Ecoley

Economía rebajará la responsabilidad de los auditores a sólo cuatro años

El anteproyecto de Ley de Auditoría mejora sustancialmente el tratamiento de la responsabilidad de auditores, al reducir de 15 a cuatro años la prescripción, o lo que es lo mismo, el periodo en que se podrá exigirles indemnizaciones por sus errores, según han confirmado fuentes del sector.

También el nuevo proyecto fija una responsabilidad profesional proporcional al daño efectivamente causado, aunque a día de hoy no se han establecido porcentajes, que posiblemente podrían entrar en un próximo desarrollo reglamentario. El sistema de responsabilidad proporcional supone que el Auditor demandado es responsable ante el tercero perjudicado sólo por el importe de los daños equivalente a su cuota de responsabilidad en el acto desencadenante de la reclamación.

Un año después de que expirase el plazo establecido para la adaptación de la Octava Directiva de Auditoría, la Comisión Europea decidió el pasado mes de junio llevar ante el Tribunal de Justicia Europeo a España, además de a Italia, Irlanda y Austria.

Ahora, los trabajos que se están realizando sobre el nuevo anteproyecto parece que han entrado en la vía definitiva, por lo que los auditores consultados destacan la agilidad con que está trabajando el nuevo presidente del Instituto de Contablidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), José Antonio Gonzalo, desde su llegada al puesto a finales de junio.

Inviabilidad del sistema

Las propuestas que se decidan finalmente deberán atenerse a los límites establecidos por la Recomendación de la Comisión Europea, de 5 de julio de 2008, que formaliza la idea de que un sistema ilimitado de responsabilidad de auditores no es viable ni conveniente, puesto que supone una barrera de entrada y crecimiento de nuevos competidores en el mercado de auditoría, dificulta la cobertura de seguros y supone un riesgo para los mercados de capitales.

La Recomendación de la Unión Europea propone tres posibles métodos para limitar la responsabilidad, pero indica que serían posibles otros métodos equivalentes. El primero se basa en una cifra máxima o en una fórmula. El segundo es el que se refiere a la responsabilidad proporcional sobre el daño causado (no solidaria entre el auditor y el administrador de la empresa afectada).

Y, finalmente, el tercero se basa en un acuerdo entre la compañía auditada y el auditor (bajo ciertas condiciones).

Propuesta razonable

Algunos de los auditores que participan en las consultas consideran razonable la propuesta presentada por CiU en el Congreso, el pasado 8 de junio, en la que propone que por la comisión de faltas muy graves se imponga a la sociedad auditora una multa relativa sobre sus fondos propios del último año, en lugar de hacerlo sobre la facturación al cliente, como ocurre ahora, eliminando las cantidades absolutas y cambiándolas por porcentajes (hasta seis veces la facturación del último año al cliente afectado).

España es, actualmente, el único país que mantiene la responsabilidad ilimitada para los auditores, desde la reforma de la Ley 19/1988, de Auditoría, a través de la Ley 44 / 2002, Ley Financiera. El Tribunal Supremo ha consolidado la doctrina que impone a los auditores la obligación de responder de todos los daños y perjuicios que los tribunales consideren que se han producido a las sociedades auditadas y a terceros como consecuencia de los errores cometidos en sus informes, sin que se tenga en cuenta la responsabilidad que en la comisión de estos errores puedan tener los administradores.

Dos sentencias, una de 9 de octubre de 2009 y una segunda de 5 de marzo de 2009, impusieron sanciones millonarias a dos de las principales auditoras como consecuencia de demandas interpuestas por sociedades auditoras, que se consideraban dañadas por los informes emitidos.

Independencia profesional

La propia ley es la que determina la forma en que los auditores han de ejercer su función para cumplir su finalidad, que es de garantía. Por ello, el incumplimiento de sus obligaciones supone falta de diligencia. Esta diligencia, según el artículo 1.104 del Código Civil, les es exigible más allá de lo que se puede requerir a un deudor común.

Otro de los aspectos importantes de la reforma afectan al nivel de calidad, a la rotación de las empresas auditoras y a la independencia de los profesionales con respecto a sus clientes. El anteproyecto, en este último aspecto, se ha vuelto a redactar y será debatido en la reunión de mañana al haber resultado excesivamente farragoso y difícil de entender.

En este capítulo se trata de regular que el auditor sea independiente y no participe en el proceso de toma de decisiones de la entidad auditada, así como que no mantenga relación financiera, comercial, laboral o de otro tipo, incluyendo la prestación de servicios adicionales no relacionados con la auditoría sobre la cual trabajen.

En el texto del anteproyecto se han incluido salvaguardas para atenuar las amenazas a la independencia, y en caso de que éstas no resulten suficientes para asegurar la independencia, el auditor tendrá que abstenerse de realizar la auditoría o enfrentarse a las sanciones pertinentes.

comentariosforum13WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 13

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

balta
A Favor
En Contra

Pues nada, a animarse tod@s a realizar ingeniería contable. Viva la contabilidad creativa!!! ¿Quieres ser un Madoff de la vida?

Si a los 4 años no te han pillado, ya puedes dormir tranquil@. Vaya chapuza!!!

Puntuación 7
#1
2
A Favor
En Contra

Totalmente de acuerdo con nº1. ¿no queríamos ir por ese nuevo camino de rigor en el que se valorara el trabao bien hecho y la profesionalidad? Con esta medida vamos por el lado contrario: Quitémonos responsabilidad de nuestros actos. Firma, cobra y luego espera sólo cuatro años. Tremendo

Puntuación 3
#2
ANDALUZ
A Favor
En Contra

Pero aún a día de hoy alguien se cree que los auditores son independientes ? Por favor que no nos toemn por tontos a los ciudadanos, ya sabemos quien paga a los auditores y por eso las auditorías en España no sirven para nada de nada.

Los ciudadanos somos mucho más inteligentes.

Puntuación 1
#3
anonimo estudiante
A Favor
En Contra

lo mejor q podria pasar es que se cambiara la ley de auditoria , no estoy de acuerdo con ninguno de ustedes .

ser auditor conlleva mucha responsabilidad y muchos riesgos que asumir ,aunque es verdad q en ciertas profesiones siempre hay gente mala que hace mala fama al resto , pero si ustedes supieran todas las dificultades que tenemos los auditores para ser imparciales y para poder realizar nuestros informes como es firmar una poliza fianza con una aseguradora por 300 000 euros desde que comienzas como auditor junior

Puntuación -2
#4
Rambo
A Favor
En Contra

¿Y qué responsabilidad tiene un presidente de gobierno que arruina y lleva a la miseria a toda una nación?

Puntuación 5
#5
blas
A Favor
En Contra

Está claro que aquí casi nadie tiene ni idea de la responsabilidad que comporta ser auditor y de las dificultades que encontramos en nuestro trabajo.

Puntuación -1
#6
lmig
A Favor
En Contra

#6 aquí no se está hablando de falta de responsabilidad del auditor sino de desvinculación de la misma pasada un corto período de tiempo. Yo al menos no dudo de la capacidad y profesionalidad del auditor. Pero, si se audita bien, ¿ que problema hay de mantener 15 que 30 años ?. Lo que creo es que la mayoría de las veces no se os deja auditar bien. Más bien es una presión política del lobby auditor.

Puntuación 6
#7
fin
A Favor
En Contra

Con estas inescrupulosas decisiones (tendentes a "proteger" al forúnculo de la sociedad) el régimen francofascista da sus últimas boqueadas acelerando su descomposición.

Puntuación 3
#8
emilio
A Favor
En Contra

Se pasa de la responsabilidad ilimitada por la sentencia del Supremo de 5/3/09, que tanto malestar causó entre los auditores, a una ridícula limitación a cuatro años. Claro, es que sino los auditores no se prestarían a auditar la gran mentira de esta pseudorecuperación económica del sistema financiero y de la empresas, reflejado en una Bolsa manipulada por interés de los gonbiernos para que nos creamos la "reactivación económica"

Puntuación 1
#9
auditorilo
A Favor
En Contra

Parece que todos están en contra de los auditores. Y en parte tienen algo de razon pero no toda.

Por mi experiencia, que aunque breve ya he visto cosas, hay dias en los que parece que el trabajo que has realizado no sirva de nada.

De llegar aun cliente con unos bº de unos 300.000e y proponer los ajustes que consideramos correctos, cambiandole el rdo a -300.000 tras la pertinente conversacion con nuestro socio (el que firma el informe) nos comunica que hay que dar beneficios como sea.Ahi si que deberia de haber una responsabilidad ilimitada.

Pero en la mayoria de casos, nos toca dicutir acaloradamente, primero con los administradores despues con los socios y por ultimo con los asesores fiscales, abogados y demás para que se incluyan los ajustes que proponemos, y no creais que los informes salen siempre limpios de salvedades.

Puntuación 5
#10
Joaquim
A Favor
En Contra

Las Auditorias són la estafa del Capitalismo; allí es donde está la gran mentira, allí es donde está la Manzana podrida!!

Puntuación 2
#11
Joaquim
A Favor
En Contra

Porque las compañias auditoras no encuentran personal? Porque abusan de los novatos, pagan una mierda y hacen asumir un montón de responsabilidad para que luego se hinchen los de siempre a costa de su responsabilidad... vamos, que hay que ser gilipollas!!

Puntuación 2
#12
Joaquim
A Favor
En Contra

Ni salvedades ni gilipolleces, si alguien miente se le ha de penar legalmente; DE-LI-TO!! Y nada de empresas privadas, que los Auditores formen parte del poder judicial, tipo inspectores de Hacienda, otro gallo cantaria!!

Y cuanto mas grande sea la empresa, mas se tiene que usar la Lupa!! Otra recomendacion es poner multas a las Agencias de Rating por cada cagada grande que hagan, así se lo pensarian dos veces antes de poner AAA.

Puntuación 2
#13