Laboral

La pausa del bocadillo no disfrutada debe ser retribuida pero no como hora extra

  • El Supremo concluye que tal retribución supondría un aumento de la jornada ordinaria
  • El fallo subraya que el descanso entra dentro del tiempo máximo de trabajo convenido

Las pausas para el bocadillo que no disfruten los empleados deben ser retribuidas con una compensación económica adicional. Sin embargo, el Tribunal Supremo rechaza que el empresario las abone como si se trataran de horas extras.

La sentencia, de 12 de noviembre de 2015, subraya que no utilizar el tiempo establecido para comer el bocadillo comporta un exceso sobre la jornada habitual ordinariamente exigible, que debe ser retribuido "no sólo con la remuneración propia del tiempo efectivo de trabajo y a través del pactado salario mensual, sino también con la cantidad adicional prevista para tal supuesto específico en la normativa convencional aplicable".

El Tribunal recuerda que es un periodo de descanso "no disfrutado pero que entra dentro del tiempo máximo de trabajo que se ha convenido colectivamente". En este sentido, el Supremo tumba el criterio de la Audiencia Nacional que estableció que los periodos de descanso por refrigerio -que duran entre 20 y 30 minutos- que no pueden disfrutarse por el trabajador debían considerarse como horas extraordinarias. La Audiencia sostenía este principio debido a que, a su juicio, este tiempo aumentaba la jornada ordinaria de trabajo de los empleados que no lo disfrutaban.

Ahora, el magistrado Fernando de Castro, ponente del fallo, apunta que al trabajador que no disfrute de este descanso le corresponde, además de la retribución ordinaria incorporada al sueldo mensual por tener la pausa del bocadillo consideración de tiempo efectivo de trabajo, una retribución complementaria, "pero que no es jornada extra".

Trabajo efectivo

El fallo concluye que no disfrutar del tiempo para comer el bocadillo se trata de trabajo efectivo. "Como tal ya está computado a efectos de la jornada anual y como tal ya se halla retribuido con la correspondiente remuneración mensual", indica.

"Dado este cómputo y su consiguiente retribución ordinaria, el hecho de cualquier trabajador no disfrute el descanso no significa que con ello supere la jornada anual pactada, porque los periodos de descanso están incluidos en ella. En momento alguno la representación de los trabajadores ha pretendido que se hubiese superado la jornada máxima prevista convencionalmente", concluye la sentencia.

El Tribunal Supremo resuelve así el recurso de Adif contra la sentencia de la Audiencia Nacional. La pausa para el bocadillo se halla incluida y retribuida en la jornada anual colectivamente pactada, que en Adif son 1720-1728 horas. En este caso, es la normativa laboral de Renfe la que debe aplicarse, cuyo artículo 197 prevé una compensación para quienes no gocen de ese descanso.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum10

nicaso
A Favor
En Contra

! Qué chorrada !. Si el tiempo era para el descanso y se pasó el tiempo de descanso a que viene esta historia. Cuando he tenido apuros en el trabajo no me he tomado descanso de ningún tipo y ni se me ocurrió la idea de pasarle el recibo a mi empresa.

Puntuación -17
#1
Pepe
A Favor
En Contra

¿ Qué dice el AltoTribunal Supremo de las horas trabajadas fuera de la jornada laboral ?

Eso no lo ve el Supremo, se encuentra a una altura muy grande.

Se debería vigilar lo mismo que se vigila la circulación y los ingresos del trabajo.

Puntuación 18
#2
El campechano
A Favor
En Contra

Estas cosas solo pasan en empresas públicas. Por los cojones en la privada

Puntuación 33
#3
Bocadillero profesional
A Favor
En Contra

Pues a mi me gusta el bocadillo de Jamón con tomate restregao y un peazo de queso manchego. Una estrella de Levante bien fresca y un cigarrico pa´ terminar! a ver como me la pagan por eso: ´NO TIENE PRECIO´

Puntuación 12
#4
¿Eso qué es?
A Favor
En Contra

¿Qué es una hora extra?

Puntuación 18
#5
Usuario validado en elEconomista.es
cuma
A Favor
En Contra

En eso y en otras tontería por el estilo se entretienen los sindicatos....., sin comentarios !

Puntuación 10
#6
rsl
A Favor
En Contra

Lo que tienen que hacer las empresas es pagar un bocadillo de jamón ibérico de bellota a los trabajadores moros.

A los demás, uno de mortadela, que el anterior se lo comen.

Puntuación 1
#7
Nomiento
A Favor
En Contra

Yo tengo derecho a una semana mas de vacaciones que los fumadores que se tiran 54 horas al año fuera de supuesto de trabajo durante su jornada para su puto vicio que los va enfermar en pocos años.

Ya esta bien, con la "tonteria del pitillo" esta gente se escaquea de su trabajo y se lo pagan. Pues por discriminacion yo reclamo esa semana de mas. Con la entrada de la ley que impide fumar en sitios cerrados esto ha cambiado y tiene que quedar claro lo que implica.

Puntuación 6
#8
Jose
A Favor
En Contra

Cada vez vamos a peor, en cuanto al derecho de los trabajadores, y aquí nadie dice ni piu.

El tiempo trabajado en el descanso del bocadillo del trabajador (aparte de que sale perjudicado, porque NO COME Y HABRÍA QUE AGRADECERSELOOOOO) SIEMPRE SE HA PAGADO COMO "HORA EXTRA PRIMERA LABORAL DE DIARO, NO FESTIVA".

ES LO JUSTO.

Puntuación 3
#9
Usuario validado en elEconomista.es
Paisdeatrezo
A Favor
En Contra

XXIX

Puntuación 0
#10