Ecoley

Decomisan en Bolivia dos toneladas de mineral con supuesto uranio en edificio

La Paz, 28 ago (EFE).- La policía de Bolivia decomisó hoy dos toneladas de minerales con supuesto uranio, valoradas en 50 millones de dólares, en un céntrico edificio de La Paz cercano a varias embajadas, entre ellas las de EEUU y España, informaron las autoridades.

Agentes de elite realizaron el operativo en un garaje del edificio Illimani, situado en la avenida Arce, donde están varias legaciones, y detuvieron a cuatro bolivianos cuando trasladaban una carga con rocas de un vehículo a otro en costales de yute y nailon.

"Presumimos inicialmente, preliminarmente, que existe uranio en esos materiales sólidos", dijo el ministro de Gobierno, Carlos Romero, en una rueda de prensa ofrecida en la noche de hoy cerca del garaje custodiado por los agentes policiales y fiscales.

Romero subrayó que harán nuevos exámenes de laboratorio para determinar el volumen de uranio en la carga, en medio de pedidos de expertos geofísicos de que no se cause alarma si no se tiene plenamente comprobado el contenido.

El ministro enfatizó que inicialmente se estableció que la carga no causa una "onda expansiva de material radiactivo que ponga en peligro la salud de la población", pese a que horas antes autoridades de su ministerio reaccionaron con mayor alarma.

Por la tarde, Romero anticipó a los medios que se calcula que el material tiene un valor de 50 millones de dólares y afirmó que en casi todos los países del mundo se prohíbe el comercio de las sustancias radiactivas porque sirven para armas nucleares.

"En todas las legislaciones del planeta generalmente el manejo del uranio es de monopolio exclusivo estatal, no es de uso ni de manipulación de particulares. En Bolivia existe una prohibición de manejar materiales que comprometan la salud pública", dijo de su parte, el viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez.

La sorpresa por el hallazgo fue mayor porque en Bolivia teóricamente no se explota uranio y la hipótesis inicial de las autoridades es que se trata de una carga en tránsito, posiblemente hacia Europa, desde Brasil o Chile donde sí se produce ese material.

El material decomisado fue enviado hoy a oficinas de la Policía, aunque luego será trasladado a laboratorios especializados.

El material fue cargado y manipulado por las mismas personas detenidas, en medio de una preocupación generalizada por el riesgo que representa para la salud estar cerca del supuesto uranio.

La gente de las oficinas vecinas quedó atónita al enterarse de la versión de que supuestamente había material radiactivo oculto en el subterráneo del edificio y que hoy iba a ser retirado del lugar.

El jefe del grupo al mando de la operación, el coronel Freddy Torrez, precisó que la intervención fue el resultado de una investigación que duró mes y medio porque tenían información de que hoy podría hacerse una transacción de venta de uranio.

Según la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) es la primera vez que en el país se encuentra un depósito con supuesto material radiactivo en ese volumen.

Uno de los detenidos es un ingeniero de apellido Espinoza, quien, según Pérez, alegó que solo era depositario del mineral que le habían dejado tiempo atrás pero no dio detalles de quién es el propietario.

Otros de los detenidos dijo que se trataba de tantalio, pero Romero señaló que presumen que esa versión es para "camuflar" la manipulación de la carga radiactiva, sin cumplir con las normas de seguridad o los protocolos que fija la legislación para estos casos.

El presidente de la Comibol, Héctor Córdoba, dijo a radio Erbol que el hallazgo es "preocupante" y "sorprendente" porque "el país no está explotando formalmente este mineral".

Recordó que hace 40 años hubo un intento del país de explotar uranio en la zona andina de Potosí, pero que después fue cancelado por los elevados y la situación del mercado en ese momento.

El geofísico privado Jorge Tellería se presentó esta noche en el lugar y expresó sus dudas porque consideró poco probable que un comerciante o minero pueda almacenar uranio en costales y trasladarlo en camionetas por el peligro que corre.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint