Ecoley

La Generalitat defiende a los Mossos frente al Gobierno y le pide evitar el 155

Barcelona, 11 dic (EFE).- El Govern ha salido hoy en defensa de la actuación de los Mossos d'Esquadra frente a los CDR tras acoger con "sorpresa" las cartas de advertencia del Gobierno, al que ha pedido que no se "deje llevar" por el PP y que, en lugar de volverse a "equivocar" con el 155, transite "por la vía del diálogo".

Tras terminar su ayuno de 48 horas por los presos en huelga de hambre, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha reunido hoy a su gabinete después de una semana con polémica por su apelación a la vía eslovena y por su gestión en la actuación de los Mossos d'Esquadra ante las protestas de los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) estos últimos días en Cataluña.

Una actuación policial en la que ha puesto los ojos la Fiscalía de Cataluña, que ha abierto una investigación a los Mossos por no haber intervenido para desalojar a los CDR que permanecieron de forma "injustificada" varias horas durante el puente de la Constitución cortando autopistas y levantando peajes.

Una situación ante la que también ha reaccionado el Gobierno de Pedro Sánchez enviando tres cartas de advertencia, firmadas por la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y los ministros del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y Fomento, José Luis Ábalos, y dirigidas a los correspondientes consellers.

En las misivas, el Gobierno advierte de que ordenará la "intervención" de las fuerzas de seguridad del Estado "en términos de proporcionalidad y necesidad" si los Mossos siguen sin ejercer su función de "garantizar el orden público".

En una rueda de prensa después de la reunión del Govern, la consellera de Presidencia y portavoz, Elsa Artadi, ha expresado "sorpresa" por las tres cartas, porque cree que la relación "epistolar" no es la más adecuada cuando existen comisiones bilaterales basadas en la "lealtad institucional".

En todo caso, ha aseverado que las van a contestar "con normalidad" y ha defendido que los Mossos actúan con "criterios técnicos y policiales", para "mantener el orden público por encima de todo".

Ha remarcado que, en las protestas en Girona y Terrassa (Barcelona) del día 6, la actuación de los Mossos fue "correcta en global"; el sábado 8, en el corte de la AP-7 en la Ampolla (Tarragona), ha destacado que no hubo incidentes de orden público y se garantizó la movilidad; y el domingo 9, en los levantamientos de peajes, los Mossos actuaron con criterios de "proporcionalidad y en contacto con las concesionarias" de las autopistas afectadas.

Así, tras la advertencia del Gobierno y a preguntas de los periodistas sobre si el Govern teme otro 155, Artadi ha pedido al PSOE "una reflexión" para que "no se vuelva a equivocar" con la aplicación de ese artículo de la Constitución: "Apelaríamos a que el PSOE no se deje llevar por discursos como el de Pablo Casado -presidente del PP-", ha afirmado la consellera.

Y ante la constatación de que a su juicio desde algunos partidos "cualquier excusa es buena" para pedir de nuevo el 155, ha apelado al Gobierno central a que "transite por otro camino, el del diálogo".

Ante la próxima reunión del Consejo de Ministros el 21 de diciembre en Barcelona, Artadi ha aseverado que el Govern no ha recibido ninguna "comunicación formal" sobre su celebración y que ni siquiera sabe dónde tendrá lugar, por lo que aún no se está trabajando en el dispositivo de seguridad.

En todo caso, ha remarcado que la Generalitat va a "garantizar todos los derechos, tanto el de protesta, como el de libertad de expresión y el de reunión", y que será capaz de mantener el orden público con los Mossos d'Esquadra.

De esta manera ha descartado que el Ministerio del Interior tenga que desplazar agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado a Cataluña para esta fecha.

Con el fin de cerrar la polémica sobre las declaraciones de Torra abrazando la vía eslovena -que incluyó un conflicto bélico con decenas de muertos-, Artadi ha subrayado que hay un "consenso absoluto" en el ejecutivo de que la vía debe ser la del "pacifismo".

Así, ha defendido que el Govern, con una posición "unánime" a su juicio entre JxCat y ERC, transita por "la vía catalana", que "tiene que ver con democracia y pacifismo", y ha remarcado en este sentido que cada país tiene su propio proceso, que es "incomparable".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin