Ecoley

El director teatral ruso Kiril Serébrennikov se declara inocente en juicio por malversación fondos

Moscú, 7 nov (EFE).- El director teatral ruso Kiril Serébrennikov, acusado de malversación de fondos públicos y en arresto domiciliario desde hace más de un año, se declaró hoy no culpable en el tribunal Meschanski de Moscú donde comenzó el juicio en su contra.

"No me reconozco culpable, porque nunca le he robado nada a nadie", dijo Serébrennikov al inicio de la sesión judicial.

Agregó que tampoco se le puede acusar de haber articulado un grupo criminal. "Solo he creado un grupo teatral", afirmó en la sala del juzgado.

Además de Serébrennikov, otras cuatro personas vinculadas con la compañía Séptimo Estudio, creada por el director, están acusadas de malversar 133 millones de rublos (más de 2 millones de dólares) de fondos destinados entre 2011 y 2014 al proyecto "Plataforma" de popularización y desarrollo del arte moderno.

Serébrennikov sostiene que estos fondos públicos fueron empleados exclusivamente para el fin al que fueron asignados: la realización del proyecto experimental "Plataforma", que fusiona teatro, música, danza e imagen.

El pasado día 1 el director ruso fue condecorado con la medalla de la Orden de las Artes y las Letras de Francia, con grado de comendador, distinción que entrega el Ministerio de Cultura de dicho país desde el año 1957 a personalidades relevantes del ámbito artístico y la literatura en el mundo.

Entre otras cosas, el arresto domiciliario le impidió a Serébrenikov, también cineasta, acudir a ese país para asistir al Festival de Cannes de este año, donde su cinta "Leto" ("Verano") competía por la Palma de Oro.

Serébrennikov, que ha recibido el apoyo de numerosas personalidades de la cultura rusa y extranjera, considera que los cargos contra él son una "tremenda injusticia" y ha pedido ayuda al público.

Mientras, el presidente ruso, Vladímir Putin, ha negado que se persiga al director, aduciendo que de ser así su último espectáculo "Núreyev", que causó una gran controversia, no habría sido puesto en escena en el Teatro Bolshói.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin