Ecoley

El tercer imputado en el caso de la Fundación Cela era mayordomo en la casa de Marina Castaño

En la causa también están imputados el exgerente de la entidad y la propia viuda del Nobel

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 (EUROPA PRESS)

El tercer imputado en la causa que investiga el Juzgado número 2 de Padrón (A Coruña) sobre supuestos delitos de malversación, estafa, apropiación indebida y fraude en relación a la Fundación Cela es Rubén Darío V.M., que fue mayordomo en la casa de Marina Castaño en Madrid.

Fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) han confirmado a Europa Press que el tercer imputado en esta causa judicial es esta persona, junto con la viuda del Nobel gallego y el exgerente de la Fundación Cela, Tomás Cavanna Benet. Los tres serán llamados a declarar como imputados en fechas próximas, una vez que la titular del Juzgado número 2 de Padrón reciba un informe del Ministerio fiscal y pueda fijar la fecha exacta de sus declaraciones.

Por su parte, Lola Ramos, la vecina de Iria Flavia que denunció las irregularidades en la Fundación Cela que originaron la denuncia de Fiscalía, explicó a Europa Press que esta persona fue mayordomo de la casa de Marina Castaño, aunque figuraba como ordenanza de la institución que en Padrón homenajea al Nobel gallego.

En la denuncia de Fiscalía sobre este caso, presentada a mediados de 2012, se indicaba que varios empleados que figuraban como trabajadores de la Fundación Cela, que pagaba sus salarios, "en realidad prestaban sus servicios en actividades privadas del matrimonio Cela", uno de ellos incluso "en el propio domicilio" madrileño de Castaño.

La Fiscalía argumentaba que el empleo de subvenciones de la Fundación Cela para contratar a este personal, aunque ejercían su trabajo en el ámbito privado, "era una práctica habitual desde hace algunos años" y que Marina Castaño lo seguía haciendo.

SOCIEDADES INTERPUESTAS

El fiscal de Santiago, Álvaro García Ortiz, había denunciado en el juzgado de Padrón a Marina Castaño y al exgerente de la Fundación Cela por un supuesto delito de malversación de caudales públicos. La denuncia detectaba también "base" para investigar la posible comisión de delitos de estafa, apropiación indebida y otros, como fraude fiscal, por el desvío a una sociedad privada de las devoluciones del IVA de la Fundación Cela, que está exenta de tributación, así como por cargar a esta entidad cultural gastos privados.

En la querella consta que la sociedad Lengua y Literatura AIE (Agrupación de Interés Económico), constituida con un 80% de capital de la Fundación Cela y un 20% aportado por Marina Castaño a través de otra sociedad que dirige desde su propia vivienda, denominada Letra y Tinta, pudo haber gestionado las subvenciones de la Fundación Cela y abonado las facturas de la misma, de manera que habría obtenido "grandes cantidades de dinero en concepto de devolución de IVA".

Fiscalía sostenía en su denuncia que, a raíz de sus investigaciones, Lengua y Literatura AIE "pudiera encubrir devoluciones de IVA" y tener la finalidad de cargar los gastos de la fundación, de forma que actuaría como una sociedad interpuesta. Así, consideró que "al menos en inicio, quedan acreditados parte de los hechos denunciados", por lo que propuso judicializar las diligencias y ya en 2012 planteaba que se tomase declaración "en calidad de imputados" tanto a Marina Castaño como a Tomás Cavanna.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud