Ecoley

La activista reformista iraní sigue en arresto domiciliario, según sus hijas

Teherán, 6 may (EFE).- Las hijas de la activista reformista iraní Zahra Rahnavard, esposa del excandidato a la Presidencia Mir Hosein Musaví, negaron hoy que las autoridades hayan puesto fin al arresto domiciliario de su madre, impuesto en 2011.

"No se ha emitido ninguna sentencia de liberación por el momento", dijeron las hijas de Rahnavard y Musaví, según la web reformista Kaleme, en respuesta a las informaciones publicadas hoy sobre el fin del arresto domiciliario de su madre.

Esa noticia, publicada en varias agencias semioficiales iraníes, fue confirmada a Efe por el diputado reformista Qasem Mirzaí Neku, miembro del comité para la eliminación del arresto domiciliario.

Mirzaí Neku explicó que las autoridades comunicaron a Rahnavard la decisión "antes del año nuevo" iraní, que se celebró el pasado 21 de marzo, aunque lamentó que la medida es insuficiente al seguir Musaví en arresto domiciliario.

Las hijas de los dirigentes reformistas indicaron en su nota que "ha habido una apertura en las comunicaciones y las visitas de la familia" a sus padres, pero que estos siguen "privados" de retomar sus actividades sociales.

También subrayaron que la puerta de salida de la casa sigue cerrada y que los agentes de seguridad siguen teniendo acceso a parte de la vivienda.

En el comunicado, instaron además a las autoridades a terminar lo antes posible con "el cruel arresto domiciliario" de sus padres.

Rahnavard, Musaví y otro de los aspirantes reformistas a las elecciones presidenciales de 2009, Mehdi Karrubí, viven bajo arresto domiciliario y prácticamente incomunicados desde febrero de 2011.

Las autoridades iraníes los califican de "líderes de la sedición" por haber dirigido las protestas de ese año del Movimiento Verde contra la reelección del presidente ultraconservador Mahmud Ahmadineyad, que los reformistas consideraron un fraude.

Musaví, en agosto de 2016, rechazó una propuesta de liberación a cambio de abandonar sus actividades políticas.

El presidente iraní, el moderado Hasan Rohaní, ha prometido liberarlos, una de las mayores demandas de los jóvenes reformistas, y en alguna ocasión se ha quejado de que es una medida que escapa a sus prerrogativas.

La liberación de los líderes del Movimiento Verde, así como el fin de las restricciones impuestas al expresidente reformista Mohamad Jatamí, cuentan con la oposición del núcleo duro de la judicatura iraní, de corte conservador.

En los últimos meses, hubo rumores sobre el fin del arresto domiciliario antes del fin de año iraní, desmentidos recientemente por el fiscal general de Teherán, Abás Yafarí Dolatabadí.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin