Medios - Comunicación

La Ley Audiovisual recibe el visto bueno del Congreso con la tendencia de los últimos meses: rodeada de polémica

  • Los productores independientes denuncian que favorece al duopolio de Mediaset y Atresmedia

El Gobierno ha sacado adelante este jueves la Ley Audiovisual gracias al apoyo en el último momento del Partido Popular. La nueva norma lleva meses rodeada de polémica y sus últimas horas no iban a ser menos. De hecho, ha estado en el aire hasta el momento previo a la votación después de que el PSOE introdujera anoche una enmienda anoche que modificaba el texto.

El cambio modificaba la definición de productor, según explican las asociaciones de productores independientes con este cambio se permite que las "televisiones grandes" o que "cualquier operador" tenga la capacidad de producir contenidos que "contabilicen como cumplimiento de la obligación dedicada a los productores independientes".

"Esta modificación impulsa una mayor concentración de la industria, en torno al duopolio actual (Grupo Atresmedia y Mediaset España) y las grandes plataformas multinacionales y, se aleja de la visión europea que pretende garantizar la diversidad cultural, promoviendo la existencia de un tejido empresarial independiente, regulando el ecosistema del audiovisual", han lamentado en el comunicado.

El manifiesto recoge también las firmas de Icíar Bollaín, Álex de la Iglesia, Isabel Coixet, Antonio De La Torre, Leticia Dolera, Paco León, Antonio Resines, Sara Sálamo, Anna Saura, Santiago Segura, Paz Vega, Benito Zambrano, Fernando Colomo, Quexito Films, Arturo Menor, Jose Alba, Odile Antonio Baez, Alexis Morante, Carlos Fernández Rodríguez o Eduardo Casanova.

Rechazo de los independentistas

El cambio también ha encontrado oposición entre las diversas fuerzas políticas, ERC ha votado en contra porque los socialista han "dinamitado" el pacto que habían alcanzado. Junts per Catalunya (JxCAT) y el PdeCAT también se han sumado al no de ERC.

"Ninguna de las promesas que se nos dijo que se habían acordado ha acabado materializándose en ningún tipo de enmienda. Por lo tanto, espero que no, que no se apruebe y veremos qué pasa", ha manifestado la portavoz de Junts per Catalunya (JxCAT) en el Congreso, Miriam Nogueras, para después añadir que "es un poco contradictorio lo que hace siempre este Gobierno porque en Cataluña firman pactos para proteger y blindar el catalán y, en cambio, en Madrid no se cansan de aprobar leyes que lo que hacen es fulminar el catalán y relegarlo a una lengua muy minoritaria.

Por su parte el portavoz del PDeCAT en el Congreso, Ferrán Bel, ha anunciado el voto en contra de su partido. "Nosotros habíamos presentado diferentes enmiendas. Hemos estado intentando negociar algunas de ellas. De hecho, algunas se han incorporado, pero son absolutamente insuficientes", ha declarado.

Los independentistas catalanes no han sido los únicos críticos con el PSOE por "la inclusión por la puerta trasera del adjetivo demostrativo dicho", que, según Bildu, ha venido a "desvirtuar aún más la extraña ya definición del productor independiente que contemplaba el texto en origen y vino a vaciar de contenido totalmente esta definición".

La realidad es que cuesta encontrar un segmento de la industria que esté a favor de la nueva ley. Los sindicatos llevan días denunciando que la nueva ley deja desprotegida a RTVE ante una posible externalización.

"Los medios de comunicación públicos necesitan una financiación estable. Necesitan una ley que siente las bases para una financiación estable que garantice su independencia", apuntaron desde UGT.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin