Lotería de navidad

'El Niño' eleva a 20.000 euros la cantidad exenta de tributar el 20%

  • Hacienda recaudará 24 millones de euros, 5,5 millones menos

La Lotería del Niño repartirá mayores premios entre los afortunados, gracias a la nueva ley de Loterías y Apuestas del Estado -que se aprobó el pasado 5 de julio de 2018- por lo que los premios inferiores o iguales a 20.000 euros están exentos en 2019 del gravamen del 20 por ciento y, por tanto, no tributarán a las arcas del Estado.

La cantidad mínima exenta de impuestos pasa de 10.000 euros a 20.000 euros, según esta nueva ley mientras que para el año 2020, los premios exentos de tributar se elevará hasta los 40.000 euros.

Pero, sin duda alguna, el gran afortunado de la Lotería volverá a ser Hacienda, que sumará a sus arcas 24 millones de euros en el sorteo de El Niño -después de recaudar casi 189 millones de euros en la Lotería de Navidad-, según los cálculos de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha). Aunque la cantidad recaudada en El Niño será 5,5 millones de euros inferior a la del año anterior debido a la subida del mínimo exento de tributación desde los 2.500 euros en el sorteo del pasado año hasta los 20.000 euros en este 2019. Los técnicos de Gestha señalan que el sorteo del Niño sólo gravará los tres primeros premios que ascienden hasta los 200.000, los 75.000 y los 25.000 euros, respectivamente. Y recuerdan que este sorteo Extraordinario repartirá, en total, 700 millones de euros, de acuerdo a los datos facilitados por la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (Selae).

Evasión fiscal en empresas

Gestha advierte de que los agraciados que compartan un premio superior a los 20.000 euros tendrán que pagar a Hacienda el 20 por ciento de su participación, pese a que ésta sea inferior a esa cifra, ya que el gravamen se exige al décimo premiado, siendo indiferente cómo y cuánto esté participado. Por otro lado, los técnicos piden que los premios de loterías que ganen las empresas tributen, como mínimo, igual que los de los particulares, ya que se ha detectado un crecimiento espectacular en los premios de loterías que recaen en Sociedades, algo inexplicable en nuestro sistema productivo, cuyas pérdidas además no son deducibles. Los técnicos de Hacienda sospechan que algunas empresas están realizando una evasión fiscal con décimos premiados. Además, han detectado una ventaja fiscal en las compañías con números rojos, en las que el premio compensa pérdidas y les permite obtener la devolución del gravamen de loterías, por lo que al final no tributan nada.

De esta manera, el blanqueo de capitales les sale gratis, pues el importe de la comisión por la compra de un décimo premiado es finalmente devuelto por Hacienda.

Y es que de los 372,7 millones que recaudó la Agencia Tributaria con el gravamen sobre premios de loterías hasta octubre de 2018, unos 11,7 millones procedieron de los premios cobrados por sociedades. Para evitarlo, desde Gestha proponen equiparar la tributación de los premios en el IRPF y en el Impuesto sobre Sociedades, puesto que ese 20 por ciento es superior a la carga real del Impuesto de Sociedades, para evitar el blanqueo con la evasión y la trampa de las compañías en pérdidas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0