Ecoley

La muerte de Maza abre una vacante en la Fiscalía General del Estado en un momento crítico

José Manuel Maza, fiscal general del Estado. Imagen: EFE.

El repentino fallecimiento del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, abrió el domingo un período de interinidad en el ministerio público en plena judicialización del desafío independentista catalán, cuya estrategia había liderado personalmente con mano firme el fallecido jurista.

Maza, que apenas llevaba un año en el cargo, falleció el sábado en Buenos Aires de forma inesperada a los 66 años como consecuencia de una insuficiencia renal aguda, tras ser ingresado por sentirse indispuesto tras su participación en la Asamblea de Ministerios Públicos Iberoamericanos.

Aunque sus funciones las asumirá de manera inmediata su número dos, el teniente fiscal del Tribunal Supremo Luis Navajas, lo hará de forma provisional, por lo que el Gobierno tendrá que empezar a buscar sin demora a su sustituto, un proceso que podría tardar dos o tres semanas al tener que participar en el mismo varias instituciones.

El período de interinidad coincide con dos importantes causas abiertas por delitos como rebelión y sedición a líderes políticos catalanes en la Audiencia Nacional y en el Tribunal Supremo, y con candidatos a las elecciones autonómicas del 21 de diciembre en prisión provisional.

"Se nos ha ido muy pronto y se nos ha ido además en un momento crítico para nosotros", dijo el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, a RNE.

La ley prevé que el fiscal general del Estado sea nombrado por el Rey a propuesta del Gobierno, una vez oído el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que tendría celebrar en breve un pleno con este objetivo.

Calificado de "azote del 'procés'" por el diario La Vanguardia del domingo, la inflexible posición de Maza ante el reto independentista catalán le granjeó duras críticas de varios sectores, y el Gobierno tendrá que dar ahora con un nuevo jurista de reconocido prestigio que esté a la altura del desafío.

"(Hay que) buscar, determinar, identificar una persona que pueda cumplir a satisfacción una responsabilidad tan grave como esta y cumplir estos trámites, por lo tanto no es previsible que antes de dos tres semanas pueda producirse a un nombramiento", dijo Lesmes, que defendió la dignidad y lealtad de Maza en el ejercicio de su cargo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin