Inversion a Fondo

Capital Strategies: "Invertir está más difícil que nunca; todos los activos están cogidos con alfileres"

Daniel Rubio, CEO de Capital Strategies.

Capital Strategies se ve a sí misma como a una farmacéutica: está permanentemente reinventándose. "Si nos miras en 2005 éramos una compañía y si nos miras en 2018 probablemente seremos otra".

Rastrean qué tipo de gestoras y fondos pueden ser interesantes en el mercado español y ofrecen una puerta de entrada para instalarse en él. Esa es la esencia detrás de Capital Strategies Partners, una agencia de valores fundada por Daniel Rubio y Gregory Ratliff en el año 2000 que está presente, con sus oficinas, en Perú, Italia, Lisboa y Madrid.

¿Comercializan estos productos en exclusiva?

Sí, en exclusiva desde una perspectiva mayorista. Es decir, colocamos el producto en las grandes redes de ejecución y luego hablamos con los grandes mayoristas, los bancos, por si quieren incluirlos dentro de su gama de arquitectura abierta.

¿Para quién son las clases de fondos que venden?

Para todo el mundo. Somos la oficina de la gestora en España. Y de la misma forma que Fidelity cubre clase institucional para pensiones y clase retail para lo que vende Santander, nosotros hacemos lo mismo. No tratamos solo con finalista, sino también con alguien que distribuye a retail o banca privada.

¿Comercializan estos fondos en los países en los que están o son acuerdos sólo para España?

Idealmente pedimos trabajar en todos los mercados, pero podemos encontrarnos a alguien que tiene una oficina en Santiago de Chile y sólo está interesado en Europa. Por ejemplo, nos podemos encontrar con una gestora española que no necesita ayuda en España, pero tiene mucho interés en estar en Latinoamérica o en Italia.

¿No les da miedo que alguna de las gestoras con las que trabajan abra su propia oficina?

Puede ocurrir, aunque para una gestora nuestro modelo es más potente que abrir una oficina propia en muchos sentidos. Algunas se dan cuenta porque el día uno pueden hacer cross selling, vender a un cliente existente. El mercado español es concentrado y saturado. Tenemos mucha esperanza en que la tendencia que se ha puesto en marcha de agentes y de Eafis continúe porque España estaba muy por detrás de otros países europeos. Es bueno para el cliente particular que le atienda una persona con una cuenta de resultados a que le atienda un empleado que a veces está más dirigido por la presión de un bonus anual.

¿Qué tipo de gestora suelen traer? ¿Son pequeñas?

Algunas son pequeñas, pero otras grandes. Suelen ser especialistas, pero no necesariamente pequeñas. Algunas gestionan por encima de 100.000 millones, como Investec. Tenemos algunas gestoras con bastante nicho, como Global Evolution, de deuda soberana, emergente y frontier; gestoras de bonos de catástrofe; tenemos Muzinich para Latinoamérica para high yield; tenemos una gestora de quality equity que se llama Seilern, un antiguo family office. En private equity trabajamos con Stepstone, que asesoran más de 100.000 millones, sobre todo a fondos soberanos. Hablando de private equity, vemos que la gestión activa se está viendo atrapada por la gestión pasiva y por la ilíquida. Observamos esta tendencia con cuidado para ver qué propuesta podemos traer de ilíquido, porque es uno de los pocos caminos para obtener rentabilidad.

En el caso de Stepstone, ¿los fondos que venden son de capital riesgo o son UCITS que invierten en capital riesgo?

Son fondos de capital riesgo cerrados, luxemburgueses, armonizados y demás..., pero liquidez y capital riesgo no machean. Estamos mirando la parte de gestión pasiva, sobre todo en el mundo del smart beta. En el fondo estamos convencidos de que el auge de la gestión pasiva hará que la gestión activa gane mucho más dinero en el futuro.

¿Por qué?

Cuanto más gestión pasiva, más ineficiencias por definición. Es cierto que hay pocos gestores que batan al S&P 500, pero en el mundo hedge hay cientos, porque el talento en EEUU está en hedge. ¿Qué pasa? Que la gestión activa cobra un 1-1,5% y la pasiva 0,25-0,3%, y en España hemos tenido mucha gestión pasiva cobrando como activa. Había gente no tan preparada en cajas, en determinados sitios llevando hasta renta variable japonesa gestionando con lo que lee en prensa y le cuenta un broker. Eso no es gestión activa, es gestión irresponsable.

¿Qué productos tienen ahora?

Un 25% en high yield, un 25% en fondos multiactivos, otro 25% de acciones y el resto algo de renta fija emergentes y alternativos. Desgraciadamente, hay productos que no llegan al público general por problemas regulatorios o porque los bancos no son capaces de desarrollar esa casilla. Por ejemplo, hace poco vimos un fondo que se encargaba de invertir en litigaciones, financia pleitos en Reino Unido. Tenemos un fondo luxemburgués sobre esto. Tenemos un cajón de sastre con cosas de ese tipo que puede interesar a un family office o a quien busque algo muy descorrelacionado.

¿Y qué demanda el mercado español?

Compañías de valor y protección para la subida de tipos. Pero estamos en un momento, desde que ganó Trump, en el que no sabemos si ha cambiado el paradigma o no. Y no sabemos si lo de la protección de subida de tipos es una moda o si dentro de cuatro meses vamos a estar en la misma vaina de buscar rentabilidad donde sea.

¿Dónde encuentra hueco ahí el conservador?

En fondos multiactivos con volatilidades inferiores a 3 o, si pueden permitirse la iliquidez, debería buscar activos ilíquidos en plazos más largos. Si prácticamente en ningún escenario vas a tener necesidad de disponer el 50% de tus activos financieros, busca alternativas ilíquidas porque la iliquidez se paga.

Por países, ¿gusta más Europa o Estados Unidos?

El mercado tiene más interés en Europa por un tema de valoraciones, de recuperación y por momento del ciclo. Sin embargo, a largo plazo, Estados Unidos siempre va a ganarnos, a no ser que se empeñen en la construcción europea de verdad. Sin embargo, está más difícil que nunca. Todo está cogido con alfileres.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin