Ecoley

La Justicia europea tumba el recurso de Bruselas contra España por la gestión de residuos

  • Luxemburgo asegura que el escrito se envió demasiado pronto
  • "Aún no podía invocarse la Directiva en esa fecha", asegura la sentencia
Foto: Archivo.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha rechazado el recurso de la Comisión Europea contra España por el incumplimiento en la gestión de residuos de Canarias y Baleares. El Tribunal europeo señala que, al enviar el escrito de requerimiento a España el 18 de noviembre de 2016, Bruselas reprochó un incumplimiento de determinadas obligaciones previstas en la Directiva 2008/98 que aún no podía invocarse en esa fecha.

"La Comisión Europea interpretó incorrectamente la obligación de los Estados miembros de asegurarse de que los planes de gestión de residuos se evalúen, como mínimo, cada seis años y se revisen en la forma apropiada", señala la sentencia, dictada hoy. "En efecto, entendió que los Estados miembros estaban obligados a revisar esos planes en los seis años siguientes a la fecha de entrada en vigor de la Directiva, es decir, a 12 de diciembre de 2008", reconoce.

"La Comisión Europea inició prematuramente la fase administrativa previa del procedimiento", explica el TJUE

Sin embargo, subraya que "esa obligación de evaluar y, en su caso, de revisar los planes de gestión de residuos adoptados por las Comunidades Autónomas de Islas Baleares y de Canarias sólo pudo surgir a partir de la fecha en que expiró el plazo de transposición de la Directiva, es decir, el 12 de diciembre de 2010".

Por consiguiente, el plazo señalado a los Estados miembros para cumplir esa obligación no finalizaba hasta pasados seis años de la expiración del plazo de transposición de la referida Directiva, es decir, el 12 de diciembre de 2016. "Al requerir al España, el 18 de noviembre de 2016, para que pusiera fin al supuesto incumplimiento de dicha obligación, la Comisión Europea inició prematuramente la fase administrativa previa del procedimiento", explica.

"La obligación surgió después del escrito de incumplimiento", destaca el fallo

Dado que la obligación cuyo incumplimiento alega la Bruselas no surgió hasta después de que se emitiera el escrito de requerimiento, la Comisión Europea no podía invocar válidamente incumplimiento alguno de la citada obligación. "Estimar lo contrario iría en contra del principio de seguridad jurídica", sostiene el fallo.

El Tribunal de Justicia europeo concluye que lo mismo cabe afirmar del supuesto incumplimiento de la obligación de notificar cualquier revisión sustancial de los planes de gestión de residuos. "Al ser esta obligación de notificación accesoria a la obligación de revisión de los mencionados planes de gestión de residuos, sólo una vez concluido el procedimiento de evaluación y de eventual revisión de esos planes será posible examinar el alcance de la revisión y declarar, en su caso, que un Estado miembro ha incumplido la obligación de notificación", señala. "Por consiguiente, la Comisión tampoco podía alegar válidamente incumplimiento alguno de la obligación de notificación antes de que expirase el mencionado plazo de seis años, es decir, antes del 12 de diciembre de 2016", apunta.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0