Ecoley

Bruselas pone en marcha el Consejo Fiscal Europeo

Foto: Archivo

En la misma línea que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AiRef) de nuestro país, que tiene por objeto velar por la sostenibilidad de las finanzas públicas, ayer entró en vigor la normativa que regula el nuevo Consejo Fiscal Europeo Independiente.

El organismo tendrá carácter consultivo para la Comisión Europea en materia de supervisión fiscal multilateral, y evaluará la aplicación del marco fiscal de la Unión Europea. En particular, velará por la coherencia de las decisiones y la ejecución de la supervisión presupuestaria, los posibles casos de incumplimiento especialmente grave de las normas, y la adecuación de la política fiscal a nivel nacional y de la zona del euro.

El Consejo desempeñará sus funciones con independencia y elaborar sus dictámenes sin que interfiera ninguna institución, organismo, oficina o agencia nacional o europea, aunque su secretaría estará adscrita administrativamente a la Secretaría General de la Comisión.

Entre sus cometidos está el asesorar a la Comisión sobre la futura política fiscal de la zona euro; también podrá asesorar sobre las políticas fiscales nacionales para preservar su coherencia con las normas del Pacto de estabilidad y crecimiento.

Cuando el organismo detecte riesgos económicos, su asesoramiento irá acompañado de consideraciones políticas. Además, en su funcionamiento contará con la cooperación de los consejos fiscales nacionales para el intercambio de las mejores prácticas y tratará de facilitar el entendimiento sobre cuestiones relacionadas con el marco fiscal de la Unión Europea.

Composición

El Consejo está compuesto por un presidente y cuatro miembros, aún pendientes de nombramiento. El primero se encargará de supervisar la ejecución de las tareas confiadas al propio Consejo y de garantizar su buen funcionamiento; además, convocará y presidirá las reuniones del organismo.

La Comisión será quien designe al presidente y a uno de los miembros, a propuesta del propio presidente, previa consulta al vicepresidente responsable del Euro y el Diálogo Social y al comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas.

Los otros tres miembros los designará la Comisión a propuesta del presidente, previa consulta a los consejos fiscales nacionales, al Banco Central Europeo y al grupo de trabajo del Eurogrupo. Su mandato será de tres años y solo podrán ser renovados una vez.

La normativa exige que todos ellos sean expertos internacionales de renombre. Además, en el ejercicio de sus funciones actuarán con independencia y no solicitarán ni aceptarán instrucciones de las instituciones u órganos de la Unión, de ningún Estado ni de ninguna otra entidad pública o privada.

Los miembros del organismo están obligados a comunicar cualquier conflicto de intereses en el ejercicio de sus funciones. Además, el Consejo publicará un informe anual de sus actividades, con un resumen de las recomendaciones y evaluaciones presentadas a la Comisión.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud