Materias Primas

Arabia Saudí busca sacar tajada en la cuna del fracking y del petróleo de Texas

  • Arabia Saudí quiere diversificar geográficamente las inversiones de Aramco
  • El reino quiere generar más electricidad con gas para exportar más crudo
Puesta de sol en la Cuenca Pérmica, en Texas (EEUU).

Saudi Arabian Oil, más conocida como Aramco, ha iniciado las conversaciones para entrar en el capital de la firma estadounidense Tellurian, un operador de gas natural licuado que tiene sede en Houston. Además, la firma estatal de Arabia Saudí también ha mostrado interés por adquirir activos en las formaciones de la Cuenca Pérmica e Eagle Ford, las dos formaciones que más crudo producen en todo el país.

Según revelan desde The Wall Street Journal, las conversaciones entre los representantes de Aramco y la firma estadounidense se encuentran aún en una etapa intermedia. Por ahora, parece que los expertos de Aramco están testeando el mercado y varias firmas que tienen activos en diferentes formaciones de shale oil y shale gas de EEUU.

Un representante de Tellurian se ha negado a realizar cualquier comentario respecto al acuerdo, asegurando que no pueden hablar sobre negociaciones comerciales con otras firmas. No obstante, esta firma ha desvelado que planea desarrollar dos oleoductos adicionales que vayan desde la Cuenca Pérmica hasta los centros de exportaciones de gas natural licuado al sur de Luisiana, lo que daría mayor sentido a la inversión saudí en esta firma y en Pérmica.

Diversificación para mejorar su imagen

La diversificación geográfica del negocio de Aramco podría ser un paso en la dirección correcta de cara la próxima Operación Pública de Venta (OPV) de la firma saudí. Y es que, funcionarios saudíes han destacado hace pocos meses que Aramco podría usar el dinero de la OPV para adquirir activos en el exterior.

Aunque la firma saudí podría optar por comprar activos relacionados con el petróleo, el objetivo principal de esta búsqueda fuera de las fronteras del reino es aumentar el negocio de gas natural licuado. El petróleo es una de las principales materias usadas en Arabia Saudí para generar electricidad, lo que reduce la cantidad de barriles que puede exportar el reino, por eso los activos relacionados con el gas natural resultan ahora atractivos.

Fuentes saudíes explicaron a Reuters hace unos meses que "ahora están usando más gas natural para generar energía, y con las reformas en el mercado eléctrico y en los precios, la quema de petróleo será cada vez menos.

Invirtiendo en el shale de EEUU, Arabia Saudí puede comprender mejor el funcionamiento de la industria del shale oil (petróleo de esquisto) y del gas, que han revolucionado el modelo tradicional de producción de este tipo de energía.

Por eso, Aramco podría estar interesado en invertir en la Cuenca Pérmica, una formación que está produciendo de media 2,726 millones de barriles al día a unos costes bastante competitivos. En lo que se refiere a gas natural, esta formación es la segunda que más produce de EEUU, muy lejos de la cuenca de los Apalaches.

Un movimiento similar ha sido el que realizó el fondo soberano de Abu Dabi a principios de 2017, que entró en el capital de una empresa estadounidense especializada en extraer combustibles fósiles de esquisto: "El objetivo es entender la dinámica de este negocio, tanto el aspecto técnico como financiero y los costes", asegura Musabbeh Al Kaabi, director ejecutivo del fondo soberano.

El interés en la Cuenca Pérmica

Para Arabia Saudí sería interesante conocer como funciona la fracturación hidráulica (fracking) y el negocio en general en la Cuenca Pérmica. Estas ricas formaciones (Pérmica tiene seis formaciones) están apiladas en un espacio relativamente pequeño que convierten a esa zona en un 'caramelito' para las petroleras y perforadoras, que logran rentabilizar cada barril.

El bombeo de petróleo en la Cuenca Pérmica se ha mantenido en crecimiento continuo durante los últimos años, a pesar de que los precios del petróleo cayeron por debajo de los 30 dólares el barril. El resto de regiones tuvieron que reducir su producción durante la parte más dura del temporal ante la complejidad de rentabilizar la extracción de crudo a unos precios tan bajos.

La composición de diferentes estratos con petróleo de esquisto permite extraer crudo de diferentes capas y zonas geológicas con un solo pozo. Esta región ha producido petróleo de forma estable durante décadas, pero ha sido la revolución del fracking (fracturación hidráulica) la que ha revitalizado la zona.

Esto, junto con la capacidad local de refinación de crudo y la proximidad casual a las refinerías de la Costa del Golfo han hecho de la Cuenca Pérmica un lugar ideal para la extracción de oro negro y gas.

La técnica del fracking permite sacar petróleo de formaciones poco permeables. A grosso modo, esta técnica consiste en la perforación del suelo hasta alcanzar las capas rocosas que contienen el petróleo. Después se introduce en el pozo creado un conducto que producirá la fracturación hidráulica a través de la expulsión a presión de agua, arena y químicos. El agua a presión fractura las rocas, mientras que los granos de arena mantienen abiertas las fisuras de las rocas para que el crudo vaya fluyendo hacia el pozo.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
FranciscoLlorens
A Favor
En Contra

Es realmente chistoso que digan "Diversificación para mejorar su imagen"

Pues, pretenden lograr la preciada diversificación por medio del fracking, algo que no le harámucha gracia al mundo ecologista y progresista.

Puntuación -1
#1
Luis Muñoz
A Favor
En Contra

El documental Gasland

https://vimeo.com/75524062

explica que es el fracking

Puntuación 1
#2