Ecoley

Una agresión recíproca es violencia de género para el hombre y violencia doméstica para la mujer

  • Los actos de violencia que ejerce el hombre son actos de poder y superioridad
  • El hecho de agredirse la pareja solo deberá reflejar un golpe sin lesión
Foto: Archivo

La agresión recíproca hombre y mujer es solo delito leve, pero el Tribunal Supremo (TS) señala que no existe base ni argumento legal para degradar a un delito leve una agresión mutua entre hombre y mujer que sean pareja o ex pareja, ya que no es preciso acreditar una específica intención machista debido a que cuando el hombre agrede a la mujer ya es por sí mismo un acto de violencia de género con connotaciones de poder y machismo.

Así, lo establece el TS en una sentencia de 28 de noviembre de 2018, en la que determina que "los actos de violencia que ejerce el hombre sobre la mujer con ocasión de una relación afectiva de pareja constituyen actos de poder y superioridad frente a ella con independencia de cuál sea la motivación o la intencionalidad".

La sentencia, que recoge un acuerdo del Pleno de la Sala Segunda del Alto Tribunal, dictamina que "cualquier agresión de un hombre a una mujer en la relación de pareja o expareja es hecho constitutivo de violencia de género".

El ponente, el magistrado Magro Servet, explica que"en el hecho de agredirse la pareja solo deberá reflejar un golpe o maltrato sin causar lesión para integrar delito de violencia de género y violencia familiar respectivamente sin mayores aditamentos probatorios.

También indica, que podría valorarse en cada caso si hubo legítima defensa en su respuesta agresiva, pero no puede dictarse una sentencia absolutoria si queda constatada la agresión mutua.

Además, determina que "se considera que cuando el legislador aprobó los tipos que sancionan la violencia de género en modo alguno quiso adicionar una exigencia de valoración intencional para exigir que se probara una especial intención de dominación del hombre sobre la mujer para que el hecho fuera considerado como violencia de género".

Por ello, argumenta que si hay agresión del hombre sobre la mujer ello es violencia de género, y si hay agresión mutua no es preciso probar un comportamiento de dominación del hombre sobre la mujer.

Considera Magro Servet, que no hace falta un móvil específico de subyugación, o de dominación masculina. Basta constatar la vinculación del comportamiento, del modo concreto de actuar, con esos añejos y superados patrones culturales, aunque el autor no los comparta explícitamente, aunque no se sea totalmente consciente de ello o aunque su comportamiento general con su cónyuge, o excónyuge o mujer con la que está o ha estado vinculado afectivamente, esté regido por unos parámetros correctos de trato de igual a igual.

"Si en el supuesto concreto se aprecia esa conexión con los denostados cánones de asimetría (como sucede aquí con el intento de hacer prevalecer la propia voluntad) la agravación estará legal y constitucionalmente justificada", justifica. 

Probada la agresión el hecho es constitutivo de violencia de género y si hay agresión mutua, como en este caso, ambos deben ser condenados por violencia de género al hombre y familiar a la mujer.

Voto discrepante de cuatro magistrados

La sentencia incluye un voto particular que suscriben 4 de los 14 magistrados del Pleno, que rechaza que se condene por el delito del artículo 153.1 al acusado (violencia de género), y considera que hombre y mujer debieron ser condenados ambos como autores de un delito del artículo 153.2, y ante la escasa gravedad de los hechos, serles aplicada la pena inferior en un grado que permite el artículo 153.4.

El voto particular, redactado por el magistrado Colmenero Menéndez de Luarca, y al que se han adherido sus compañeros  Barreiro, J Berdugo y Lamela, señala que los hechos probados no contienen ningún  elemento que permita entender que la agresión del varón a la mujer se produjo en el marco de una relación de dominación, humillación o subordinación de esta última respecto de aquel.

"Por el contrario, del relato fáctico no es difícil deducir que las agresiones mutuas tuvieron lugar en un nivel de igualdad, en el que dos seres humanos, con independencia de los roles personales y sociales que cada uno pueda atribuir al otro, se enfrentan hasta llegar a la agresión física, teniendo como base una discrepancia sobre un aspecto intrascendente de su vida, discrepancia que pudiera haberse producido y tratado entre cualesquiera otras dos personas, sin implicar superioridad inicial de ninguna sobre la otra. En cualquier caso, aquel contexto no se declara probado en la sentencia impugnada", señala el voto.

En esas condiciones, los magistrados discrepantes señalan que la aplicación del artículo 153.1 al acusado varón "resulta automática y mecánica, e implica una presunción en su contra relativa a la concurrencia del elemento objetivo que, según la doctrina del Tribunal Constitucional, justifica que la sanción sea diferente y más grave que la que correspondería al otro miembro de la pareja que ejecuta hechos de idéntica relevancia penal. Partir de la base de que concurre el elemento que justifica el trato desigual es contrario a la presunción de inocencia. Y hacer que el acusado responda, de modo automático y mecánico, de una característica de la conducta, necesaria para justificar la desigualdad de trato, que no se ha probado en el caso, además, vulnera el principio de culpabilidad".

Los magistrados del voto particular destacan que la materia tratada es una cuestión discutible en la que en el propio Supremo y otros tribunales penales han mantenido dos tendencias jurisprudenciales distintas (la de la sentencia mayoritaria y la del voto). Pero entienden que con la decisión adoptada en la sentencia del Pleno se ha perdido "una oportunidad de interpretar y aplicar la protección a la mujer contra la violencia de género, cuya conveniencia no parece ser discutida, dentro de sus auténticos límites, evitando extender el trato desigual al varón y a la mujer, contenido en el artículo 153 del Código Penal, de una forma excesiva y mecánica o automática a todos los casos en los que, en el ámbito de las relaciones de pareja, actuales o pasadas, el varón maltrate de obra a la mujer".

Anulación de las sentencias previas

En el presente caso la Audiencia Provincial de Zaragoza había confirmado la absolución, que también acordó un juzgado de lo penal de esta localidad, de una pareja en la que se habían agredido mutuamente hombre y mujer.

El Ministerio Fiscal les acusaba de los delitos de maltrato, previstos y penados en el artículo 153 p° 1 y en el artículo 153.2 del CP. No obstante lo cual, se les absolvió por entender que al no quedar acreditada la intención de dominación o machismo del hombre a la mujer en su agresión los hechos no eran constitutivos de acto de violencia de género del art. 153.1 CP en el ataque de él a ella, ni del art. 153.2 CP de la mujer hacia el hombre, quedando inmersos en el art. 147.2 CP  de maltrato sin lesión que exige denuncia previa, por lo que al no existir ésta no se podría condenar a ninguno de ellos.

Los hechos probados relatan que "en un momento determinado se inició una discusión entre ellos motivada por no ponerse de acuerdo en el momento que habían de marchar a casa, en el curso de la cual se agredieron recíprocamente, de manera que la encausada le propinó a él un puñetazo en el rostro y él le dio un tortazo con la mano abierta en la cara, recibiendo él una patada propinada por ella, sin que conste la producción de lesiones. Ninguno de los dos denuncia al otro".

Sin embargo, el Pleno del Tribunal Supremo en esta sentencia revoca la absolución de ambos que acordó la Audiencia y condena al hombre a la pena de 6 meses de prisión con orden de alejamiento y sus accesorias y a la mujer a una pena de 3 meses con iguales accesorias y alejamiento.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum87
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 87
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Pikan
A Favor
En Contra

Un poco rollete, pero más o menos entiendo que el hombre sufre mayor castigo. Imagino que si la mujer le pega una cuchillada y el hombre una torta entonces la pena si que sería la misma, ya que al fin y al cabo una torta es algo mas que una torta, ya que refleja patrones de dominación heteropatriarcal y bla Bla Bla, bla Bla Bla....

¿Es así?

A todo esto parece que se habían perdonado mutuamente, pero esto al estado fascista le importa un bledo, ya que no va a dejar pasar la oportunidad de sermonear al personal al coste que sea. Y si consiguen romper la pareja definitivamente, pues mejor que mejor.

Puntuación 66
#1
delocos
A Favor
En Contra

la sentencia dice que las mujeres son debiles y hay que protegerlas .

aunque pesen 80 kilos y sean campeonas de karate y el marido un minusvalido .

Puntuación 93
#2
Pikan
A Favor
En Contra

Mientras, un barrio de Valladolid viviendo bajo la ley del terror impuesta por gitanos armados y sin que la policía se atreva a poner los pies por ahí.

Puntuación 77
#3
yomismo
A Favor
En Contra

Al existir la presuncion legal de q toda agresion del hombre a su pareja es por machismo, beneficia al machista porque podra decir q su condena es por imperativo legal y nadie podra decirle lo contrario.

Puntuación 23
#4
Pepe
A Favor
En Contra

Si os fijais en las noticias, la mitad de las noticias de violencia de genero son de extranjeros, pero en mucho medios no lo dicen para no parecer racistas.

No es un problema de machismo, sino de machismo en algunas "culturas"

Puntuación 58
#5
Jose
A Favor
En Contra

¿Eso no es anticonstitucional?

Puntuación 75
#6
in
A Favor
En Contra

Los japoneses están haciendo unas mujeres de Latex con una textura muy similar a las reales. Y encima no te denuncian.

Sería bueno que las nuevas generaciones invirtiesen en este tipo de mujeres, y dejen la de verdad para que vivan sólo entre ellas.Así te aseguras que vas a parar a la cárcel sin saber el porqué.

Puntuación 49
#7
Todo es cuestión de pene, vagina o ambas cosas.
A Favor
En Contra

¿Y cuando se es hermafrodita/o, te condenan dos veces?.

Una sola persona hermafrodita/o, si se pega un tortazo sola/o, ¿tiene dos condenas?.

Puntuación 34
#8
Carlos
A Favor
En Contra

Necesitamos a VOX ya, madre mia

Puntuación 59
#9
ja ja
A Favor
En Contra

De nada sirve no subir a un ascensor a solas con una mujer, o similar, porque si ella quiere te acusa de lo que ella quiera, y como no tienen que demostrar nada................te puedes encomendar a la valentía del juez.

Puntuación 41
#10
Jose
A Favor
En Contra

Alguien está fomentando una guerra de sexos.

Hay que buscar medidas eficaces de protección sin enfrentar a la sociedad en dos bandos irreconciliables.

Puntuación 33
#11
Jose
A Favor
En Contra

¿Se imaginan a donde se puede llegar?

¿Habrá que formar un ejército femenino para proteger a las mujeres?

¿Podrá llamar una mujer a un bombero, o tendrá que llamar a una bombera? No vaya a ser que....

La mejor manera de destruir una sociedad, no se quién lo habrá lanzado, pero está funcionando, y es diabólicamente perfecto.

Puntuación 46
#12
Jose
A Favor
En Contra

Yo soy un hombre, por tanto.......................SOY SOSPECHOSO¡

Puntuación 41
#13
Jose
A Favor
En Contra

(En tono irónico)

En Arabía tienen una solución: las mujeres a un lado y los hombres a otro.

Puntuación 25
#14
Txesco
A Favor
En Contra

Igualdad ante todo...

Puntuación 25
#15
Jose
A Favor
En Contra

Hay esperanza, por ahora no hay manifas de hombres indignados por la noticia.

Puntuación 17
#16
Usuario validado en elEconomista.es
jupiter2
A Favor
En Contra

La ley es inconstitucional porque trata de manera diferente a las personas por razon de sexo, y lo que hace le Supremo es prevaricar pues ellos saben de sobra que la ley es inconstitucional y aun asi la aplican.

Puntuación 45
#17
Carmen
A Favor
En Contra

Aunque los hombres no sean conscientes, es el machismo el que le hace pegar a su mujer o exmujer cuando ella se niega a hacer lo que él quiere o por el motivo que sea. No la respeta, no la ve como un igual y quiere dominarla a la fuerza o hacerla objeto de sus frustraciones aprovechando su debilidad física. Sí hay diferencias en la violencia. Muchas.

Puntuación -52
#18
Carmen
A Favor
En Contra

La muerte de un ser indefenso como es un bebé, también se ha calificado jurisprudencialmente durante mucho tiempo como asesinato automáticamente por su imposibilidad de defensa y no como homicidio, aunque el culpable no pretendiera dolosamente asegurarse la consecución del delito con dicha debilidad. Va contra la igualdad que se juzgue diferente el prevalimiento físico? No lo creo.

Puntuación -27
#19
VOX
A Favor
En Contra

VOX.

Puntuación 28
#20
Usuario validado en Google+
Manuel Mar
A Favor
En Contra

te esta diciendo que va ser victima de violencia de genero haga lo que haga y que la van premiar con 5000 euros de violencia de genero aunque sea ella la que ataque y cause lesiones y tu te defiendas en defensa propia,un golpe a ella y ya esta,pagas 6 meses minimo a 2 años dependiendo de las lesiones a ella que podrian llegar a 5 años ,ella solo ingresa si te hace lesiones graves y paga 3 meses minimo a 2 años,pide socorro y huye si puedes aun con los cuchilos en la espalda

Puntuación 25
#21
Usuario validado en Google+
Manuel Mar
A Favor
En Contra

esto es como decir ahora que el prevalecimiento fisico esta por encima de todo,una mujer que tenga karate te parte los dientes y la mandibula de la primera patada a cualquier hombre en la calle que tiene que ver eso...existen parejas donde el hombre es el mas pequeño y debil y la mujer la mas fuerte y alta.....

Puntuación 22
#22
Lo que sea
A Favor
En Contra

¡Que vergüenza! Discriminación por género. Dónde esta la igualdad de todos los españoles ante la ley? Que pasaría si fuera al contrario? Unos cazan elefantes, pero otros cazan votos a cualquier precio. Alucinante, ya no saben como enfrentarnos. Parece una fábrica de homosexuales, da miedo " echarse novia ". VERGÜENZA " NENAS "

Puntuación 29
#23
Tu misma
A Favor
En Contra

No van a tener hijos varones, este tipo de gente? O la cuestión es sacar espuma por la boca, da igual el motivo?

Puntuación 15
#24
Usuario validado en elEconomista.es
jupiter2
A Favor
En Contra

Esta ley es igual que el tema del apartheid que se establecio en Sudafrica para diferenciar los derechos de los blancos y los de los negros.

Puntuación 23
#25