Ecoley

El móvil del asesinato de Meredith Kercher fue "humillarla", según los jueces

Roma, 29 abr (EFE).- Los jueces del Tribunal de Apelación de Florencia (norte) descartaron el móvil sexual en el asesinato de Meredith Kercher y señalaron que la estadounidense Amanda Knox y el italiano Raffaele Sollecito, supuestos autores del crimen, pretendieron "humillar" a la joven británica.

Según los medios locales, esta es la tesis que contiene las motivaciones publicadas hoy de la sentencia del pasado 30 de enero con la que se condenó a Knox y a Sollecito a 28 y 25 años de prisión, respectivamente.

Ambos se encontraban en el lugar de los hechos la tarde del asesinato, acompañados, además, por el marfileño Rudy Guede.

Los jueces apuntan en las motivaciones que el clima en el piso de estudiantes era tenso dado que entre la británica y la estadounidense "no había simpatía recíproca".

Según la reconstrucción de los hechos, Knox, que había consumido estupefacientes, invitó a Guede al piso y su comportamiento "poco educado" hizo enfadar a la británica que pidió explicaciones a su compañera de piso, la principal imputada de este mediático suceso.

Este hecho suscitó una fuerte discusión entre ambas inquilinas que culminó con la violación y el apuñalamiento de Meredith.

Según dichas motivaciones, el encargado de violarla fue Guede, "animado por el instinto sexual" mientras que Knox y Sollecito bloqueaban a la víctima con la intención de "humillarla", hasta que la estadounidense apuñaló su cuello.

De este modo los jueces de Florencia rechazan y califican de "poco creíble" la tesis que apunta a que los cuatro jóvenes pudieron participar en una orgía de trágicas consecuencias.

El caso ocurrió durante la noche del primero de noviembre de 2007, cuando la joven británica Meredith Kercher, de 21 años, fue asesinada en su domicilio de Perugia, ciudad en la que estudiaba gracias a una beca de intercambio estudiantil.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin