Ecoley

Concluye la fase del nuevo juicio a Pablo Ibar con restos de ADN como prueba clave

Miami, 21 dic (EFE).- La defensa del hispano-estadounidense Pablo Ibar manifestó hoy a Efe su confianza en que el jurado del nuevo juicio al que es sometido en Florida por un triple asesinato cometido en 1994 entenderá que las nuevas pruebas genéticas presentadas por la Fiscalía no son "fiables" ni lo incriminan.

En esta primera fase del juicio concluida el jueves, la Fiscalía presentó las nuevas pruebas practicadas a una camiseta hallada a las afueras de la casa donde se cometieron los crímenes como una pieza clave para que Ibar sea condenado de nuevo.

"Hemos mostrado al jurado que las nuevas pruebas de ADN no solo no son fiables", sino que analizadas "dan una estadística del 99 % de posibilidades" de que esos restos genéticos no pertenezcan a Ibar, dijo hoy a Efe Joe Nascimento, uno de los abogados del español, que llegó a estar condenado a muerte por los asesinatos de de Casimir Sucharski, Sharon Anderson y Marie Rogers.

Aquella condena fue anulada en 2016 por la Corte Suprema de Florida porque las pruebas en las que se sustentó eran escasas y débiles, y por eso se celebra desde el pasado 1 de octubre este juicio, el cuarto por el triple asesinato con Ibar como acusado.

Durante las 15 vistas orales celebradas en un tribunal de la ciudad de Fort Lauderdale, al norte de Miami, la Fiscalía ha llamado a declarar a testigos, expertos y peritos, dejando para esta última semana las recientes pruebas de ADN practicadas a la camiseta.

Pero esa prueba de "mínimos" restos genéticos "no es fiable" para la defensa, que la considera además una prueba contaminada aparecida después de muchos años por una probable incorrecta cadena de custodia de la prenda.

De hecho, en la camiseta hallada en el jardín de la casa de Sucharski hay restos de ADN de hasta cinco personas más, las tres víctimas y dos hombres no identificados que no son Ibar.

Se da además la circunstancia de que en las ocho comparativas anteriores de restos genéticos practicadas entre juicios y apelaciones de Ibar, todas dieron un resultado negativo en la identificación con el ADN del acusado.

Además, añadió Nascimiento, "creemos que hemos sido capaces de mostrar al jurado que varios testigos presentados por la Fiscalía han realizado declaraciones inconsistentes y no confiables".

Opinó que la acusación "está haciendo todo lo que puede para la condena de Pablo", hasta el punto de modificar la calificación de las pruebas que se realizó en el juicio del año 2000; pero, afirmó el abogado, "hemos mostrado al jurado que esto es completamente no fiable".

"Si el jurado escucha a ambas partes, siento firmemente que las pruebas mostrarán que Pablo no es culpable", expresó Nascimento.

Cuando se reanude el juicio el próximo 7 de enero, le llegará a la defensa su turno de alegatos orales y testigos y Nascimento cree que sus expertos "dejarán claro al jurado" que Ibar "no es culpable".

En ese contexto, la principal preocupación para la defensa tiene que ver en buena parte con la oscuridad y difícil comprensión de las explicaciones técnicas y científicas expuestas por los expertos y peritos de la Fiscalía.

Pese a todo, el equipo de abogados de Ibar confía en ser capaz de "demostrar que hay numerosos problemas" en el caso, entre otros, la identificación de Ibar por un testigo, Gary Foy, que "es completamente no fiable" y "no se debe creer", apostilló.

Pero Nascimento reconoció que "queda mucho trabajo por hacer" y que "va a ser difícil".

El revés judicial que supuso para la Fiscalía la anulación de la condena a muerte de Ibar no ha hecho mella en los propósitos de los acusadores, que mantienen su intención de pedir la pena de muerte en el juicio actual.

Además de la "errónea" identificación, según la defensa, realizada por Gary Foy, el video grabado por una cámara de vigilancia en la casa de Sucharski, de escasa resolución, borroso y con fuertes contrastes lumínicos, es otra de las piezas centrales de la Fiscalía contra Ibar.

Foy es el hombre que hace 24 años identificó a Ibar como uno de los dos hombres a los que vio saliendo de la vivienda de Sucharski a primeras horas de la mañana del domingo 26 de junio de 1994 en el automóvil del asesinado.

Siempre ha dicho, también ahora en su testimonio, que al final de la rueda de reconocimiento fotográfico de cinco imágenes tenía dudas entre dos personas, una de ellas Ibar, pero en la rueda de reconocimiento físico solo apareció el español.

Además, en la rueda de reconocimiento físico todas las demás personas mostraban características físicas completamente distintas a las del sospechoso que salía en la foto extraída del vídeo de la cámara de grabación.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin