Ecoley

Las empresas reforzarán su área legal contra la corrupción

Por la izquierda, Álex Bermúdez Lane, director de los servicios jurídicos de Grupo Eulen, Isabela Pérez Nivela, directora legal de Coca-Cola European Partners Iberia, y José María Elías de Tejada, socio de Deloitte Legal. Fernando Villar

Las empresas reforzarán sus servicios jurídicos para adaptarse a las nuevas exigencias del cumplimiento normativo tras la reforma penal que permite una nueva responsabilidad penal para las personas jurídicas. En concreto, el 96 por ciento de las compañías aumentará o mantendrá la demanda de servicios legales en los próximos meses y el 68 por ciento de las organizaciones asume ya que su principal reto es asegurar el cumplimiento normativo.

Así lo subrayan los datos del Observatorio Legal de la Empresa en España, elaborado por Deloitte Legal. "Los objetivos del Observatorio son conocer la estructura, necesidades y perspectivas del área jurídica de las empresas españolas; analizar las necesidades de internacionalización de servicios en el ámbito empresarial, así como los criterios de selección e identificar los factores de riesgo de naturaleza legal que se perciben por parte de las empresas" señaló ayer Luis Fernando Guerra, socio director de la firma, durante la presentación del informe.

El documento, que por primera vez se incluye en el Barómetro de Empresas de Deloitte, establece una correlación entre el tamaño de las empresas y la existencia de un departamento jurídico. De este modo, el informe señala que prácticamente la totalidad de las compañías que facturan más de 300 millones de euros tienen un área interna. Además, el 62 por ciento de las compañías paneladas por el Barómetro con una facturación inferior a 30 millones de euros carece de este departamento.

"Hay que tener un adecuado talante entre el abogado interno y el abogado externo", señaló ayer Isabela Pérez Nivela, directora legal, de cumplimiento y riesgos de Coca-Cola European Partners Iberia. La experta apostó por sinergias y colaboración entre ambos equipos. "Uno aporta el conocimiento de todo lo relativo a la compañía y el otro objetividad, al verla desde fuera", añadió.

Según el informe, las materias a las que los departamentos jurídicos dedican más tiempo son los asuntos contractuales, societarios, administrativos y de cumplimiento legal o compliance. En cualquier caso, el Barómetro muestra una disparidad entre sectores. De este modo, una de las tareas más recurrentes de las asesorías jurídicas internas consiste en la gestión diaria de asuntos societarios. Así lo manifiestan el 83 por ciento de las empresas. Por otra parte, la gestión de conflictos y litigios es la especialización a la que se dedican el 70 por ciento de las áreas jurídicas de las compañías. La coordinación con asesores externos es su habitual trabajo en el 68 por ciento de los casos.

Además, el informe apunta que el director del área de asesoría jurídica de las empresas cuenta con un papel relevante en los órganos de gobierno de primer nivel y, en cerca de la mitad de los panelistas, está presente en el consejo de administración y en el comité ejecutivo o de dirección.

Tecnologías, en la agenda

Tras el cumplimiento normativo, las empresas perciben ya en segundo lugar el asunto de la ciberseguridad como el principal reto al que se enfrentan. Es el caso del 36 por ciento de las compañías estudiadas en el Barómetro. En este sentido, en determinados sectores se observan de forma diferente los mencionados riesgos de las nuevas tecnologías. Por ejemplo, en sectores como Seguros o Distribución, la ciberseguridad es percibida como un importante riesgo por el 59 por ciento y 56 por ciento respectivamente, muy por encima de la media.

La morosidad y el incumplimiento contractual es el tercer factor que inquieta a las empresas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado