Inversión sostenible y ESG

Fondos de agua para empapar la cartera con una rentabilidad media del 12%

  • El próximo martes, 22 de marzo, se celebra el Día Mundial del Agua
  • Existen productos centrados en el uso eficiente de este recurso
  • La huella de carbono es muy conocida, pero la huella hídrica aún no
Imagen: iStock

Casi el 30% de la población mundial tiene un acceso limitado al agua limpia, y más de un 60% no dispone de instalaciones sanitarias sostenibles. Esto, que se denomina estrés hídrico, probablemente irá a más, según explica Isabelle Juillard Thompsen, gestora de carteras en DNB AM: "Debido al crecimiento de la población, la urbanización, el aumento del nivel de vida, el cambio climático y el incremento de la producción de alimentos y materias primas, para 2030, más de dos tercios de las personas se verán afectadas por problemas relacionados con el agua en algún momento de su vida", señala a elEconomista Inversión sostenible y ESG.

De ahí que, entre los 17 ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas), el objetivo número 6 sea el de "garantizar la gestión sostenible del agua y el acceso al agua potable, así como a un adecuado sistema de suministro". Precisamente el próximo martes, 22 de marzo, se celebra el Día Mundial del Agua.

Fabricar un par de vaqueros supone un consumo de 8.000 litros de agua; es lo que se denomina "huella hídrica"

Existen fondos de inversión ESG (que siguen criterios ambientales, sociales y de buen gobierno) que abordan esta problemática. Muchos de ellos están clasificados como artículo 9 según el Reglamento europeo de Divulgación, ya que persiguen un objetivo de sostenibilidad concreto (los fondos artículo 8, por su parte, "promueven características de sostenibilidad", y son, por así decirlo, menos exigentes que los artículo 9). En estas carteras podemos encontrar empresas que ofrecen productos y servicios para facilitar un uso eficiente del agua, su tratamiento o su reutilización, por ejemplo.

Estamos acostumbrados a la expresión huella de carbono (indicador de impacto ambiental que se mide en términos de CO2 equivalente), pero no tanto al de huella hídrica, que describe la cantidad de agua utilizada para producir bienes o realizar ciertos servicios. "Por ejemplo, un par de vaqueros supone un consumo de 8.000 litros de agua y una taza de café 132 litros", explica Thompsen. En un escenario en el que el ahorro de agua es un reto esencial, la huella hídrica resulta muy útil para medir el potencial ahorro.

En el último informe sobre el agua elaborado por DWS Research Institute se señala que el reto ahora es que "el inversor minorista e institucional sean conscientes de los riesgos vinculados al agua, y también se reivindica que "los productos de inversión que realmente se ocupan del agua o de otros riesgos ESG deberían tener tarifas más bajas" que los no sostenibles. 

Si nos ceñimos, dentro de los fondos sostenibles, a los que, según Morningstar, se focalizan en el agua, su rentabilidad anualizada a 3 años alcanza, de media, el 11,6%. A 5 años, los fondos que tienen esa antigüedad, que son escasos, se anotan, en promedio, un 9,7%. Y el presente año está siendo aciago para los productos ESG centrados en este recurso: se dejan, de media, un 13,8%.

Destaca el BNP Paribas Aqua C C, que se anota un 14,5% anualizado en el trienio, y un 10,4% en el último lustro. Invierte en compañías que "abordan los desafíos vinculados con el agua", y "que apoyan su protección y su uso eficiente". Entre las principales posiciones en cartera se encuentran American Water Works (empresa de servicios básicos que desarrolla su actividad en EEUU y Canadá ); la francesa Veolia (que ofrece servicios de gestión de agua y residuos), y el fabricante suizo de tuberías Georg Fischer.  

El RobecoSAM Sustainable Water Eqs M2 EUR se ha anotado un 13,7% anualizado en el trienio, pero solo en 2022 su retroceso alcanza el 15,7%. Se posiciona en empresas que participan en la cadena de valor del recurso hídrico, y particularmente en aquellas que son "más eficientes con él que otras de su categoría". El 60% de su inversión la realiza en EEUU, y el valor con más peso en cartera es PerkinElmer, multinacional centrada en la salud y el medio ambiente.

Por su parte, el SWC (LU) EF Sustainable Global Water AA, de Swisscanto, repunta un 13,6% anualizado en el trienio. En 2021 se disparó más de un 38%, pero en lo que llevamos de 2022 cae un 16,5%. En cartera, cotizadas como la estadounidense Waste Management, dedicada a la gestión de residuos y a los servicios ambientales, o Evoqua Water Technologies, que brinda soluciones de tratamiento de agua. 

El más grande por patrimonio en este grupo de fondos temáticos es el Pictet-Water P EUR, entre cuyas principales posiciones están el conglomerado Danaher, y la multinacional británica-estadounidense Ferguson, que distribuye productos de fontanería y calefacción. Sube un 13,1% en el trienio. Y un 8% anualizado a 3 años repunta el Fidelity Sustainable Water & Waste Fund E Acc EUR, que se disparó casi un 31% el año pasado y que en el presente ejercicio cede un 15%. Casi la mitad de su cartera la tiene en empresas de EEUU, con referentes como American Water Works.  

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud