa un 5,5% de las ventas, en parte gracias al impulso de uno de sus principales accionistas, el consorcio Mubadala de Abu Dabi, que posee el 24,9% del capital.

Mientras que la actividad en las refinerías supone en torno al 64% de los ingresos, la distribución y el almacenaje de gas natural es del 26%, según datos recogidos por FactSet.

Rumanía, mercado clave para OMV, se aleja del gas ruso

"La exposición a Rusia y el deterioro de Rumania tampoco ayudan a mejorar el sentimiento [de los inversores]", advierte el analista Yuriy Kukhtanych, de Deutsche Bank Research. "Los retrasos en Nord Stream 2 pueden postergar la producción de Achimov [depósito de gas y petróleo en el norte de Rusia]. A corto plazo, vemos la ejecución de nuevos proyectos en Malasia, Emiratos Árabes Unidos y Noruega como clave para liberar más valor en el flujo ascendente", destaca el experto.

Y algo está cambiando en Rumanía, uno de los principales mercados para OMV, tanto en el ámbito del retail (las más de 2.000 gasolineras con las que cuenta la compañía en Europa) como por su papel de intermediario en la distribución de energía a otras zonas.

"Rumanía podría sustituir por completo las importaciones de gas ruso por otras procedentes del mercado europeo de cara al próximo invierno", escribe la analista Anna Borisova, de Bloomberg New Energy Finance.

Si en el pasado todas las necesidades de importación de gas las cubría Rusia sin problema, "este año, están en riesgo de ser reemplazadas por mercados de gas más débiles inundados por gas natural licuado, que está cotizando en su nivel más bajo en años", explica Borisova.

Según esta investigación, en Rumanía, casi el 90% de la demanda de 10,5 billones de metros cúbicos de gas, en condiciones meteorológicas normales, puede cubrirse con la producción doméstica y el resto se importa de Rusia de forma habitual durante los días de mayor consumo del invierno. Sin embargo, apuntan desde Bloomberg, este invierno podría ser diferente, y es que Rumanía ya empezó en abril a importar metros cúbicos de gas de Hungría y Eslovaquia.

Los beneficios crecerán un 44% en tres años

OMV, que tiene en Rumanía y en Europa del Este su área de crecimiento podría ver esta situación como una oportunidad, al tiempo que cuida su alianza con Rusia.

Las expectativas de la compañía para los próximos años, en cuanto a las ganancias, son bastante optimistas. El beneficio bruto (ebitda) crecerá un 33% entre 2018 y 2021, año este último en que se prevé que alcance los 6.590 millones de euros.

En esta misma línea aumentará el beneficio neto: la firma ganará un 44% más en 2021 que en 2018, y se espera que sobrepase los 2.000 millones de euros al final de este periodo. Esta cifra contrasta con las previsiones de crecimiento de beneficios de finales de 2018 para el trienio; una cifra que era positiva, pero algo más modesta: un 30%.

"La construcción de una plataforma global parece estar casi terminada"

Los beneficios de OMV destacan porque se compran más baratos que los de media del sector. De hecho, la filial de la compañía en Rumanía (OMV Petrom) cuenta con el PER (veces que el beneficio está incluido en el precio de la acción) más bajo de las veinte firmas con un valor bursátil superior a los 4.000 millones de euros. En el caso de la matriz, la austriaca OMV, el multiplicador de beneficios es el cuarto más bajo.

"La compañía destacó el entorno de buenos márgenes comerciales [durante la presentación de resultados del segundo trimestre del año, el pasado 31 de julio], a los que contribuyeron las disrrupciones en las refinerías alemanas", explica el analista Tomasz Krukowski, de Santander Biuro Maklerskie.

"Se espera que a principios de 2020 se adquiera una participación del 25% en [el depósito ruso de] Achimov por un importe de 900 millones de euros", señala el experto, quien considera que "la construcción de una plataforma global parece estar casi terminada" e indica como riesgos propios del sectorlos precios de los hidrocarburos y los márgenes del refinado y de los productos petroquímicos".

El índice Eco30, elaborado por elEconomista y calculado por Stoxx, acumula una rentabilidad del 6,7%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.