Internacional

Trump veta la entrada a la Casa Blanca al periodista de la CNN al que se enfrentó

  • Encontronazo entre el presidente y Jim Acosta en una rueda de prensa
  • "Ya está bien; quitadle el micro", pidió Trump para cerrar el incidente
  • Los corresponsales de la Casa Blanca consideran el veto "inaceptable"

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, ha informado este miércoles de que han vetado la entrada al periodista de la cadena de televisión estadounidense CNN Jim Acosta, quien ha protagonizado un enfrentamiento verbal con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el marco de una rueda de prensa.

"Como resultado del incidente de hoy, la Casa Blanca ha suspendido la entrada al reportero involucrado hasta nuevo aviso", ha señalado Sanders a través de su cuenta en la red social Twitter.

Tras un pequeño choque entre Acosta y Trump, el periodista ha intentado formular una última pregunta sobre la investigación por la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016, que catapultaron a Trump a la Casa Blanca, pero no ha podido. "Ya está bien (...) Quitadle el micro", ha sentenciado Trump. Ante las directrices del mandatario, una trabajadora de la Casa Blanca finalmente ha retirado el micrófono del reportero de la CNN.

Por su parte, Sanders ha manifestado que el mandatario defiende la prensa libre y que está dispuesto a contestar "preguntas difíciles hacia sobre él y su Administración". Sin embargo, ha añadido que "nunca toleraremos que un reportero ponga sus manos sobre una mujer joven que está tratando de hacer su trabajo como interna de la Casa Blanca", algo a lo que el reportero ha contestado diciendo: "Esto es una mentira".

"Esta conducta es absolutamente inaceptable. También es completamente irrespetuoso para los compañeros del periodista por no darles la oportunidad de hacer una pregunta", ha añadido.

Veto en la puerta de la Casa Blanca

El propio Acosta ha publicado un vídeo en su cuenta de la red social Twitter, en el que mostraba cómo un agente del Servicio Secreto de Estados Unidos le niega la entrada a la Casa Blanca y le pide que le devuelva la credencial.

La CNN ha afirmado que el veto de entrada a su reportero se ha hecho "en represalia a sus desafiantes preguntas en la rueda de prensa" y ha recalcado que Sanders ha mentido. "Ha proporcionado acusaciones fraudulentas y citado un incidente que nunca sucedió", ha señalado la cadena en un comunicado. "Esta decisión sin precedentes es una amenaza para nuestra democracia y el país merece algo mejor", ha manifestado CNN, añadiendo que apoya totalmente a Acosta.

Apoyo del resto de periodistas

El gesto hostil de Trump hacia Acosta no ha dejado indiferentes al resto de sus compañeros de profesión. La Asociación de Corresponsales en la Casa Blanca (WHCA) ha denunciado que la decisión del Gobierno estadounidense de retirar la acreditación al periodista de la CNN tras el enfrentamiento verbal es "inaceptable", al tiempo que ha exigido que se le devuelve la credencial por considerar que solo cumplió con su trabajo. "Revocar su acceso a la Casa Blanca es una decisión fuera de lugar frente a la supuesta ofensa y es inaceptable", ha señalado la organización, que agrupa a los periodistas acreditados para informar desde la sede presidencial estadounidense.

La WHCA ha mostrado su apoyo al comportamiento de Acosta en la rueda de prensa y ha subrayado que tiene derecho a preguntar con el tono y la frecuencia que crea oportuno. "Los periodistas pueden usar diferentes enfoques para hacer su trabajo y la WHCA no controla el tono y la frecuencia con la que preguntan los periodistas a altos cargos del Gobierno, incluido el presidente. Estas interacciones, aunque puedan parecer incómodas, ayudan a definir la fortaleza de nuestras instituciones nacionales", ha explicado.

Por otra parte, la organización Comité para la Libertad de la Prensa ha exigido la devolución de la acreditación para Acosta y ha respaldado el comportamiento del reportero de la CNN cuando preguntaba a Trump. "Esto es claramente un castigo sin precedentes e inapropiado por parte de la Administación Trump por lo que percibe como una cobertura injusta por parte del periodista y la falsa descripción de los hechos por parte de la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, es insultante no solo para los periodistas del país sino para el pueblo", ha afirmado.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.