Internacional

Los republicanos avanzan en el proceso de aprobación de Kavanaugh sin esperar al informe del FBI

  • "Es hora de dejar atrás esta asquerosa exhibición", ha dicho McConnell

El líder de la mayoría en el Senado de EEUU, Mitch McConnell, ha presentado una petición formal para avanzar en el proceso de aprobación del juez Brett Kavanaugh como candidato al Tribunal Supremo, a pesar de que el FBI aún no ha presentado siquieras las conclusiones de la investigación abierta por presuntos abusos sexuales.

"Es hora de dejar atrás esta asquerosa exhibición", declaró McDonnell, horas antes de presentar la petición para la denominada 'votación de cierre', que podría tener lugar este viernes. Si prospera, el pleno del Senado se pronunciaría sobre la idoneidad del candidato en un plazo máximo de 30 horas, previsiblemente el fin de semana.

El procedimiento avanza sin que el FBI haya remitido al Senado el resultado de sus pesquisas sobre los presuntos abusos de Kavanaugh. Fuentes citadas por la agencia de noticias Reuters han asegurado que el informe será entregado en principio este jueves.

Sin embargo, ya son varias las personas que se han quejado de no haber sido contactadas por el FBI, entre ellas Christine Blasey Ford, una compañera de instituto de Kavanaugh que denunció haber sido víctima de un ataque en el año 1982 durante una sesión extraordinaria celebrada la semana pasada en la Comisión de Justicia en el Senado.

Los abogados de Ford han cuestionado en un comunicado la labor del FBI, en la medida en que consideran que "no puede llamarse investigación" a un análisis que no incluye una entrevista con la supuesta víctima o con testigos que acreditan la veracidad de lo que contó ante los senadores.

"Estamos profundamente decepcionados por el hecho de que, después del tremendo sacrificio que (Ford) hizo al dar un paso al frente, quienes dirigen la investigación del FBI no están interesados en buscar la verdad", han lamentado los abogados.

Kavanaugh ha negado las acusaciones de Ford, así como las de otras dos mujeres que también han denunciado abusos presuntamente sufridos durante la década de los ochenta. El candidato al Supremo critica una persecución política, algo que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha contribuido a alentar burlándose de las víctimas y poniendo en duda sin pruebas sus historias.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.