Madrid

Madrid lidera en España la oferta de plazas hoteleras

La Capital, que no se ha contagiado del 'decrecimiento turístico' de Barcelona y no sufre la saturación hotelera de la Ciudad Condal, cuenta con 81. 765 camas

Después de la celebración de Fitur, se ha podido comprobar la buena evolución del sector turístico en la región, la recuperación de la inversión en el mismo y el liderazgo de Madrid como destino de turismo urbano y de negocios y congresos. Y también, recientemente, elEconomista informaba de que el centro de Barcelona ya es por ley territorio comanche para nuevos hoteles, pisos turísticos y albergues. La alcaldesa, Ada Colau, ha aprobado con los votos del PSC y ERC el plan urbanístico que pone punto y final a la apertura de alojamientos turísticos en el centro de la ciudad. Parece que este decrecimiento turístico impulsado por Colau no ha llegado a nuestro Ayuntamiento que, sin embargo, ha querido "que se produzca una reflexión conjunta acerca de los límites, retos y oportunidades que plantea en la actualidad la implantación de los establecimientos hoteleros en los grandes centros urbanos y su encaje dentro de un modelo productivo y de ciudad sostenible", explicaban desde el Área de Gobierno de Desarrollo Urbano Sostenible. El concejal José Manuel Calvo, responsable de la citada área, ha querido realizar una foto fija de la situación a día de hoy. Así, del análisis han deducido "que se ha producido un ajuste en la tipología de los alojamientos, de forma que ha crecido el número de hoteles de 4 y 5 estrellas, mientras se han reducido algunas categorías como los hostales, y han surgido algunas categorías nuevas, como las viviendas de uso turístico y, en destinos urbanos, algunas específicas como las hosterías o hostels".

Por otra parte, se ha comparado la situación de la Capital con otras ciudades españolas y europeas. Concretamente, y comparando con Barcelona, aunque en Madrid se aprecia una importante concentración geográfica de la oferta de hospedaje en el distrito Centro, se constata que no alcanza la intensidad registrada en la Ciudad Condal. Y es que la Capital se encuentra lejos de la situación de saturación hotelera que tiene Barcelona, motivo por el cual el Ayuntamiento de Madrid intervendrá con medidas preventivas para no llegar a dicha situación de saturación. Así, "se pondrán las condiciones y medidas para que no ocurra en Madrid lo que ocurre en Barcelona, y evitar así los procesos de gentrificación. La intención del Ayuntamiento se centra en la protección de las personas y el establecimiento de las condiciones necesarias para que estos nuevos procesos no provoquen la expulsión del vecindario de sus barrios del centro de la ciudad".

Buenas cifras

España es el tercer país por inversión hotelera en Europa y en términos del total de inversión inmobiliaria en España la inversión en el sector ha pasado de representar el 11 por ciento en 2014 al 20 por ciento en 2015. Madrid ha visto reforzada su posición como destino de turismo urbano y de negocios y congresos, con una tasa media acumulativa ligeramente superior a la de España y la general a nivel mundial. Se ha incrementado el número de turistas y en los últimos años se ha conseguido reducir la estacionalidad. Por lo que se refiere a las pernoctaciones, la estancia media se ha elevado hasta las 2,01 noches, y la ocupación media de los hoteles ha aumentado hasta el 71,86 por ciento en 2015.

Además, Madrid lidera la oferta de plazas hoteleras en las cinco principales ciudades españolas con 81.765. El crecimiento de su oferta ha aumentado un 24 por ciento en el periodo 2006-2015, aunque es menor que el experimentado en ciudades como Barcelona, más del 53 por ciento, o Zaragoza, más del 40 por ciento. En cuanto al número de establecimientos, se aprecia un incremento de un 7 por ciento en Madrid frente a Barcelona que alcanza casi un 33 por ciento de incremento, y Sevilla un 24 por ciento.

En cuanto a las características de la oferta de alojamiento turístico de Madrid, la ciudad cuenta con 1.147 establecimientos de hospedaje, con más de 54.000 habitaciones. La mayor parte de ellas están en hoteles y hoteles-apartamentos (70 por ciento de las habitaciones), seguidos de apartamentos turísticos (12 por ciento) y hostales (10 por ciento). Las pensiones y casas de huéspedes apenas suponen el 6 por ciento de las habitaciones. 

Por tipos, la categoría predominante de hoteles es la de 4 estrellas, que alcanza un 47 por ciento de la oferta -medida en número de habitaciones- seguida de los de 3 estrellas, que suponen un 12 por ciento. El segmento de hoteles de 5 estrellas alcanza el 8 por ciento del total de las habitaciones disponibles. Por lo que respecta a los apartamentos turísticos, la categoría dominante es la de 3 llaves, que supone el 50 por ciento de la oferta. En cuanto a los hostales, el 50 por ciento de los mismos pertenecen a la categoría de 2 estrellas.

De forma similar a la mayor parte de las ciudades de nuestro entorno, la mayor concentración hotelera se ubica en el centro histórico. Hacia el norte aparecen extensiones -Salamanca, Chamberí y Argüelles- donde se complementa la oferta turística por la existencia de áreas de importante actividad económica -oficinas y zonas comerciales-, pero con densidad mucho menor. Un segundo eje se encuentra en torno al Paseo de la Castellana, y calles Orense y Bravo Murillo, con importante presencia de actividades económicas. Una tercera área de concentración está en el eje de la A-2 desde la M-40, ligada a las instalaciones aeroportuarias, los recintos feriales y zonas de actividad industrial y terciaria. En el resto de la ciudad las instalaciones de hospedaje son más puntuales, si bien se disponen de forma lineal en torno a ejes viarios de importancia y en relación con centros de actividad económica -M-30, M-40, A-6, Mercamadrid, Julián Camarillo-.

Con diferencia, el distrito Centro es el que acoge mayor número de establecimientos: 476, con 18.500 habitaciones, lo que supone un 34 por ciento del total de las disponibles en la ciudad. Los barrios de Sol y Cortes son los que concentran mayor número de habitaciones, en torno a las 4.700 habitaciones. Palacio y Universidad superan las 2.500 habitaciones.

La categoría mayoritaria, la de hoteles de 4 estrellas, mantiene el mismo porcentaje en la almendra y en los distritos de la periferia, mientras que para otras categorías se observa un comportamiento diferenciado; así, los apartamentos turísticos suponen un 43 por ciento de la oferta en la periferia frente al 12 por ciento del de la almendra, mientras que los hostales, pensiones y casas de huéspedes se localizan preferentemente en la almendra. En relación a los hostels, categoría de más reciente implantación, es significativa su exclusiva implantación en el distrito Centro. De esta forma, en la almendra se localizan aproximadamente el 70 por ciento de las habitaciones de la tipología de hoteles -a excepción de los de menor categoría- y el 90 por ciento de los hostales, pensiones, casas de huéspedes y hostels. Por lo que respecta a los distritos periféricos, los establecimientos que predominan son fundamentalmente los hoteles y hotel-apartamento, así como los apartamentos turísticos.

Dos pautas diferentes

La distribución de los apartamentos turísticos es distinta respecto a los otros tipos de alojamientos y responde a dos pautas diferentes; por una parte se ubican en la almendra, ligados al turismo, y por otra, en la periferia de la ciudad y ligadas a importantes áreas de actividad económica. En los últimos tiempos, el sector turístico se enfrenta al crecimiento del alquiler de viviendas para uso turístico, comercializadas mayoritariamente a través de plataformas de Internet. "Su forma de comercialización, la interpretación normativa para la definición del uso urbanístico en el que encuadrar esa actividad y la regulación que da cobertura a esta modalidad -Ley de Arrendamientos Urbanos o Decreto de la Comunidad de Madrid que regula las viviendas de uso turístico- hace que sea difícil disponer de fuentes para cuantificar y conocer la oferta realmente existente", afirman desde el Ayuntamiento. No obstante, según las estimaciones para 2014 de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid y la Comunidad de Madrid, existen unas 8.000 viviendas para uso turístico en la región, de las cuales sólo un 10 por ciento se encuentran regularizadas. Las viviendas dadas de alta en el Registro de la Comunidad suman un total de 933 en la ciudad de Madrid. Casi todas se localizan en la almendra, un 92 por ciento y, dentro de ella, existe una fuerte concentración en el distrito Centro, con un 68 por ciento.

Actualmente, "no parece detectarse un problema de orden urbanístico y por razón de protección del entorno urbano que obligue a tomar medidas para limitar las posibilidades de implantación del uso de hospedaje en la ciudad, como se están planteando otras ciudades como Barcelona". También perdonan el desequilibrio que pueda existir en algunos barrios en los que la población flotante representa un porcentaje importante sobre la población residente, ya que "hay que entenderla como consecuencia de procesos ordinarios de transformación de determinadas zonas del centro urbano". En cuanto a zonas situadas fuera de la almendra central, en relación a los apartamentos turísticos, el Consistorio señala que podría resultar conveniente realizar un estudio específico para dimensionar la situación de esas actividades, con datos sobre su funcionamiento y uso real. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin