Bolsa, mercados y cotizaciones

EEUU se convertirá en el mayor productor de petróleo del mundo en 2017

EEUU podría superar a Arabia Saudí y Rusia y convertirse en el mayor productor mundial de petróleo en 2017, según ha asegurado hoy la Agencia Internacional de la Energía (AIE) en un informe de perspectivas para el mercado energético.

El cambio podría tener unas consecuencias enormes a nivel global, tanto políticas, como económicas, y es una muestra más del poder de la denominada revolución del esquisto (shale revolution) que está mutando el panorama energético global.

"Alrededor de 2020, se prevé que EEUU se convierta en el mayor productor global de petróleo (...) El resultado es una caída continuada de las importaciones de crudo en la medida que se convertitá en exportador neto de petróleo a partir de 2030, lo que acelera el cambio en el sentido de las rutas estratégicas que llevan el crudo de Oriente Próximo hacia el mercado asiático", señala la agencia dependiente de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

EEUU y algunos países europeos han invertido mucho en este tipo de petróleo y gas esquisto (también denominado gas pizarra) y empresas como el gigante de la minería BHP Billiton han apostado también muy fuerte por esta nueva materia prima.

"EEUU se encuentra a la vanguardia de una radical transformación en la producción de gas y petróleo que afectará a todas las regiones del mundo", dijo la directora general de la AIE, Maria van der Hoeven, en la presentación en Londres del informe 'World Energy Outlook 2012'.

En este sentido, la AIE destaca el incremento de la producción registrado en EEUU, el mayor consumidor mundial de crudo, al aplicar métodos no convencionales de extracción de gas y petróleo (shale gas y shale oil) que estimulan la actividad económica del país al facilitar a la industria precios más competitivos para el gas y la electricidad, al mismo tiempo que cambia el papel de EEUU en el comercio global de energía.

Así, el escenario central de la AIE antes este "cambio radical" en los flujos globales del mercado energético señala que EEUU se convertirá en exportador neto de gas a partir de 2020 y será "autosuficiente" en materia energética a partir de 2035.

De este modo, la irrupción de EEUU como exportador neto de petróleo implicará el cambio de destino de los flujos internacionales de comercio energético, ya que para 2035 aproximadamente un 90% de las exportaciones de crudo de Oriente Próximo se dirigirán hacia Asia.

En los seis primeros meses de 2012, EEUU fue capaz de cubrir el 83% de sus necesidades de petróleo a través de sus propios recursos, según los datos del Departamento de Energía de EEUU, que apuntan a que el país podría cerrar el año con la mejor ratio desde 1991.

Fuerte aumento de la demanda

Por otro lado, el informe de la AIE contempla un fuerte incremento de la demanda global de petróleo, que para 2035 alcanzará los 99,7 millones de barriles diarios (mb/d), frente a los 87,4 mb/d de 2011.

China, India y Oriente Próximo serán responsables del 60% de este crecimiento, mientras que apenas se apreciará crecimiento por parte del consumo de los países de la OCDE, donde se llevará a cabo un pronunciado cambio hacia el gas y las energías renovables.

De hecho, el informe de la AIE espera que las renovables sean la segunda fuente de producción de energía eléctrica en 2015 y ya en 2035 se sitúen cerca del carbón, aunque advierte de que este rápido incremento depende de los subsidios, que en 2011 sumaban 88.000 millones de dólares (68.750 millones de euros), pero que en 2035 deberían llegar a los 4,8 billones de dólares (3,7 billones de euros).

Por contra, la agencia constata menor ambición en lo que respecta a la energía nuclear, después de que varios países hayan revisado sus políticas al respecto tras la catástrofe de Fukushima, aunque se espera que países como China, Corea del Sur, India y Rusia aumenten su capacidad de producción de energía nuclear.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud